Un año sin el viejo San Mamés

Hace hoy exactamente un año comenzaba la demolición del ya antiguo San Mamés. Después de más de 100 años de historia la vieja catedral dejaba su lugar al nuevo campo que ya se erigía tras su tribuna principal a las orillas de la ría.

Bilbao, sus gentes y la familia Athletic se despedían amargamente de un símbolo que sucumbía a los tiempos del progreso. Una nueva casa se comenzaba a ver tras los restos derruidos de la centenaria casa de los leones.

Foto vía: @IGaribi

Foto vía @IGaribi

A finales de agosto concluyó la fase de derribo y el nuevo estadio copaba todo el protagonismo. El debate del arco y los problemas en las primeras entradas del nuevo San Mamés levantaron muchas críticas y malas sensaciones en los aficionados. Goteras, instalaciones inacabadas y problemas con las localidades. No todos los socios han podido asistir durante esta temporada al estadio ya que no hay butacas disponibles. Por no decir que no se ponían entradas a la venta para el público de a pie.

Foto vía aupaathletic.com

365 días de vida después el nuevo estadio espera para estrenarse en la Champions League. El último fondo comienza estar casi terminado, con la cubierta superior a punto de cerrarse y la tribuna lista para colocar los asientos que faltan. El estadio tendrá finalmente alrededor de 53.000 localidades, ni más ni menos de los necesarios para que San Mamés siga siendo una caldera que avive el fuego del Athletic.

El estadio estará terminado exteriormente a principios de temporada, y las obras finalizarán por completo en todas las instalaciones del complejo en el verano de 2015. En un año pasan muchas cosas, y al Athletic las emociones se le han agolpado en éste último. Seguro que el nuevo San Mamés seguirá dejándonos grandes momentos por vivir y por recordar.

Foto vía @p_betizurekin

Pedro Almendro

De la mejor tierra y de la mejor filosofía: extremeño y del Athletic. No dejes que una noticia estropee la realidad.

También te podría gustar...