Atlético de Madrid 1 – 0 Real Valladolid: Los colchoneros se llevan los tres puntos pese a los envites pucelanos

Saúl se lleva el balón ante Javi Moyano | Foto: clubatleticodemadrid.com

El Atlético de Madrid ha ganado al Real Valladolid por 1-0 gracias a un gol en propia puerta de Joaquín. Los rojiblancos tienen cada vez más cerca afianzarse en la segunda plaza, mientras que los pucelanos tendrán que seguir remando para lograr la permanencia.

La primera fue ideal para echarse la siesta. Lo más llamativo es que en los primeros cinco minutos, ambos capitanes, Javi Moyano (1′) y Diego Godín (4′) habían sido amonestados. Extraño, ya que son los jugadores más importantes de los dos conjuntos. La primera ocasión del partido la tuvo Sergi Guardiola en el minuto 9 con un disparo duro desde lejos que obligó a Oblak a estirarse para hacer una fenomenal parada.

Griezmann respondió en el área opuesta. Morata recibía un balón al hueco, pero al no tener un tiro claro, recortó al defensa y le cedió el balón al francés, para que este finalmente hiciera un lanzamiento que terminaba saliendo fuera.

Del resto de la primera parte lo único decente que se pudo sacar fue un nuevo tiro de Sergi Guardiola. El atacante pucelano cogió un balón franco desde prácticamente el pico del área y lo disparó con violencia, pero Oblak muy seguro conseguía atajar el cuero en dos tiempos. Poco más que comentar del resto de la primera parte, salvando algunas aproximaciones al área por parte de ambos equipos.

La segunda parte empezaría con el mismo tono, ya que hubo que esperar hasta la última media hora para ver un aumento de ritmo entre ambos equipos. Producto de esa subida iba a llegar el único tanto del partido. Centro de Saúl que, Joaquín, sin querer, cabecea el balón hacia su propia portería. El Atlético se había puesto por delante sin haber provocado prácticamente complicaciones previamente al guardameta Masip. La renta pudo aumentar para los madrileños gracias a Griezmann, después de recibir un balón que le dejaba sólo ante el meta catalán, pero Joaquín, se desquitaba del error anterior llegando providencial antes de que chutara el atacante colchonero.

El Valladolid, sabiendo que se juega la permanencia, se vino arriba. Óscar Plano lo intentaba con un perfecto golpeo desde fuera que obligaba a Oblak a realizar una gran parada. Poco después se desataba la polémica en el partido. Falta botada por el conjunto castellano-leonés que, tras un cabezazo de un jugador del conjunto blanquivioleta, podría golpear en la mano de Arias, por lo que el arbitro Melero López decide ir a revisarlo al VAR. Tras ver las imágenes el colegiado decidía no decretar nada.

El canterano De La Fuente, que acaba de entrar al campo, estaba a punto de darle el empate a los suyos, pero Oblak, una vez más, mete una mano providencial para repeler el remate picado del futbolista pucelano. El colegiado decretaba el final y los tres puntos se quedaban en casa. El Atlético de Madrid se queda a seis puntos del Barcelona y obliga a los catalanes a que ganen al Levante si quieren conseguir matemáticamente el trofeo de Liga, mientras que el Real Valladolid tendrá que seguir empujando por la permanencia. Por lo pronto, tendrán que esperar a ver si el Sevilla les echa una mano ganando al Girona para así no volver a los puestos de descenso.

At. Madrid: Oblak; Arias, Savic, Godín, Filipe Luís (Correa 56′); Koke, Saúl, Thomas (Rodrigo 46′), Lemar; Morata (Vitolo 70′), Griezmann.

Entrenador: Diego Pablo Simeone.

Valladolid: Masip; Javi Moyano (Antoñito 70′), Joaquín, Calero, Nacho; Óscar Plano (De La Fuente 80′), Míchel, Rubén Alcaraz, Waldo (Toni Villa 63′); Enes Ünal, Sergi Guardiola.

Entrenador: Sergio González.

Goles: 1-0 Joaquín (pp) 66′.

Árbitro: Melero López (colegio andaluz). Mostró amarilla a Godín, Thomas, Correa y Koke del At. Madrid y a Javi Moyano y Rubén Alcaraz del Valladolid.

Estadio: Metropolitano (53.123 espectadores).

También te podría gustar...