Muniain cumple 200 partidos con el Athletic

Descarado y desequilibrante en el campo y divertido fuera de él, así es Iker Muniain, el delantero del Athletic que el domingo ante el Espanyol cumplirá su partido 200 en Primera División con apenas 21 años recién cumplidos. El joven navarro suma así una muesca más a su precoz carrera deportiva.
Llegó a Lezama con 12 años desde su Pamplona natal y desde entonces no ha dejado de maravillar a propios y a extraños con su desparpajo natural que le hace ser un jugador diferente, que lo mismo deja sentados a sus rivales en la banda izquierda que en la derecha. Procedente del Chantrea, equipo del barrio pamplonés del mismo nombre del que también salieron leones como Iraizoz, Ekiza, San José o Iñigo Pérez, Muniain destacó muy pronto por su juego, y a los 14 años ya firmó su primer contrato profesional con el club bilbaíno. Ese mismo año ya hizo la pretemporada con el primer equipo del Athletic a las órdenes de Joaquín Caparrós.

Desde bien pequeño se fijó en jugadores como Ronaldinho y los más cercanos Julen Guerrero, Joseba Etxeberria y Fran Yeste. Su debut oficial no fue hasta dos años más tarde, en la fase previa de la UEFA Europa League, el 30 de julio de 2009. Muniain hizo su estreno con el Athletic ante el Young Boys suizo con derrota por 0 – 1, aunque en el partido de vuelta los leones ganaron por 1 – 2 y fue precisamente Iker Muniain el que anotó el gol de la victoria, consiguiendo así su primer tanto como rojiblanco.
Ahí empezó la larga lista de récords que atesora el delantero navarro, ya que se convirtió en el jugador más joven de la historia en marcar un gol con el Athletic. El 30 de agosto llegaría su debut en Liga, en San Mamés, siendo asimismo el jugador rojiblanco de menor edad en debutar en la competición doméstica. En la 4ª jornada de esa temporada el Athletic empató a dos en Pucela ante el Valladolid y Muniain marcó el segundo gol de los bilbaínos, convirtiéndose así en el jugador más joven en la historia en lograr un gol en Primera División.

Espíritu rebelde

Las cifras le avalan como la estrella que es, y es que con 21 años recién cumplidos (nació el 19 de diciembre de 1992) ya ha jugado 148 partidos de Liga, donde ha logrado 15 goles; 18 de Copa, con 4 tantos; y 33 de UEFA, donde ha marcado 8 goles. Asimismo, en su palmarés atesora dos Campeonatos de Europa Sub-21, en los años 2011 y 2013, y ya ha debutado con la selección española absoluta.
El pequeño y rubio delantero navarro, a quien apodan Bart por su parecido no solo físico con el personaje de los Simpson, reivindica su espíritu rebelde tanto fuera como dentro de la cancha, que alguna vez le ha costado más de un disgusto. No obstante, es consciente de que desde bien pequeño ha creado muchas expectativas y que se espera mucho de él, pero eso es algo que no le incomoda ya que se siente a gusto bajo esa presión.
El dorsal 19 del Athletic sigue cumpliendo etapas y el Club espera poder renovarle lo antes posible, ya que su contrato finaliza en 2015, y que siga vistiendo de rojiblanco durante muchos años. Sin embargo, parece que la firma no será en fechas próximas, porque el jugador ya ha avanzado que ahora está centrado en la competición y prefiere dejar las negociaciones para más adelante. Y parece cierto, porque esta temporada está siendo uno de los jugadores más destacados de un Athletic que aspira a mantener la cuarta plaza que dé acceso a la Champions League, una competición en la que Iker Muniain estaría encantado de mostrar su descaro y desequilibrio.

Borja Valbuena

Periodista, de Bilbao e hincha del Athletic. Más que pasión, devoción.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *