Bayern Múnich 2 – 1 Atlético de Madrid: Así se hacen realidad los sueños

El guión estaba escrito. A Milán no se iba a llegar sin sufrir y sin una vuelta de semifinales al límite. El Atlético de Madrid jugará el próximo 28 de mayo la Final de la Liga de Campeones, dos años después de rozar la «orejuda» en Lisboa, y lo hará tras dedicarle un guiño a la historia, eliminando al cinco veces campeón de Europa, el Bayern. La derrota por 2-1 no es suficiente para fulminar a los colchoneros, que ganaron 1-0 en El Calderón y se benefician del diferencial gracias al gol fuera de casa.

Hace 42 años un rudo central muniqués, Georg Schwarzenbeck,  marcaba en el minuto 120 el tanto que condenó al Atleti a un partido de desempate en el que cayó goleado por 4-0. Era la final de la Copa de Europa en Heysel y ganó el Bayern. Hoy el incombustible Atlético del Cholo Simeone se ha cobrado una venganza legendaria, con épica, y con una estelar actuación de Oblak bajo los palos. El portero esloveno paró un penalti a Müller y detuvo una y otra vez los empujones alemanes.

El «rekordmeister» fue un auténtico ciclón desde el minuto uno. Un tanque ofensivo bien dispuesto con Ribéry, Douglas Costa, Lewandowski y Müller acosando constantemente a la mejor defensa del mundo. Pep apostó por abrir los costados y sumar el factor de Thomas Müller, una de las pocas formas de hacer ceder la fibra atlética. El aluvión se mantuvo constante, tal era el repliegue de líneas rojiblanco que ni siquiera existieron serias posibilidades de salir a la contra a través de Griezmann, Saúl o Fernando Torres.

Media hora tardó el Bayern en golpear. Lo hizo Xabi Alonso en una falta muy cercana a la frontal que se coló en la portería tras tocar a la barrera. 1-0. El Allianz se convirtió en un auténtico infierno rojo. Filipe Luis y Juanfran sufrían la línea de alta velocidad de los laterales bávaros, David Alaba y Philip Lahm, constantemente volcados al ataque. Solo cuatro minutos después del 1-0 Giménez cometió penalti sobre Javi Martínez, pero en el Atlético siempre queda al menos un hombre dispuesto para frenar al rival: Jan Oblak adivinó el disparo de Thomas Müller y atajó el segundo remate de Xabi Alonso. Doble parada maestra.

Lección total de cómo la intervención de un portero puede cambiar el estado de todo el equipo. El Atlético creció, comenzó a ganar mayor número de balones divididos y frenó poco a poco la energía atómica del Bayern. Una vez es suficiente para el arma letal colchonera, que se activó en el minuto 53. La defensa alemana estaba demasiado adelantada como para que no funcionase ningún contragolpe, y fue la combinación Torres – Griezmann la que plantó al astro francés delante de Neuer, definiendo con toda su clase. 1-1. El colegiado no vio la posición de fuera de juego con la que se lanzó Griezmann ante la portería rival.

Desarrollar todo el despliegue físico posible era la única vía para mantener el resultado, cerrar cada milímetro del campo con la totalidad de efectivos en juego. El ciclón del Bayern perdió confianza ante la solvencia defensiva rival y la muralla eslovena que frenaba sus ocasiones, aunque la emoción se recuperó con el gol de Lewandowski (2-1) a poco más de 15 minutos para el final, después de una asistencia de Arturo Vidal en el área. Çakir señaló en el 84 un penalti inexistente de Javi Martínez sobre Fernando Torres, la falta fue fuera del área. Cosas del fútbol: Neuer emuló al portero rival y devolvió la motivación al Bayern con una atajada de clase al chut del 9 atlético. La prueba cardiovascular definitiva arrancó en ese momento, hasta que en el 95 sonó el silbato, con el Bayern prácticamente debajo de la portería de Oblak.

Un portero esloveno que comenzó su carrera en el Olimpija Ljubljana había evitado la repetición de la historia. El Atlético es finalista, tiene la ocasión de brindar a su apasionada afición la primera Uefa Champions League de su palmarés, el broche que le falta a la era Simeone. El escenario no puede ser mejor, el estadio Giuseppe Meazza o San Siro (como prefieran) de Milán, casa del Inter y el AC Milan. Dicen que eliminar al Bayern es talismán.

Ficha técnica

Bayern Múnich: Neuer; Lahm, Javi Martínez, Boateng, Alaba; Xabi Alonso, Vidal; Douglas Costa (Coman, m. 73), Müller, Ribery; y Lewandowski.

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Filipe; Saúl, Gabi, Augusto (Carrasco, m. 46), Koke (Savic, m. 93); Griezmann (Thomas, m. 82) y Fernando Torres.

Goles: 1-0, m. 31: Xabi Alonso. 1-1, m. 53: Griezmann. 2-1, m.74: Lewandowsk.

Árbitro: Cüneyt Çakir (Turquía). Amonestó al visitante Giménez (m. 33).

Incidencias: partido de vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones disputado en el Allianz Arena de Múnich ante unos 75.000 espectadores. Alrededor de 3000 aficionados del Atlético.

Andrés Porcel

Profesional de la comunicación. Es de los optimistas que piensan que otro periodismo deportivo es posible. Su primera camiseta de fútbol fue la del Bayern. Ha visto ascender al Granada desde Tercera a Primera. La Bundesliga es su modelo.

También te podría gustar...