Atlético de Madrid – PSV: Cuartos sin campanadas

El camino a Milán parece largo y, sin embargo, son sólo cinco los partidos que separan al Atlético de Madrid de otra final de Champions League. El primer paso en ese trayecto de los de Simeone ya es una final, y es que el empate a cero en la ida obliga a la victoria en esta vuelta de octavos de final. Tarea algo más sencilla si hay que llevarla a cabo en un Calderón a reventar que volverá a rugir en otra gran noche europea de su equipo.

 

Oblak, determinante

El esloveno es el último muro a batir por los jugadores del PSV. A lo largo de esta temporada ha demostrado con creces resultar crucial para los intereses del Atlético de Madrid, pero su participación hoy está destinada a poder marcar un antes y un después. El empate a cero en Holanda obliga al Atleti a ganar, salvo en caso de nuevas tablas sin goles, con lo que habría prórroga. Es por ello por lo que un gol del PSV puede caer como una losa en el ánimo colchonero y, peor aún, en el global de la eliminatoria. Así, se espera que cuando el rival haya franqueado hasta a Godín (tarea que puede antojarse harto complicada), sea Oblak quien responda tal y como lo lleva haciendo el presente curso. En sus manos y sus guantes también cae gran parte del peso de este determinante choque.

 

Sin prisa pero sin pausa

Es la expresión que mejor puede reflejar la disposición del Atlético de Madrid a lo largo de esta noche (y que me perdone el ‘Cholo’ por reducir su genialidad táctica a un simple chascarrillo). El primer objetivo de Simeone y los suyos es no encajar gol, lo que complicaría sobremanera el pase a cuartos, y por eso el desarrollo del encuentro girará en torno a la necesidad de sellar la meta de Oblak. No por ello ha de tratarse de un partido defensivo en el bando rojiblanco: en casa, ante su gente, el Atleti llevará el peso del encuentro sin asumir excesivos riesgos. Precisamente es en esa tensa calma donde Simeone ha enseñado a vivir a sus jugadores y donde mejor rendimiento otorgan éstos. Desde Oblak hasta Griezmann, sin prisa pero sin pausa.

 

Tiago y Savic, únicas bajas

El luso sigue recuperándose de su lesión de larga duración, mientras que Savic necesita unos días más para volver a estar al cien por cien tras lastimarse la pantorrilla. Fernando Torres, que era duda hasta el día de ayer, parece finalmente haberse recuperado a tiempo de sus molestias en la rodilla. Más pólvora por si la necesitara Simeone. Con el resto de efectivos disponibles, el técnico argentino dispondrá en el césped del Calderón su once de gala: regresará Augusto a la medular tras descansar en liga, y junto a Griezmann bailarán Vietto o ‘el Niño’. Godín y compañía tendrán que andarse con especial cuidado ante el regreso del goleador estrella del PSV, Luuk de Jong, quien no pudo disputar el partido de ida y lleva 19 tantos anotados en la Eredivisie.

Todo, excepto una tanda de penaltis, pasa así por cosechar una victoria esta noche en un escenario en el que el Atlético de Madrid está acostumbrado a no dejar títere con cabeza. Todo lo que no fuera ganar sería una campanada que dejaría al Atleti sin cuartos. Una campanada que dejaría a la Champions sin Atleti.

 

Posibles Alineaciones:

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Godín, Giménez, Filipe Luis; Koke, Gabi, Augusto, Saúl; Griezmann, Vietto.

PSV: Zoet; Willems, Moreno, Bruma, Arias; Locadia, Ginkel, Guardado, Pröpper, Narsingh; De Jong.

 

Árbitro: Mark Clattenburg (Inglaterra).

Horario: Martes, 15 de marzo de 2016. 20:45h.

Estadio Vicente Calderón, con capacidad para 55.000 espectadores.

Hugo Fernández

Estudiante de Comunicación Audiovisual en Granada haciendo las veces de periodista. Amante del deporte desde crío, ahora aspira a poder dedicarse a ello profesionalmente detrás de un micrófono. Redacción y locución, tanto monta, monta tanto.

También te podría gustar...