PSV 0 – 0 Atlético de Madrid: El Calderón jugará la vuelta

Primero contra once, y luego contra diez, el Atlético de Madrid no pudo obtener ventaja en la ida de los octavos de final de la Champions League ante un PSV muy sólido que no concedió apenas ocasiones de gol. De feudo a feudo, el PSV aguantó en el Philips Stadion y el Atleti estará obligado a superar en el Calderón al conjunto de Phillip Cocu en la vuelta. El empate a cero final pone en apuros a Simeone y sus pupilos.

No salió el Atlético de Madrid en actitud contemplativa. Al contrario que en otros encuentros, el conjunto de Simeone apostó esta vez por adelantar la presión a campo contrario para hacerse con la posesión del balón el mayor tiempo posible, consciente de su superioridad técnica. Un arranque visitante realmente abrumador del que Vietto pudo haber sacado petróleo muy pronto, y es que al tercer minuto de juego el argentino estuvo muy cerca de adelantar al Atleti gracias a un pase largo y medido de Gabi; el joven punta picó la bola ante la salida del guardameta Zoet en el mano a mano, pero el zaguero Bruma despejó la pelota antes de que se introdujera en la portería holandesa. Enmudeció en un segundo el animoso Philips Stadion.

No calló por contra el PSV, que reaccionó al susto con posesiones largas y atrevimiento en ataque. El que más arriba se vino en estos compases iniciales fue Locadia, al que el subidón le llevó a buscar un penalti lanzándose a una piscina sin agua. No picó el colegiado italiano, aunque tampoco amonestó al centrocampista holandés tal y como dicta el reglamento. A partir de ahí, la batalla por la posesión estuvo servida. Posesión muy vertical, eso sí. Las intentonas se fueron sucediendo sin concretarse en ocasiones claras de gol. Un intento de vaselina por parte de Koke que atrapó Zoet sirvió de nuevo aviso al PSV, que dejaba demasiado espacio entre sus centrales para las incursiones de los jugadores atléticos. Y precisamente estos desajustes defensivos no tardó en aprovecharlos el hombre más rápido del Atleti, Griezmann. En el minuto treinta, el francés perdonó el primer tanto de la noche en Holanda tras fallar un mano a mano ante Zoet, impecable toda la noche, quien adivinó el intento de vaselina del ‘7’ tras recibir un buen balón al espacio. Una ocasión que volvió a espolear a los hombres de Phillip Cocu y les llevó en la jugada siguiente a disponer de una oportunidad igual de clara: tras una serie de rebotes dentro del área, Propper fusiló desde el punto de penalti a Oblak, que sacó una mano espléndida para sostener a su equipo. Dos minutos de zozobra absoluta tras una larga tensa calma que sólo los guardametas, en una y otra área, pudieron disipar. Y así se llegó al descanso, con un dominio compartido y un dominador nada claro. ‘Tipical’ Atleti.

Tras la reanudación, Simeone no lo vio nada claro. Seguía el Atleti sin estar cómodo sobre el césped y sin poder incomodar en exceso al PSV, y decidió el técnico argentino dar un paso al frente metiendo en el campo a Fernando Torres en detrimento de Vietto, que estuvo voluntarioso en el esfuerzo y movilidad. Experiencia y explosividad eran los efectos buscados por el ‘Cholo’. Movimiento de acción reacción, porque en la jugada siguiente el conjunto madrileño encontró el tesoro del gol, aunque Orsato se lo arrebató al instante. Efectivamente, Godín cometió falta al saltar en un córner y su gol fue correctamente invalidado. Esa acción fue la más destacada de la segunda mitad hasta entonces, y corría ya el minuto 65. Poca acción en las áreas hasta que en el 68′ Gastón Pereiro se inmoló. Con una tarjeta amarilla, el atacante del PSV saltó con el codo en alto y vio su segunda tarjeta, siendo expulsado por el colegiado. Se animó el Atlético entonces con un hombre más en el césped.

Gabi y Torres fueron los primeros en atreverse. El capitán lo hizo con un trallazo lejano que repelió Zoet, y el ‘9’ colchonero remató alto desde dentro del área un centro lateral. El paso al frente de los de Simeone se hizo patente. Restaban veinte minutos para asestar un zarpazo a los octavos de final de la Champions, y el ‘Cholo’ puso más dinamita en el campo dando entrada a Correa por Saúl. El contramovimiento de Cocu, quitar a Guardado y reforzar la zaga con Hendrix. De ahí hasta el final, los arreones atléticos fueron constantes con intentonas, principalmente, de Torres y Correa. El argentino, muy activo desde su entrada, buscó el premio con ahínco y sin fortuna. La misma fortuna finalmente que sus compañeros. Pese a estar en superioridad numérica durante algo más de veinte minutos, el Atlético de Madrid no encontró el camino al gol y se deja los deberes para la vuelta en el Calderón, donde sólo le vale ganar (o ir a los penaltis con otro empate a cero). El PSV demostró ser un rival a la altura de la competición y tendrá sus opciones en la vuelta, allá por el 15 de marzo.

 

Ficha Técnica

PSV: Zoet; Arias, Bruma, Moreno, Willems; Guardado (Hendrix min.74), Pröpper, Van Ginkel; Gastón Pereiro, Locadia (Lestienne min.85), Narsingh (Isimat-Mirin min.65).

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Savic, Godín, Filipe; Koke, Gabi, Saúl (Correa min.74), Óliver Torres; Griezmann, Vietto(Torres min.60).

 

Árbitro: Daniele Orsato (Italia). En el PSV, amonestó con dos tarjetas amarillas a Gastón Pereiro (53′ y 68′), por lo que vio la tarjeta roja en el 68′. Por parte del Atlético de Madrid, amonestó con tarjeta amarilla a Savic (21′).

Philips Stadion, ante 35.000 espectadores.

Hugo Fernández

Estudiante de Comunicación Audiovisual en Granada haciendo las veces de periodista. Amante del deporte desde crío, ahora aspira a poder dedicarse a ello profesionalmente detrás de un micrófono. Redacción y locución, tanto monta, monta tanto.

También te podría gustar...