Atlético 0 – 0 Barcelona: más igualdad, imposible

Partido muy disputado entre Atlético de Madrid y Barcelona que acabó en un empate justo, después de lo demostrado en el terreno de juego

Ayer el Vicente Calderón olía a fútbol por los cuatro costados. Es de esos partidos que a cualquier aficionado de los dos equipos le hubiese gustado jugar. Tocaba disfrutar de los dos mejores equipos de la Liga. El comienzo del partido era previsible. El Atleti salía con un plus de intensidad mayor al Barcelona. A los tres minutos, el equipo colchonero rozó el gol gracias a una jugada maradoniana de Arda Turan, el mejor del Atlético en el día de ayer, que tuvo que desviar Piqué a saque de esquina. La afición celebraba esta jugada como si fuera gol. Una vez más hay que quitarse el sombrero con la afición del Atlético de Madrid, que no dejó de apoyar al equipo en ningún momento, con un Vicente Calderón lleno hasta la bandera, en el que no cabía ni un alfiler.

Los primeros 25 minutos de partido tuvieron claro color rojiblanco. El Atlético no dejaba pensar a jugadores como Xavi o Iniesta y eso se notaba en el partido. La más clara de los colchoneros en el primer tiempo fue obra de Diego Costa, que no remató bien una dejada fantástica de Joao Miranda a centro de Koke.

A partir de esta ocasión, el Barça fue creciendo con Iniesta como director de orquesta. El mago de Fuentealbilla puso un centro bien templado a Pedro Rodríguez, que remató arriba de la portería defendida por el espigado Courtois. El control del balón lo tenía el Barcelona pero tampoco sin inquietar demasiado al Atleti, que había montado una gran muralla. Llegábamos al descanso y el encuentro estaba exento de espectáculo, en parte por el planteamiento de ambos técnicos que era el de anular las virtudes del contrario.

Con la entrada de Messi por Iniesta, que se retiró lesionado después de una entrada de Gabi, se esperaba que el encuentro ganara en calidad pero no fue así. El Atleti contenía muy bien las internadas por banda de los laterales culés y era un acorazado infranqueable. El Atlético tuvo cinco minutos en los que pudo decantar la balanza a su favor con una jugada personal exquisita de Arda que conectó con Diego Costa, algo errático en el día de hoy, y disparó a la izquierda del marco defendido por Víctor Valdés. Posteriormente la tuvo Godín, aunque en fuera de juego, en la que el meta culé hizo una parada milagrosa.

Por parte del Barcelona, que tocaba con criterio aunque no metía en apuros a los «cholistas», tuvo Messi la más clara del partido. Típica internada en el área del argentino, que cada vez que toca la pelota, es veneno para el rival, en la que obligó a Courtois a lucir el repertorio que lleva dentro, con una intervención. El Atlético siguió creyendo que el triunfo era posible y tuvo en las botas de Arda la victoria pero el turco enganchó una volea mordida que Valdés no tuvo problemas en atrapar.

Reparto de puntos entre ambos equipos que los deja compartiendo liderato en el ecuador del campeonato. Pero el Atlético, si sigue fiel a su discurso del «partido a partido» y con el trabajo que ha demostrado en estos 19 partidos, podrá pelear hasta el final por la Liga pese a competir en inferioridad económica.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *