Atlético de Madrid, equipo de leyendas

Adelardo celebrando la consecución de la Intercontinental

La historia del Atlético de Madrid no se puede entender sin algunos nombres propios. Jugadores que dejaron su firma en la memoria de cientos de aficionados, los cuales se rindieron ante grandes estrellas del fútbol mundial. Muchos de los trofeos que ostenta el Atlético hubiesen sido imposibles de alcanzar si no fuera por algunos de estos jugadores, que hicieron del Atleti su casa y de la rojiblanca su bandera.

Los precursores de la primera mitad de siglo

Tras dos décadas en las que el Athletic de Madrid pasó por los campos de O´Donnell y el Retiro, en 1923 se inaugura el primer gran estadio del club rojiblanco: El Metropolitano. Por el césped de uno de los terrenos con mayor capacidad de la época (50.000 espectadores) pasarían grandes jugadores que harían historia al conseguir los primeros títulos del club: Desde Elícegui hasta Adelardo, pasando por Marcel Domingo o Collar.

Julio Antonio Elícegui (1933-1940)

El primer título a nivel nacional llegó en la temporada 1939/1940, cuando el Athletic Club de Madrid se alzó con su primera Liga. En aquella campaña Elícegui o, como era llamado por la prensa, el “Expreso de Irún”, anotó diez de los cuarenta y tres tantos que les dieron el campeonato a los madrileños. El navarro era un hombre de área, uno de los primeros grandes goleadores de la entidad rojiblanca, que pasaría a la historia por rechazar a Real Madrid y Barcelona por fichar por el Athletic de Madrid estando en el Real Unión.

Germán Gómez Gómez (1939-1947)

Tras la consecución del primer campeonato liguero, llegó la fusión entre el Aviación Nacional y el Athletic de Madrid, naciendo así el nuevo Atlético-Aviación. Este equipo, que fue considerado el mejor durante la posguerra, estaba dirigido desde el mediocampo por Germán, un centrocampista de la época, sacrificado en defensa y capaz de llevar la batuta del equipo. Con él en la medular los colchoneros revalidaron la Liga en la temporada 1940/41, título que no volverían a conseguir en nueve años. Germán vistió la elástica atlética un total de 175 partidos a lo largo de siete temporadas, en las que logró dos Ligas y una Copa de Campeones de España.

Marcel Domingo (1948-1951)

Uno de los primeros extranjeros en marcar un antes y un después en el Atlético de Madrid, fue el guardameta francés Marcel Domingo. Únicamente Luis Aragonés, Simeone y él han logrado ganar el campeonato liguero como jugador y como entrenador en el club colchonero. Marcel fue partícipe de las Ligas de 1949/50 y 1950/51, donde compartió vestuario con otras grandes figuras como Escudero, Ben Barek o Silva. Veinte años después de dejar la portería del Metropolitano regresó para, ya en el Vicente Calderón, conseguir la Liga de 1969/70, instaurando el famoso contragolpe que tanto caracterizó al Atlético.

Enrique Collar (1952-1969)

El de Sevilla fue uno de los grandes iconos del Metropolitano. Un extremo izquierdo experto en el contragolpe, que logró hacerse con la Liga de 1965/66, la Copa de España en 1960, 1961 y 1965 y Recopa de Europa en 1962. Formó parte de la plantilla del club durante 15 temporadas, las cuales se vieron interrumpidas por una campaña en el Cádiz y otra en el Real Murcia. Muchos siguen recordando a Collar como “el Niño”, con el permiso de Torres, que arrebató al Real Madrid de Di Stefano dos Copas de España en su propia casa, alzándose campeón en 1960 en el Santiago Bernabéu ante los merengues. El 28 de mayo de 1972 la hinchada rojiblanca acudió en masa para realizar un homenaje al ya retirado Collar en el Manzanares.

Adelardo Rodrígez Sánchez (1959-1976)

Cuando los atléticos echan la vista atrás hay un jugador que nunca pasa por alto, Adelardo. El mediocentro extremeño puede que sea una de las mayores leyendas aún vivas del club del Manzanares, el cual conquistó diez grandes títulos en el Atlético: Recopa de Europa (1962), Ligas (1965/66, 1969/70 y 1972/73), Copa Intercontinental (1975) y Copas de España (1960, 1961, 1965, 1972 y 1976). Adelardo fue testigo del cambio que se produjo a mitad de siglo en el Atlético de Madrid, viviendo el traslado del Metropolitano al Manzanares y la consecución de las Copas en el Bernabéu y la Intercontinental. Pese a que en su etapa como jugador le costó ganarse a la grada, los atléticos le guardan un enorme cariño, pues es de las pocas leyendas que hasta el año pasado seguía yendo de previa por los alrededores del Vicente Calderón.

