Sevilla FC 2 – 0 Athletic Club: Semana Santa de Gloria en Nervión

El Sevilla se impuso 2-0 al Athletic Club de Bilbao en el regreso de la competición liguera merced a su acierto y sobre todo al alto ritmo que imprimió a su juego en los primeros minutos del encuentro. No en vano, a los 20′ ya ganaba 2-0 y mantenía el cerco sobre el área visitante, que vivía su particular Sábado Santo de Pasión y Muerte y no veía el momento de tener un respiro. Todo lo contrario que los locales, que siguen en un momento de Gloria.

Los hombres de Unai Emery, fieles a su sello, salieron con todo desde el primer instante a por todas y pronto obtuvieron el premio del gol. Un balón adelantado por Tremoulinas buscando a Bacca fue cazado por Aleix Vidal, quien prolongó para su carrera y marcar a placer salvando así la mala salida de Gorka Iraizoz, que inexplicablemente salió a buscar un balón a 40 metros de su portería.

El gol no relajó a los dueños del Ramón Sánchez-Pizjuán, que continuaron con la misma intensidad y pronto recibieron su recompensa. Una buena combinación en el centro del campo acabó con Éver Banega abriendo a banda para Vicente Iborra y éste, al primer toque, habilitó la carrera de Carlos Bacca para que anotara el segundo de la tarde y el 17° de su cuenta particular, afianzándose como máximo goleador de entre los mortales de esta liga tan competida, equitativa y justa que disfrutamos en España.

Por el lado bilbaíno las cosas, si ya iban mal, acabaron aún peor con la lesión de Iker Muniain. En una internada por el lateral del área Banega se lanzó al suelo para rebañar la pelota. El atacante vasco saltó para evitar el golpe y, al apoyar la pierna en el suelo, se lesionó con ostensibles gestos de dolor hasta el punto de abandonar en camilla el terreno de juego cuando el colegiado señaló el final de la primera parte.

A la vuelta de vestuarios, los visitantes trataron de acortar distancias con una mayor posesión de balón, lo que motivó que el ritmo local se redujera paulatinamente al igual que sus acciones ofensivas. No obstante, los sevillistas pidieron penalti sin éxito en dos acciones consecutivas en el área bilbaína, en las que Laporte, ya con tarjeta desde la primera mitad, bien pudo verse sancionado y acabar el encuentro antes de tiempo.

El partido estaba abierto, sin dominador claro y opciones por ambos bandos, destacando un zambombazo de volea del ex bético Beñat bien atajado por Sergio Rico, de manera que el marcador no volvió a moverse. Los de Emery siguen en la pelea por una plaza Champions mientras los de Ernesto Valverse se mantienen afianzados en mitad de la tabla a la espera de la campanada en la final de Copa, para la que desde Sevilla se le envía toda la suerte del mundo, aunque tendrá que ofrecer mucho más que lo mostrado hoy para imponerse al Barcelona.

Ficha técnica:

Sevilla FC: Sergio Rico; Coke, Pareja, Carriço, Tremoulinas; Krychowiak, Iborra (Fernando Navarro, 81′); Aleix Vidal, Banega, Vitolo (Denis, 74′); y Bacca (Gameiro, 65′).

Athletic Club: Iraizoz; Etxeita, Laporte, Sanjosé, Balenziaga; Beñat, Rico (Unai López, 76′), Williams, Aduriz (Guillermo, 60′), Muniain (Iraola, 45′).

Goles: 1-0, Aleix Vidal, 3′; 2-0, Carlos Bacca, 21′.

Luis Vilches

Periodista sevillano, fue al fútbol por primera vez a ver a D10S y la estrella fue Rafa Paz. Vivió en Londres, entrevistó a Gabilondo, jugó en el Tomares, le quiso el Betis y le dijo a un tal Sergio Ramos (de 14 años) que era mejor que él... Ahora en Madrid juntando letras donde le dejan.

También te podría gustar...