Gracias y hasta siempre, Vicente Calderón

Foto vía: Atlético de Madrid

Todavía no me hago a la idea. No me imagino qué será del Manzanares, de los domingos de fútbol y del Atleti sin ti. Han sido 50 años a tu lado. Medio siglo en el que nos hemos alzado con 19 los títulos sobre tu césped. Cinco décadas en las que hijos, padres y abuelos se han dejado la garganta sobre tus gradas. Hoy nos ha tocado despedirnos de la que ha sido nuestra casa, el Vicente Calderón.

El partido frente al Athletic ha sido el último encuentro oficial del club colchonero en el Paseo de los Melancólicos. Ahora el Atleti comienza una etapa en la que el Nuevo Metropolitano será el nuevo feudo rojiblanco, aunque irremediablemente el Calderón seguirá en nuestros corazones.

Su humedad, el frío incesante en invierno únicamente combatido por el calor de la grada, los escalones torcidos, las malas hierbas que llegaron a crecer entre sus cimientos y los miles de recuerdos y experiencias vividas en él, harán que el Vicente Calderón sea eterno.

Hoy no he podido evitar derramar alguna lágrima en su despedida, pero estoy seguro de que al igual que mi abuelo un día me habló del viejo Metropolitano, yo le hablaré a mis hijos del Calderón.

Margarita seguirá colocando el ramo de claveles en el córner, y yo seguiré entonando…“Yo me voy al Manzanares…”

Hasta siempre, viejo amigo.

Miki Camino

Estudiante de periodismo enamorado del fútbol en todas sus formas @MikiCamino98

También te podría gustar...