Valencia CF 2 – 0 Athletic Club: Mestalla perdona la goleada a costa de un Athletic en horas bajas

Valverde y las rotaciones no se llevan bien. Es algo que queda patente cada vez que el técnico extremeño se aventura con los cambios víctima de las circunstancias, en este caso la comprometida vuelta de UEFA del jueves que viene ante el Apoel, el gol recibido el último minuto en la ida, que supuso el 3-2 no ayudaba a elegir el 11. Voro tiene claro lo que quiere, y cuando el equipo responde su juego no hace justicia a su situación en la clasificación, el pasado 30 en las Palmas tal vez falló todo, contra el Eibar puede que fuera la expulsión y ante el Betis fue esa falta de intensidad que tanto remarca el técnico valencianista. Pero cuando los de Mestalla cumplen con lo que su técnico les pide, el Valencia funciona. Villarreal, y esta jornada Athletic Club pueden confirmarlo. Si bien son equipos en horas bajas los que han sufrido el despertar valencianista, no es casualidad que dos equipos que se encuentran en la zona noble de la clasificación pierdan con tanta facilidad cuando el equipo del murciélago carbura.

Pero ahí están los resultados, y sobre todo, las sensaciones. El hombre que no quiso ser entrenador, delegado de Valverde en su etapa como técnico local en Mestalla, siempre consigue y ya van cinco las ocasiones, mejorar y hacer competitivo el juego de su equipo, cuando el club asi se lo requiere. Y pese a que empezó con susto la tarde dominical en Valencia, con una ocasión clara desaprovechada por Lekue, tras asistencia de San José el cual le puso cara a cara con Diego Alves; el intenso ataque inicial visitante se fue tornando en pasividad y en continuas llegadas de los del Turia.

Los leones se fueron quedando sin ideas y los balones largos se multiplicaban buscando a un Aduriz que, expectante, observaba todo desde el banquillo. Pese a ello, los del Txingurri seguían robando balones fruto de una intensa presión en la línea de tres cuartos, balones que nunca llegaban a buen puerto dada la falta de tino de los Eraso, Lekue o Muniaín.  Raul García no encontraba con quien asociarse y pese a que Muniaín insistía bajando a recibir y tratando de encarrilar el juego ofensivo, la falta de intensidad de ciertos jugadores en el juego de balón hizo que durante la primera parte se vieran clamorosos «robos de cartera» por parte de los ches.

Enzo Perez y Parejo ejercían una primera línea sólida en la defensa valencianista otorgando de libertad al recién llegado Orellana, que al parecer, ha encajado extraordinariamente en el engranaje valencianista. Y fue en un robo del susodicho Pérez en el centro del campo el que propició que el venezolano cedido por el Celta asistiera  a Nani, que llegaba carente de marca por el carril izquierdo para marcar el primero de la tarde ante la impotencia de De Marcos e Iraizoz.

De haber marcado al principio Lekue tal vez hubieran vuelto los miedos a Mestalla, pero el gol valencianista supuso una relajación entre sus filas que lejos de propiciar la ofensiva athleticzale, mejoró el juego de los locales pudiéndose ver jugadas y combinaciones inéditas en lo que va de temporada en los de Voro. La lesión de Laporte y su posterior cambio por Etxeita no ayudaban a la salida de balón del Athletic y al central le costó unos minutos coger el tono del partido.

Así, en el minuto 43, Orellana debió haber finalizado una situación en la que se encontró frente a Iraizoz aunque algo escorado a la banda izquierda, en lugar de rematar buscó con un pase atrás al italiano Simone Zaza, pero la zaga bilbaína conjuró la ocasión. Tres minutos después la falta de intensidad del Athletic propiciaba otro robo en zona visitante, Munir asistía a Zaza que marcaba su primer gol como Valencianista, segundo palo para el Athletic y justo antes del descanso.

En la segunda parte los de San Mamés trataron de reaccionar haciendose dueños del balón, la entrada de Aduriz y Williams por Iturraspe y Lekue invitaban al optimismo a la parroquia rojiblanca, pese a que los elegidos para salir del campo estaban cuajando mejor partido que tal vez, otros jugadores que se quedaron. Pero nada mas lejos de la realidad, Aduriz notaba un pinchazo en el muslo en la primera carrera de envergadura que realizaba y debía abandonar el terreno de juego al de escasos minutos ante la ovación de la que fue su casa durante dos años, Mestalla aplaudía a su exjugador pero también respiraba tranquilo al ver que no iba a tener que sufrirle.

A partir de ahí, el Athletic trató de conseguir lo imposible a través de un voluntarioso Muniaín, que trataba sin éxito de ejercer la transición defensa-ataque como si de Beñat se tratara, el de la Chantrea, que fue tal vez el mejor de los visitantes, colocaba un pase excepcional para que Williams se hiciera fuerte presentándose ante el portal de Diego Alvés en un derroche de potencia física. Pero el canterano mandó el balón al muñeco en una de las últimas ocasiones que tuvo el Athletic de meterse en el partido, a falta de quince minutos.El Valencia gozó de un par de ocasiones mas a la contra que pudieron haber acabado el envite con goleada, pero ni Zaza ni Munir lograron a colocar sus disparos desde posición de peligro entre los tres palos.

Tercera victoria en casa para un Valencia que al fin parece darse cuenta de que la solución a gran parte de sus problemas se encuentra en confiar en un técnico de la casa como Voro, cuya máxima siempre ha sido la paciencia, eso que parece, empezaba a acabarse una vez mas en la ciudad del Turia. Los bilbaínos por sus parte vuelven a casa sin solucionar su problema de intensidad en los partidos a domicilio, lo que ha motivado que su última victoria como visitante date del 21 de septiembre en Granada, equipo al que se enfrentará la próxima semana en San Mames donde serán duda los dos lesionados Laporte y Aduriz, cuya baja está casi asegurada para el envite europeo del jueves. Destacar también la corrección en el árbitraje que no ha protagonizado en absoluto el devenir del encuentro exceptuando alguna tarjeta amarilla que decidió ahorrarse el colegiado.

Ficha técnica

2 – Valencia: Alves, Montoya (Cancelo, m.79), Mangala, Garay, Siqueira; Enzo Pérez (Carlos Soler, m.70), Parejo, Munir, Nani, Orellana (Bakkali, m.84) y Zaza.

0 – Athletic Club: Iraizoz, De Marcos, Bóveda, Laporte (Etxeita, m.30), Saborit; Iturraspe (Williams, m.53), San José, Lekue (Aduriz, m.53, >Lesionado en el 56), Eraso, Raúl García y Muniaín.

Goles: 1-0, m.13: Nani. 2-0, m.45: Zaza.

Árbitro: Fernández Borbalán (Comité Andaluz). Amonestó por el Athletic a Raúl García.

Incidencias: Partido correspondiente a la 23ª jornada de la Liga, disputado en el campo de Mestalla ante unos 37.000 espectadores.

Óscar Villada

Comunicador y Productor Audiovisual, de Bilbao, y del Athletic desde que tengo conciencia de mi existencia. Odio eterno al fútbol moderno

También te podría gustar...