FC Barcelona – Atlético de Madrid: Molestar y volver a molestar

Es algo que ya nadie obvia en todo el continente. Si hay un equipo con el que nadie quiere toparse por su incomodidad, intensidad, por ser irritante y, si me lo permiten, pesado (en el mejor de los sentidos), ese es el Atlético de Madrid. Un Atleti al que Simeone ha convertido en un conjunto ante todo compacto que acaba siendo un incordio para cualquier rival en virtud de haber exprimido sus armas: presión, compromiso, solidaridad, contraataques. Hoy, el ‘Cholo’ y sus guerreros se juegan buena parte de sus opciones de seguir molestando en Champions en el Camp Nou, donde hace sólo dos días el Fútbol Club Barcelona recibió una dolorosa derrota contra su eterno rival. En el Barça saben que el Atlético de Madrid es el rival más difícil para sacarse la espina. Llega el doctor sacamuelas  a la ciudad condal.

 

Luis Enrique, rival inexpugnable

Seguramente todos los colchoneros tengan en mente aquella eliminatoria europea, también de cuartos de final, del año 2014. Allá por entonces, el Barça era el del Tata Martino y Diego Ribas acabó convirtiéndose en el héroe de la eliminatoria: un golazo suyo allanó el camino en un encuentro complicado como el de hoy en el Camp Nou. Aquel emparejamiento acabó llevándoselo el Atleti en casa, dejando en la cuneta a una de las bestias continentales y confirmándose en un estatus jerárquico superior. Ya era uno de los grandes de Europa. Atrás quedaba la era del ‘Pupas’.

Sin embargo, la tendencia se ha invertido con la llegada de Luis Enrique al banquillo culé. Un triplete avaló su llegada y la resurrección de un Barcelona que volvió a la cima mundial. Desde entonces, y van seis enfrentamientos, Simeone no ha podido ganarle la partida al técnico asturiano, y es que todos los choques se cuentan por victorias azulgranas. Es, por tanto, un nuevo reto éste para los pupilos del ‘Cholo’, que encuentran en ganar de nuevo en una plaza ya mágica para la hinchada rojiblanca la motivación extra necesaria.

 

El Atleti puede hurgar en la llaga

No casa con la filosofía atlética salir al césped de un estadio complicado a tumba descubierta. Por supuesto, ese no será el plan. El repliegue, formar un bloque compacto y muy junto en campo propio, el balón parado y la velocidad de Torres y Griezmann serán las bazas esta noche de un Atlético de Madrid que sabe muy bien a lo que juega, y no cabe duda de que es el mejor en su estilo. Sin embargo, Simeone sabe que puede encontrarse hoy con un Barça al que la derrota en el Clásico puede haberle dejado dudas y que puede quedarse en la estacada si no consigue un resultado positivo en su feudo.

Piqué: “Que con esta derrota no caigamos en un bajón” (Despúes de perder ante el Real Madrid)

Sea como fuere, el plan atlético no iba a variar en función de lo que sucediese en el que llaman ‘el partido del siglo’, pero siempre es bueno tomar nota de las debilidades rivales, que quedaron patentes ante, dicen, seiscientos millones de personas en todo el mundo. Es una realidad constatada que la defensa del Barcelona sufre cuando tiene que correr hacia detrás. Y otra verdad empírica es que en el contraataque es donde mejor se maneja este Atlético de Madrid. Hoy, las fortalezas de unos son las debilidades de otros. El dentista rojiblanco puede llegar al nervio culé.

 

El faraón, listo para la arena

Ha llegado justo, y posiblemente no al cien por cien, pero por nada del mundo quería Godín perderse un partido de esta talla. Y Simeone sabe lo que recupera con el uruguayo, que volverá a ser de la partida en su estadio fetiche. Recupera así el Atlético de Madrid una pieza fundamental en su esquema, aunque otros componentes importantes estarán ausentes. No obstante, consciente de la trascendencia del encuentro, el técnico argentino ha querido llevarse a Barcelona a toda la plantilla, lesionados incluidos.

Así, Óliver Torres, Tiago y Giménez, aunque no estén disponibles para jugar, harán piña en la concentración rojiblanca en Barcelona. También han viajado Savic y Carrasco, que se han recuperado a tiempo de sus lesiones, aunque seguirán siendo duda hasta última hora. Posiblemente del estado del central montenegrino dependa la disposición táctica del Atlético de Madrid sobre el césped del Camp Nou, ya que de no poder jugar finalmente, será Saúl el que retrase su posición para jugar de central. El efecto mariposa provocaría en tal caso que Griezmann pasara a jugar en banda y Vietto acompañara a Torres en ataque.

Dice el ya mitificado proverbio de Luis Aragonés que el Atlético de Madrid está obligado a “ganar y ganar y volver a ganar”. No se lo toma con tanta prisa Simeone, que seguramente no piense a esta hora en cosechar la victoria aunque ése sea el objetivo final. El ‘Cholo’ y sus guerreros empezarán, y seguro acabarán, por molestar, molestar y volver a molestar.

 

Posibles Alineaciones

FC Barcelona: Stegen; Dani Alves, Vermaelen, Mascherano, Jordi Alba; Busquets, Iniesta, Rakitic; Messi, Neymar, Suárez.

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Godín, Savic, Filipe Luis; Sául, Gabi, Augusto, Koke; Griezmann, Torres.

 

Árbitro: Felix Brych (Alemania).

Horario: Martes, 5 de abril de 2016. 20:45h.

Estadio Camp Nou, con capacidad para 99.000 espectadores.

 

Hugo Fernández

Estudiante de Comunicación Audiovisual en Granada haciendo las veces de periodista. Amante del deporte desde crío, ahora aspira a poder dedicarse a ello profesionalmente detrás de un micrófono. Redacción y locución, tanto monta, monta tanto.

También te podría gustar...