Atlético de Madrid 5 – 0 Malmö FF: La maquinaria rojiblanca comienza a engrasar

Cuarenta y cinco minutos bastaron para que el Atlético se impusiera a un Malmö correoso que en el primer tiempo consiguió aguantar las embestidas rojiblancas. Arda Turan volvió a ser el comandante de la nave colchonera y Koke su acompañante en la sala de mandos.

El partido de hoy era trascendental para el devenir del grupo. El Atlético tenía que dar un golpe de autoridad y todo pasaba por derrotar al Malmö en este choque. Para esta misión, Simeone había variado su once inicial al tener lesionados a Gabi, Tiago y Ansaldi. Mario Suárez y Saúl ocuparon los lugares de los primeros mientras que Guilherme Siqueira sustituyó a Cristian Ansaldi en el carril zurdo.

Con estos cambios se plantaba el Atlético en el «impenetrable» Vicente Calderón, teniendo entre ceja y ceja la victoria. Para ello, debía derrotar al Malmö que venía con la etiqueta de ser un equipo defensivo y con pocas grietas en su juego. De esta forma, salió el Atlético al verde. Nada más comenzar el encuentro, el colegiado Matej Jug anuló un gol al cuadro rojiblanco. Poco a poco, el comienzo fulgurante del Atlético empezó a diluirse como el azucarillo y el Malmö comenzó a desperezarse y logró mayor protagonismo en el encuentro. Esto también fue provocado por una falta de concentración y de intensidad del conjunto madrileño.

La gente comenzaba a impacientarse y no era para menos. El Atlético era, sobre el papel, superior. Pero eso no se estaba plasmando en el rectángulo de juego. Los rojiblancos no eran capaces de abrir el «cerrojazo» que había implantado el conjunto sueco. Tampoco tenían fortuna, porque Griezmann veía como su disparo se estrellaba en el larguero. Además, el Malmö intentaba salir a la contra aunque sin causar gran sensación de peligro. El partido no era muy vistoso y no había grandes dosis de espectáculo, por lo que las posibilidades de que hubiera goles eran sumamente escasas.

Se llegaba al descanso y el Atlético necesitaba con urgencia un «lifting» en el juego. Debía triangular jugadas a ras de suelo que dieran un resultado positivo. Y esto llegaría. Al comienzo del segundo tiempo, el Atlético salió con un plus de intensidad más que su rival y conseguiría ponerse por delante. Una vez más, un chico llamado Arda Turan y un estelar Juanfran Torres tocaron en una baldosa. El genio de Bayrampasa dio una especie de sombrero para que Koke cruzara la pelota con el exterior haciendo inútil la estirada de Olsen.

Esto sólo sería el comienzo de una segunda parte para enmarcar del Atlético de Madrid, donde por fin se vio al equipo practicar un fútbol vistoso y de toque. La mayoría de los goles rojiblancos llegaron a través de jugadas combinadas.

El segundo gol llegaría de una forma similar al primero. Entre Koke y Arda contentaron a un Mario Mandzukic que necesitaba como «agua de mayo» marcar algún tanto. El ex del Bayern remató un centro sublime de Koke, que volvió a dar un manual de cómo lograr asistencias.

Acto seguido, otro de los grandes fichajes del Atlético en el mercado estival, Antoine Griezmann; también tenía que reivindicarse en el partido. El galo cuajó una buena actuación y salió ovacionado de la Ribera del Manzanares tras conseguir un gol. El francés se revolvió en el área y marcó un tanto lleno de suspense, ya que Olsen la tocó y parecía que el disparo se iba a marchar fuera de las inmediaciones de la portería sueca. El Malmö inquietó tímidamente la meta de Miguel Ángel Moyá, que se vio obligado a realizar una gran intervención a disparo de Halsti.

Ya en las postrimerías del encuentro, llegarían los dos restantes goles colchoneros. El 4-0 sería un «deja vú» de lo que está ocurriendo esta temporada. Un saque de esquina que pone Koke y que remata Godín con la contudencia a la que nos tiene acostumbrados. Un «faraón» en toda regla. Y la manita la cerraría Alessio Cerci, que aprovechó al máximo los veinte minutos de los que dispuso en el partido. El italiano se fabricó un disparo precioso con su pierna izquierda que repelió el palo, pero el romano tuvo la fortuna de que el rechace le volvió a sus pies y esta vez colocó el balón en un lugar donde era imposible para Olsen. Era el colofón a una noche perfecta para los nuevos y para que este Atlético 2014-2015 vaya poniéndose a punto.

Atlético y Malmö volverán a verse las caras dentro de dos semanas en Suecia. Una victoria rojiblanca dejaría muy cerca de los octavos de final a los chicos de Simeone.

Ficha técnica:

Atlético de Madrid: Moyá; Juanfran, Miranda, Godín, Siqueira; Mario; Arda Turan (Raúl García, m. 68), Saúl, Koke, Griezmann (Cristian Rodríguez, m. 72); y Mandzukic (Cerci, m. 77).

Malmö FF: Olsen; Tinneholm, Erik Johansson, Halsti, Helander, Ricardinho (Konate, m. 90); Eriksson (Thern, m. 87), Adu, Forsberg (Kroon, m. 66); Kiese Thelin y Rosenberg.

Goles: 1-0, m. 49: Koke. 2-0, m. 61: Mandzukic. 3-0, m. 63: Griezmann. 4-0, m. 87: Godín. 5-0, m. 91: Cerci.

Árbitro: Matej Jug (Eslovenia). Amonestó al local Godín (m. 45) y al visitante Rosenberg (m. 72).

Incidencias: Alrededor de 40.000 asistentes en el Calderón. Tercera jornada de la fase de grupos de la Uefa Champions League.

También te podría gustar...