Málaga CF 2 – 1 Athletic Club: Remontada del Málaga para frenar la racha liguera del Athletic

El Málaga recibía ayer a un Athletic enrachado tras cuatro victorias consecutivas en liga, lo hacían además con la mosca detrás de la oreja,  puesto que algunas de las últimas victorias de sus ayer adversarios, se habían traducido en destituciones para el técnico contrario, léase Valencia y Granada, y la situación del equipo andaluz invitaba a un encendido general de alarmas en caso de caer de nuevo, pero el partido se puso propicio para obtener la victoria y Juande supo aprovecharlo tirando de experiencia y de su particular manual.

Comenzaba el partido de manera óptima para los leones, un balón largo de De Marcos, de esos que se ven a pares y sin peligro en un partido, era controlado de manera extraordinaria con la espuela por Aduriz, poniendo en apuros a una defensa malacitana que recibía con tranquilidad el pase, dada su escasa peligrosidad añadiendo también que se encontraban en los primeros compases del juego. Pero el artillero donostiarra tenia otros planes para ese balón y tras el espectacular control en carrera, encaró a Kameni y le batió con la zurda como solo un delantero de su talla sabe hacer.

A partir de ahí, el Athletic siguió a lo suyo, bien posicionado, sin un juego vistoso, pero mandando balones a un Aduriz muy activo, que no paraba de buscar las cosquillas a Llorente y Koné, teniendo mas de una ocasión para certificar el segundo; el Malaga por su parte, que había visto como recibía un gol cuando aún no se había asentado en el campo, seguía perdido, y su afición se impacientaba y se lo hacia saber a través de los cada vez mas intensos pitidos con los que recriminaba cada error y pérdida de balón de los locales. Tuvo dos ocasiones mas Williams para los visitantes, muy seguidas y en clara oportunidad de gol, pero el delantero bilbaíno no supo definir, aún le falta mucho por aprender al joven catxorro de Lezama, pero su potencial físico hace que sea protagonista en cada encuentro que disputa.

Pasada la primera media hora de juego, el partido cambió por completo, una patada innoble de Sandro a Balenziaga propiciaba que este se la devolviera desde el suelo en una chiquillada impropia del lateral. El árbitro no expulso a Sandro que  salió del conflicto con tarjeta amarilla, pero tras consultarlo con sus asistentes, si expulsó a Balenziaga que no podía explicarse como el se quedaba fuera del encuentro y no le acompañaba el otro protagonista de la desafortunada acción. El Málaga necesitaba un hecho trascendental para cambiar las tornas del envite, y ahí lo encontró. Valverde sufrió un inexplicable ataque de pánico y fue quitando a los hombres de arriba uno a uno, quedándose tan solo Raúl Garcia como única referencia en ataque y el Athletic, sin probar siquiera si podía hacer frente con diez al Málaga siguiendo con el juego que venía llevando a cabo, se echó atrás a defender a capa y espada su resultado.

Desde épocas inmemoriales el Athletic no ha sido capaz, salvo excepciones, de mantener un buen resultado a domicilio echándose atrás, han sido muchas las tardes en las que, con el resultado a favor, los bilbaínos se han puesto a especular ante un equipo a priori inferior, y han visto como finalmente, los jugadores del equipo contrario se agolpaban en una esquina a celebrar la remontada. Y por eso fue extraño para el aficionado rojiblanco, entender las decisiones de Valverde ante la expulsión de Balenziaga, eliminando a los jugadores de carácter ofensivo y convirtiendo su equipo en un frontón durante toda la segunda parte, en lugar de tratar de defender el resultado a partir de la posesión de balón y manteniendo cierto peligro rondando el área rival, al fin y al cabo, ya lo dicen los clásicos, la mejor defensa es un buen ataque.

El Málaga, comenzó a merodear el área de Gorka, que ayer volvía a la titularidad, pero sin ningún criterio y acusado por las prisas y la falta de paciencia, lo que permitía a un Athletic bien posicionado y sufridor, llevar al traste con todos los intentos ofensivos del cuadro andaluz. Hubiera cambiado de nuevo el partido si el árbitro hubiera castigado con la doble amarilla a Recio en el 68 y Juanpi en el 88, en sendas faltas en las que el colegiado no mantuvo el listón del resto del partido en el cual llegó a sacar hasta 11 amarillas.

Con el paso de los minutos, Juande Ramos supo leer a la perfección el nuevo partido que se presentaba ante su escuadra tras los cambios conservadores de Valverde y quitó a Charles, ante la previsión de que este se estampara una y otra vez contra la trinchera de 3 centrales propuesta por el de Viandar de la Vera, dando entrada a Duda, que aumentando el juego del equipo local en el medio del campo y mejorando la transición de balón defensa-ataque, dio vida a un Malaga en el que hasta ayer, podía prácticamente contar sus minutos jugados con los dedos de las manos. El veterano mediocampista portugués aportó las gotas de calidad que le faltaban a su equipo para ser competitivo y poder ver puerta, y en tan solo dos minutos, provocaba el primero para Sandro y remataba el segundo para completar la remontada boquerona ante un impotente Athletic que veía como sus planes defensivos se iban al traste y trataba de realizar lo imposible en los escasos diez minutos que le quedaban al encuentro. La tuvo Beñat en una falta al borde del área en la que Koné fue expulsado por doble amarilla, pero la barrera cumplió su función, pitido final y los tres puntos que se quedan para un ya no tan necesitado Málaga.

Ficha Técnica

Málaga CF: Kameni, Rosales, Llorente (Min. 46, En Nesyri), Koné, Ricca (Min. 62, Juan Carlos), Juanpi, Camacho, Recio, Chory Castro, Sandro y Charles (Min. 66, Duda).

Athletic Club: Iraizoz, De Marcos, Laporte, Yeray, Balenziaga, Williams (Min. 43, Lekue), San José, Beñat, Merino (Min. 74, Mikel Rico), Raúl García y Aduriz (Min. 60, Etxeita)

Goles: 0-1: Min. 2; Aduriz. 1-1: Min. 82; Sandro. 2-1: Min. 83; Duda.

Árbitro: Del Cerro Grande (Comité Madrileño). Expulsó con roja directa al rojiblanco Balenziaga (Min. 36) y por doble amonestación al local Koné (Min. 70 y 90). Mostró tarjetas amarillas a los malaguistas Rosales (Min. 36), Ricca (Min. 45), Chory Castro (Min. 53), Recio (Min. 68), Duda (Min. 83) y Charles (Min. 85) y a los visitantes De Marcos (Min. 51), Sabin Merino (Min. 59) y Laporte (Min. 85).

Óscar Villada

Comunicador y Productor Audiovisual, de Bilbao, y del Athletic desde que tengo conciencia de mi existencia. Odio eterno al fútbol moderno

También te podría gustar...