Collar controlando un balón

Collar controlando un balón

Las leyendas continentales

Con el Atlético de Madrid ya desplazado a orillas del Manzanares, llegarían los mejores momentos del club a nivel continental, con el duro subcampeonato de la Copa de Europa de 1974 y la consecución de la Intercontinental ese mismo año. Las décadas de los 70 y los 80 no traerían la misma cantidad de títulos que las anteriores, pero prepararían al club para un gran final de siglo.

Luis Aragonés (1964-1974)

Zapatones, como Luis siempre fue conocido, marcó un antes y un después en el Atleti. Como jugador conquistó 3 Ligas (1965/66, 1969/70, 1972/73), 2 Copas de España (1965, 1972) y, como entrenador, 1 Liga (1976), 3 Copas de España (1976, 1985, 1992) y 1 Copa Intercontinental (1975). El de Hortaleza marcó el primer gol de la historia del Vicente Calderón, e hizo tres de los goles que supusieron la famosa remontada ante el Cagliari en octavos de final de la Copa de Europa. A día de hoy sigue siendo el máximo goleador del club con 172 goles, pese a su posición en el mediocampo. Aragonés era un interior con muchísima llegada al área, experto en los lanzamientos de falta que siempre trató de imitar al brasileño Waldo. Todo atlético tiene en la retina su famosa diana ante el Bayern de Munich en la final europea de 1974, cuando Luis, recién golpeada la falta, celebra con los brazos en alto el gol. Como entrenador llegó a dirigir al Atlético 407 ocasiones en liga, donde sigue siendo con 757 partidos el entrenador más veterano del fútbol español, al cual haría tocar el cielo en 2008 con la conquista de la Eurocopa.

José Eulogio Gárate (1966-1977)

Pese a que Zapatones sea el máximo goleador del club, cuando los colchoneros piensan en un goleador no hay otro que se iguale a “el ingeniero del área”. Gárate consiguió el trofeo pichichi durante tres temporadas consecutivas (1968/69, 1969/70 y 1970/71), y aún muchos de los que le vieron jugar aseguran que es el mejor delantero que ha vestido la zamarra rojiblanca. Cursó los estudios de ingeniería industrial, de donde se decía que venía su elegancia y pureza con el balón en los pies. Se alzó campeón de Liga en tres ocasiones (1969/70, 1972/73, 1976/77), otras dos de Copa (1972 y 1976) y en otra de la Intercontinental, escribiendo parte de la historia del club a base de goles.

Rubén Ayala (1973-1979)

“El Ratón” Ayala completa junto a Garate y Aragonés parte de aquel equipo de leyenda de mediados de los 70. El ariete argentino fue uno de los primeros en aterrizar en el Manzanares, corriente que luego muchos de sus compatriotas seguirían. Vistiendo los colores rojiblancos se alzaría con la Intercontinental, la Liga de 1976/77 y la Copa de 1976. Tras estallar con San Lorenzo y llevar al ciclón a lo más alto, llegó al Atlético con el cartel de estrella, como aún se le recuerda. Su velocidad y capacidad para poner centros al área desde la banda lanzaron al Atlético a la final de la Copa de Europa, la cual no pudo disputar tras cumplir sanción debido al bronco partido en semifinales frente al Celtic de Glasgow. Marcó 45 tantos en las seis campañas que vistió de colchonero, dejando su nombre escrito en la memoria del cub.

Juan Carlos Arteche (1978-1989)

Pese a que la fama de los delanteros atléticos es enorme, hay defensas capaces de imponerse a esta realidad, “Artechenbauer” es uno de ellos. El central cántabro se alzó con una Copa de España en 1985 y la Supercopa ese mismo año, dejando once temporadas de imperioso poderío defensivo en el Paseo de los Melancólicos. En el Atleti pulió su técnica, que todos recuerdan tosca en sus años de fútbol en Cantabria, llegando a adquirir la confianza que le permitía salir desde atrás con una enorme arrancada que muchos compararon con la del kaiser.

Once titular en la final de Heysel ante el Bayern

Once titular en la final de Heysel ante el Bayern de Munich en 1974

Los héroes de las Copas y el Doblete

Con la llegada del final de siglo los problemas en las oficinas se trasladaron al césped, cuando el Atlético, pese a tener una gran plantilla, descendió a Segunda División. Pese a este trágico episodio en la historia del club, los 90 trajeron grandes momentos como la conquista de la Copa en el Bernabéu ante el eterno rival o la consecución de la Liga y la Copa en 1996.

