Villarreal CF 3 – 1 Athletic Club: Los torpedos del Submarino acaban con el Athletic

Mario Gaspar noqueó al Athletic. Los bilbaínos habían completado una gran primera mitad y, aunque se habían ido al descanso con ligera desventaja en el luminoso, estaban bien plantados sobre el verde, ejerciendo una fuerte presión que dificultaba sobremanera la faceta de creación amarilla. El encuentro estaba totalmente abierto. No obstante, ‘SuperMario’, en la primera acción de ataque de los suyos durante los segundos 45 minutos, lanzó un potente obús desde fuera del área que batió a Iraizoz y aturdió a los rojiblancos de tal manera que ya no pudieron sobreponerse. A partir de ahí, los de Lezama persiguieron sombras amarillas. Las de Baptistao, Nahuel, Castillejo, Pina y compañía. El conjunto de Marcelino se reencontró con las buenas sensaciones y dejó en el olvido la derrota del pasado jueves en tierras austríacas.

A las 18:15, se daban cita dos equipos con aspiraciones europeas. El escenario, El Madrigal, con un aspecto impoluto y copado de aficionados. Hacerse con los tres puntos, para los locales, suponía una oportunidad única de alejarse –aún más- de competidores directos como el Valencia y el Sevilla. El Athletic, por su parte, quería volver a saborear la victoria y olvidar los tropiezos de las primeras jornadas.

El encuentro comenzó con notable igualdad y respeto al contrario por parte de ambas escuadras. Sin embargo, a medida que avanzaban los minutos, los futbolistas de ambos equipos se dejaron de tacticismos  y buscaron con más insistencia el tanto. Primero, arañaron los leones, después hizo lo propio el Submarino, que tuvo en la ocasión de Pina la oportunidad más clara de los primeros cuarenta minutos. Sí, no digo de la primera mitad, porque, al borde del descanso, Baptistao, tras una jugada individual desde el flanco izquierdo, rasca un penalti aprovechando un cúmulo de piernas rojiblancas que le acechaban. Bruno, ante la atenta mirada de sus convecinos de Artana -que habían venido con motivo del Endavant Plana Baixa-, no marró desde los once metros y, como buen capitán, adelantó a los suyos.

Los rojiblancos se iban al intermedio por debajo en el electrónico. Resultado injusto debido a la igualdad imperante durante el primer tiempo. Pese a la renta que sostenía, la suerte no sonreía al Villarreal, que vio cómo Soldado no podía incorporarse al terreno de juego para disputar los segundos cuarenta y cinco minutos. El franco-congoleño, Cedric Bakambu, también tuvo que abandonar el verde a los once minutos, tras dolerse del tobillo.

El Athletic, a pesar de la desventaja, estaba vivo y aún confiaba en darle la vuelta al marcador. No obstante, transcurrido el primer cuarto de hora de la segunda parte, Mario Gaspar lanzó un potente misil a la escuadra izquierda del marco defendido por Iraizoz. La media hora restante fue un festival de los amarillos, que se gustaron de pies a cabeza. Desde Areola hasta Baptistao. Con el público haciendo la ola, llegó el tanto del –probablemente- mejor futbolista sobre el césped, Leo Baptistao. En los últimos compases del descuento, Aduriz transformó un saque de esquina y anotó el definitivo tres a uno.

Ficha técnica:

Villarreal CF: Areola; Mario, Bailly, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Nahuel (Denis Suárez, m. 73), Pina, Bruno, S. Castillejo; Bakambu (Leo Baptistao, m. 15) y Soldado (Adrián, m. 46).

Athletic Club: Iraizoz; De Marcos, Gurpegui, Laporte, Balenziaga; Sabin, San José, Mikel Rico (Beñat, m. 67), Aketxe; Eraso (Raúl García, m. 61) y Kike Sola (Aduriz, m. 61).

Goles: 1-0. Min. 42: Bruno, de penalti. 2-0. Min. 66: Mario. 3-0. Min. 79: Leo Baptistao. 3-1. Min. 90: Aduriz.

Árbitro: Clos Gómez (Comité Aragonés). Amarilla a los locales Bruno (m. 23), Leo Baptistao (m. 45), Nahuel (m. 49) y Bailly (m. 59); así como a los visitantes Laporte (m. 10), Gurpegui (m. 48), Aduriz (m. 64) y De Marcos (m. 87).

Estadio: El Madrigal.

Javier Ayuso

Periodismo en UJI. información y Opinión. Aficionado del Villarreal CF. 1995.

También te podría gustar...