Granada CF 1 – 2 Athletic Club: Raúl García vuelve a salvar a los bilbaínos

El Athletic tiró de oficio ayer en Los Cármenes y supo batir, eso si, sin brillo, a un Granada necesitado que dio numerosos síntomas de mejoría pese a la derrota. Los de Jémez, supieron contener a los de Lezama en varias fases del encuentro y lograron llevar el peligro en numerosas ocasiones a base de ingenio y valentía pero una mayor solidez de los de Valverde hizo que los puntos se fueran para el botxo gracias también a un espectacular disparo de Raúl García desde la frontal tras despeje nazarí que, tras tocar la madera, encontró las redes de un impotente Ochoa.

Comenzaba el partido con un Athletic que trató de imprimir intensidad antes de que el Granada pudiera asentarse en el terreno, algo que en el equipo andaluz es necesidad y que le está costando en el inicio de la temporada, lo cual no le permite tomar la iniciativa desde el comienzo de los encuentros tal y como plantea su entrenador. Tras una llegada local por un exceso de confianza de Balenziaga, el Athletic comenzó a merodear con mayor peligro al área contraria lo que al poco tiempo se tradujo en el primer gol de la noche al cumplirse el primer cuarto de hora.

A partir de ahí, el Granada trato de reaccionar a través de largas posesiones que se traducían en su mayoría en tímidas e infructuosas llegadas al área consecuencia de una lenta transición de balón y cierto abuso del horizontal y las «vueltas a empezar» que impacientaban en ocasiones tanto al respetable como local. Víctimas de su propio juego, los nazaríes comenzaron a errar en la distribución, errores provocados también porque el Athletic supo ser solido en defensa y gestionar bien la presión durante este tramo del encuentro, encontrando sus frutos a la misma en una ocasión de Aduriz que pudo finiquitar el partido tras encontrarse frente a Ochoa tras realizar un caño a Tito, pero el gipuzkoano centró demasiado el disparo provocando los aplausos de la afición local tras el despeje de su portero.

La clara ocasión de gol hizo que el Granada pusiera en práctica un juego mas conservador lo que supuso una mayor igualdad en la distribución de la posesión y de las ocasiones, sin peligro en ambos bandos, Kravets apenas gozó de balones durante la primera parte y los locales echaron de menos los desmarques de Ponce, además, la imprecisión se acrecentaba debido a la mayor verticalidad de su juego y los balones largos que se mandaban a Ochoa y Uche no llegaban a buen puerto.

Cuando mejor estaba funcionando la defensa de Valverde, ayer con Etxeita disputando sus primeros minutos de la temporada, llegó el gol local. A pocos minutos de descanso, Carcela hacia suyo un balón muerto en el área tras una embarullada y larga jugada en el área bilbaína y de un zurdazo colocaba el empate. El disparó entro por el lado del portero pero fue muy a bocajarro lo cual imposibilitó la reacción del joven portero de Ondárroa.

Tras el descanso, el Granada trató de llevar la iniciativa en el juego lo cual hizo el partido mas entretenido, pero sus valientes y voluntariosas internadas no tuvieron el efecto deseado en el marcador. Un formidable zurdazo de Bueno abrió una ofensiva descarada, dando pie a la primera gran intervención de Arrizabalaga. Hubo réplica en el otro área, Aduriz trato de sorprender al memo al palo corto, pero el disparo se alojo mansamente en sus manos y Raúl García estuvo a punto de marcar su segundo de volea,pero Ochoa voló y supo lucirse por segunda vez en la noche;la dinámica en esos momentos favorecía al Granada, cuyo empuje hizo sufrir a los leones por momentos. El Athletic aguantó a duras penas la ofensiva, Valverde vio que el partido se les podía escapar y optó por renovar las bandas. No le fue mal, el equipo ató mejor a Carcela y Pereira y encontró una mejor salida de balón, Beñat volvió a hacerse con la batuta del juego y el Granada comenzó a apagarse poco a poco.

A consecuencia de esta paulatina disminución de la intensidad local el Athletic aumentó su presencia en campo contrario lo que se tradujo en ocasiones. Fue en un corner a falta de 15 minutos cuando Laporte remachó un gran remate de cabeza de San José, que parece que esta cogiendo la forma de nuevo, y puso el segundo en el marcador visitante. A partir de ese momento el Athletic volvió a mostrar una notable solidez defensiva que le permitió alzarse con la victoria ante los desesperados intentos de los ayer rojiblancos, subida de Ochoa en una falta peligrosa incluida, por empatar el encuentro en los últimos instantes.

En definitiva, el Athletic supo tirar de pragmatismo lo que le ha permitido alzarse con 3 victorias consecutivas, y pese a no mostrar un juego elaborado y lustroso tal y como la parroquia bilbaína gusta de ver, está sabiendo gestionar los partidos contra rivales dificiles a base de eficacia y saber estar, cuando en otras ocasiones a visto como estos partidos solían provocar una sangría de puntos en el casillero, falta por confirmar si estas armas son válidas para rivales de mayor enjundia como el Sevilla, que visitará La Catedral el próximo sábado. Por su parte el conjunto de Paco Jémez ve como la mejoría que también mostró en algunas fases de su partido como el Betis sigue en auge, y que está poco a poco encontrando la forma de adquirir la competitividad necesaria para la división, pese a ello, las estadísticas de goles encajados siguen siendo preocupantes.

Ficha técnica

Granada CF: Ochoa, Foulquier, Uche, Gastón Silva, Tito, Angban (Min. 79, Boga), Sergi Samper (Min. 66, Atzili), Carcela-González, Alberto Bueno, Andreas Pereira y Kravets (Min. 61, Ezequiel Ponce).

Athletic Club: Kepa, Lekue, Etxeita, Laporte, Balenziaga, San José, Beñat, Susaeta (Min. 61, Sabin Merino), Raúl García, Muniain (Min. 61, Williams) y Aduriz (Min. 79, Iturraspe).

Goles: 0-1: Min. 15; Raúl García. 1-1: Min. 44; Carcela-González. 1-2: Min. 76; Laporte.

Árbitro: Martínez Munuera (Comité Valenciano). Mostró cartulina amarilla al local Foulquier.

Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada de La Liga disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes ante unos 15.000 espectadores.

Óscar Villada

Comunicador y Productor Audiovisual, de Bilbao, y del Athletic desde que tengo conciencia de mi existencia. Odio eterno al fútbol moderno

También te podría gustar...