Paulo Futre (1987-1993 / 1997-1998)

Cuando hablamos de cracks que han vestido la elástica rojiblanca, tenemos que hablar de Futre. El portugués llegó a finales de los ochenta en una operación al más puro estilo Jesús Gil, con el que a lo largo de los años mantendría una relación de amor-odio. El luso ganó dos Copas de España (1991 y 1992), siendo esta última la más recordada al conseguirse en el Bernabéu ante el Real Madrid, con un gol de Futre para la historia. Con el Atleti disputó 216 encuentros y anotó 51 tantos, convirtiéndose en el ídolo de cientos de aficionados de la época. La vinculación del portugués al club sigue siendo muy sólida, llegando a asistir al fondo sur del Calderón para ver en directo un Atlético-Valencia en 2012.

Francisco Narváez (1993-2001)

Todos alguna vez hemos celebrado un gol haciendo el arquero, que según Kiko era una forma de observar a la grada para ver su reacción. El medallista olímpico pudo ver como el Calderón estallaba de alegría con sus goles, que en la temporada 1995/96 guiaron al Atleti hacia el Doblete, una de las mayores gestas en la historia del club. Por si no fuera suficiente, Kiko permaneció en el equipo en su estancia en Segunda, aunque en 2001 acabaría viajando rumbo a Milán para fichar por los italianos, operación que no se pudo completar debido a sus problemas en los tobillos. Al igual que Futre, Kiko sigue llevando al Atleti allá por donde va, guardando nada más que buenas palabras hacia el club.

José Luís Pérez Caminero (1993-1998)

Pese a que Caminero acabó logrando la gloria con el Atlético, muchos le recuerdan por ser el hombre que supo sacar adelante al equipo en los años anteriores al Doblete. Antic, entrenador del combinado madrileño por entonces, confesó en repetidas ocasiones la admiración que sentía hacia el mediocentro. Entre sus grandes momentos no solo destaca el Doblete, también marcó el gol que completó la remontada ante el Barcelona por 4-3 y dejó en el suelo a Miguel Ángel Nadal en el Camp Nou con un regate que aún se recuerda. Caminero actualmente es el Directo Deportivo de la entidad colchonera.

Diego Pablo Simeone (1994-1997 / 2003-2004)

“El Cholo” Simeone fue el jugador que hoy se ve en el banquillo. La garra, entereza y capacidad de liderazgo hicieron de este mediocentro uno de los mejores de su tiempo. Con más de cien internacionalidades con Argentina y una enorme trayectoria deportiva en su país, España e Italia, Simeone marcó un antes y un después en el Atlético. Formó parte de aquella plantilla que logró el Doblete, pero en 2003 regresó para despedirse, temporalmente, del Manzanares, donde acabaría regresando para lograr una Europa Legue (2011/12), una Supercopa de España (2014), una Copa (2013) y una Liga (2014). Sus logros y su carisma como entrenador han marcado la historia moderna del Atlético, la cual se conoce como “cholismo”.

Milinko Pantic (1995-1998)

Los clavales rojiblancos de Margarita recordarán siempre los córneres de Pantic. Aquellos centros medidos al área sirvieron para alcanzar el Doblete, que siempre llevará impresa la figura de Milinko. Solo tres temporadas le sirvieron al centrocampista serbio para marcar a toda una grada, que con Pantic en el campo celebraba las faltas al borde del área como si de goles se tratase.

Futre segundo antes de anotar en la final de Copa en el Bernabéu Foto vía: GentikaRock

Futre segundos antes de anotar en la final de Copa en el Bernabéu. Foto vía: GentikaRock

Los nombres del nuevo siglo

La entrada del nuevo milenio trajo consigo los mejores momentos en la historia del club, pero no sin antes atravesar por etapas de gran incertidumbre. A finales de 2011 Simeone aterrizó en el banquillo del Manzanares, acabando con la peor de las rachas ante el eterno rival y volviendo a revalidar títulos a nivel nacional después de diecisiete años de sequía.

Antonio López (2000-2002 / 2004-2012)

Antonio López fue el capitán de un equipo que acabaría logrando grandes hazañas tras muchos años de dudas. En 2010 con Quique Sánchez Flores en el banquillo, logró ganar una Europa League y una Supercopa de Europa. El lateral izquierdo alicantino volvería a llevar al Atleti a la conquista de una segunda Europa League en 2012. Al término de aquella temporada anunció su salida del club, con el que debutó en Segunda División en 2001. López ha sido uno de los grandes capitanes que ha tenido el Atleti en las últimas décadas.

