Atlético de Madrid – Real Madrid: Ahora Atleti, ahora

Acabo de entrar en Italia. Los nervios crecen por momentos. La cita es histórica. Vuelve a ser histórica. Incluso algo más que la anterior, creo yo. Esta vez sí estamos preparados. Faltaba la costumbre. Cuarenta años lejos de este tipo de citas continentales nos terminaron pasando factura. Cuarenta años de espera deben terminar ya. Merecerá la pena. Seguro.

Una vez llegados aquí, toca reflexionar. Reflexionar sobre el verdadero premio. Lejos de copas, cash y prestigio, cada kilómetro que me acerco a Milán tengo más claro que la verdadera recompensa no pasa por Europa, sino por el Manzanares. Cada kilómetro que recorro hacia el sueño agradezco más que en el anterior ser parte de esta pasión. Una pasión que esta noche puede verse elevada a su máximo grado. La dificultad de la gesta es evidente. El nivel del rival, sumado a ese revanchismo constante que es intrínseco del duelo y a ese carácter cómodo con el que se desenvuelven en citas como la de hoy harán de los noventa minutos una agonía dentro del disfrute. Porque el disfrute colchonero siempre es agónico. Porque sin sufrimiento, no nos vemos completos.

Sinceramente, confío. Confío en este Atlético. Confío en Simeone y en sus once hombres. Sean los que sean, han demostrado todos que están capacitados. Confío en Carrasco y en Augusto, en Giménez y en Savič, en Fernando, en Jan. Creo, porque nunca dejamos de creer. Creo, porque no merecen lo contrario. Después de más de ciento diez años de historia, creo que es merecido. Después de demasiados años de Intertoto y mediocridad, la resurrección ha sido comparable a la del ave fénix. Orgullosos desde la humildad, los atléticos desempolvamos hoy nuestras más elegantes prendas y lucimos, con la cabeza bien alta, la rojiblanca.

El de hoy puede ser un éxito global, una sentencia justa a aquellos que vieron marchar Bruselas y Lisboa. Una sentencia justa y poética con un personaje decisivo. Una sentencia ejecutada por quien todos sabemos y a quién prefiero no poner nombre. Por superstición, por no quererlo fastidiar. En definitiva, la de hoy puede ser una noche grande. Remarquemos el puede. Remarquemos al rival. Remarquemos la dificultad de la cita, que haría todavía más de esta una noche de triunfo. De triunfo atlético y de triunfo del fútbol humilde. Esta noche puede triunfar uno de los otros dieciocho.

Posibles alineaciones:

Real Madrid: Keylor, Carvajal, Pepe, Ramos, Marcelo, Casemiro, Kroos, Modric, Bale, Cristiano y Benzema.

Atlético de Madrid: Oblak, Juanfran, Savic, Godín, Filipe Luís, Gabi, Augusto Fernández, Koke, Saúl, Griezmann y Torres.

Árbitro: Mark Clattenburg (Inglaterra).

Horario: Sábado, 28 de mayo de 2016.

Estadio San Siro, con capacidad para 81.277 espectadores.

También te podría gustar...