Fernando Torres (2001-2007 / 2015- )

En aquellos años de inquietud colchonera por la falta de títulos, el buque insignia del club fue “El Niño”. Tras atravesar todas las categorías inferiores y rechazar ofertas del Real Madrid hasta en 3 ocasiones, Torres debutó en 2001 en Segunda con 17 años, y tras el ascenso del equipo se convirtió en el ídolo de toda la afición. En 2007 salió dirección Liverpool, pero no sin antes dejar una buena suma de dinero en las arcas del club. Su segunda etapa como rojiblanco trajo grandes momentos como los cuartos de Copa en los que se eliminó al Real Madrid, aunque también momentos dolorosos como la final de Champions de Milán. En total Torres ha anotado 104 goles como rojiblanco, aunque aún no ha podido cumplir su sueño de ganar un título con el Atlético.

Luis Amaranto Perea (2004-2012)

Han sido muchos los extranjeros que han pasado por las filas del club, aunque muy pocos llegaron a trascender tanto como Perea. El central colombiano era hasta hace unas semanas el extranjero con más partidos jugados con la camiseta colchonera, con un total de 314 encuentros disputados. Todos le recordaran por su velocidad, con la cual conseguía contrarrestar algunas debilidades defensivas. Pese a que no fue un central de gran despliegue técnico, nunca dejó de sudar la camiseta, ganándose así el cariño de toda la hinchada. Ganó la Europa League en 2010 y 2012, junto con la Supercopa de 2010.

Gabriel Fernández (2003-2004 / 2005-2007 / 2011- )

Junto con Antonio López, Gabi ha sido el capitán por excelencia del moderno Atlético de Madrid. Con la llegada de Simeone se vio al mejor mediocentro de sus tres etapas como rojiblanco, siendo la representación sobre el césped del técnico argentino. En tan solo tres temporadas logró llevar al Atleti a lo más alto, consiguiendo una Europa League (2012), una Supercopa de Europa (2012), una Copa del Rey (2013), una Liga (2013/14) y una Supercopa de España (2014). Pese a todos estos logros, la carrera de Gabi siempre estará condicionada por las dos finales de Champions en las que los de Simeone cayeron derrotados. Desde su debut en 2004, el madrileño siempre ha demostrado su sentimiento de pertenencia al club, lo cual le convierte en el orgullo de toda una afición, que ve reflejados en Gabi los valores atléticos.

Diego Godín (2010- )

“El Faraón” siempre será recordado por entrar en la historia del Atlético de Madrid de cabeza. Su gol en el Camp Nou ante el Barcelona supuso el empate que les dio a los colchoneros su título de Liga más reciente. Aquel año el central charrúa y Miranda formaron la mejor defensa de Europa, lo cual le supuso el reconocimiento internacional que merecía. Comparte los mismos títulos que Gabi, al igual que la garra y dotes de liderazgo que le hacen ser una pieza clave dentro del cuadro de Simeone. Actualmente es el extranjero con más partidos, y sin vistas de dejar de acrecentar esta marca.

Amanda Sampedro (2007- )

La llegada del nuevo milenio no solo trajo grandes éxitos al club, sino que también hizo desarrollar su fútbol femenino. El Atlético de Madrid Femenino a día de hoy es una pieza clave dentro de la entidad colchonera, de la cual Sampedro es el buque insignia. La capitana atlética llegó con 9 años a las categorías inferiores, donde progresó hasta llegar al primer equipo. Con diez temporadas en la élite, Amanda es la jugadora referencia para miles de colchoneras, que ven en ella la posibilidad de llegar a defender sus colores vestidas de corto. La mediocentro capitaneó a su equipo hasta la consecución de una Copa de la Reina (2015) y una Liga (2015/16), lo cual lanzó a la madrileña a formar parte de la historia del Atlético, en una trayectoria de la cual queda mucho por escribir.

Antonio López y Perea posan junto a Adelardo y Simeone

Aquí solo hemos recogido la historia de veinte futbolistas de los cientos que han pasado por el vestuario colchonero. Aunque sea una simple mención, no podemos dejar pasar por alto nombres como Escudero, Peiró, Miguel San Román, Ufarte, Reina, Heredia, Pereira, Toni, Abel Resino, Vizcaino, Manolo, Aguilera, Reñones (con dos cojones), Superlópez, Solozábal, Mono Burgos, Forlán, Ujfalusi, Falcao o Raúl García. Al igual que grandes estrellas que, pese a su corta estancia, brillaron con luz propia: jugadores como Leivinha, Dierceu, Juninho, Hasselbaink, Vieri, Baltazar o Alemao. Nunca olvidaremos las lágrimas que derramaste por nosotros Pichichi Hasselbaink.

Miki Camino

Estudiante de periodismo enamorado del fútbol en todas sus formas @MikiCamino98

También te podría gustar...