De cachorro a León: el asentamiento de los nuevos

Nunca resulta sencillo para un futbolista recién salido de la cantera establecerse en el primer equipo y acumular minutos que permitan dar continuidad a la progresión que trae de las categorías inferiores; menos aún en un tiempo como el de hoy en día, en el que parece preferible pagar una cantidad importante por un jugador de otro club, en lugar de dar la oportunidad a los más jóvenes. Por suerte, aún hay conjuntos que en ese sentido mantienen el romanticismo y permiten que esos inexpertos futuros jugadores puedan dar el salto a la élite.

Ya sea por su filosofía en lo que a incorporaciones se refiere o por ser el club de una ciudad tan tradicional como es Bilbao, el Athletic Club es el fiel reflejo de las instituciones que dan un voto de confianza a la cantera. No es para menos, teniendo en cuenta que se trata de un proyecto en el que el esfuerzo ha dado claramente sus frutos. Tanto es así que de los 27 hombres que componen la plantilla del primer equipo, más de una veintena ha pasado al menos por el equipo filial.

Este año, han sido tres los cachorros que han dado el paso logrando que se les conceda la ocasión de demostrar su valía sobre el terreno de juego y, pasado ya casi un tercio del curso 2016/2017, es hora de llevar a cabo el primer análisis de su debut en Primera División.

Kepa Arrizabalaga (Ondarroa, 03/10/1994): Portero. Tras recorrer todas las categorías inferiores como rojiblanco, salió cedido en enero de 2015 a la S.D. Ponferradina, que entonces militaba en Segunda División, hasta junio del mismo año. Sus intervenciones no pasaron desapercibidas para nadie y la temporada siguiente el Athletic, a pesar de tener pretendientes para él en la máxima competición nacional, lo cedió de nuevo a un equipo de segunda división, esta vez al Real Valladolid, donde defendió la meta pucelana en nada menos que 40 partidos. Del mismo modo, se ha mantenido de manera habitual en las categorías sub-17, sub-19, sub-20 y sub-21 de la selección española.

Kepa defendiendo el arco rojiblanco. Foto vía Blog.Haonx.tk

Kepa defendiendo el arco bilbaíno. Foto vía Blog.Haonx.tk

En lo que respecta a partidos con el Athletic, suma 5 titularidades, todas ellas en Liga, en las que ha encajado solamente 3 goles. Además, en dichos lances los leones han logrado 13 puntos de 15, gracias en parte a las paradas del joven guardameta; como por ejemplo la que hizo en el que fuera su primer partido en San Mamés a Rodrigo Moreno, lanzándose a los pies del jugador valencianista. Se ha mostrado seguro en todas sus acciones y los errores han brillado por su ausencia.

Claro está que los encuentros que ha disputado, no son suficientes para hacer una predicción sobre los muchos años que se le auguran en el mundo del fútbol. Asimismo, está aún por ver cómo soportará la presión de una grada tan exigente con los porteros como es la de los bilbaínos, ya que este curso comparte esa responsabilidad con Gorka Iraizoz, alternando su presencia bajo palos con el veterano arquero. Queda aún mucho que caminar, pero basándonos en su actitud y sus primeras actuaciones con el Athletic, se puede esperar que Kepa sea durante mucho tiempo el cancerbero que defienda la portería de San Mamés.

Yeray Álvarez (Barakaldo, 24/01/1995): Defensa. Llegó a Lezama en 2008 y desde entonces ha ido quemando una etapa tras otra, hasta lograr el ascenso a segunda división con el Bilbao Athletic en el ejercicio 2014/2015. La campaña siguiente resultó muy dura, tanto para él como para el resto de jugadores del filial bilbaíno puesto que, aunque transmitieron la sensación de ser un conjunto trabajado y que no se rinde ante las adversidades, la aventura en la categoría de plata terminó con el descenso.

Foto vía Goal.com

Yeray durante un encuentro de la presente temporada. Foto vía Goal.com

El haber competido en Segunda División y ser además uno de los puntales del equipo, no fue suficiente para que toda la parroquia bilbaína tuviera una idea de qué podría aportar. Las lesiones de algunos de sus compañeros le abrieron la puerta al once y desde ese instante se ha dado a conocer, desplegando su abanico de virtudes. A pesar de que su estatura no es mucho mayor de la media (1,83m), es un jugador poderoso en el juego aéreo y que ya ha provocado algún susto a sus rivales rematando los saques de esquina. Si bien es cierto que puede pulir aún más su salida de balón por abajo, ha demostrado poseer un desplazamiento en largo envidiable, que no dista mucho del de los grandes especialistas en la materia. Pero sin duda alguna, su mayor virtud reside en ser un batallador constante, que no se amedrenta independientemente del rival y que trata de aprender cada día.

Cuenta con 5 encuentros ligueros y otros 4 más en Europa League en los que ha cumplido con creces, sorprendiendo a propios y extraños por la rapidez con la que ha encajado en el grupo. Ha asimilado su función a la perfección, comprendiendo lo que el entrenador le exige y lo que el equipo necesita de él en cada momento. Si su progresión continúa según lo previsto y las lesiones le respetan, Yeray tiene mimbres para llegar a ser todo un referente en la defensa del Athletic.

Mikel Vesga (Vitoria-Gasteiz, 08/04/1993): Centrocampista. Formado en las categorías inferiores del Deportivo Alavés, llegó a jugar en el filial albiazul en tercera división. La temporada siguiente se unió al proyecto del Cuco Ziganda para consumar el ascenso al mismo tiempo que su compañero Yeray. En la campaña siguiente fue un fijo en el once y tan sólo se perdió un partido de los 42 que disputó Bilbao Athletic, debido a una sanción por cumplir ciclo de tarjetas amarillas.

Vesga en un partido con el Athletic. Foto víalivefutbol.com

Vesga en un partido con el Athletic. Foto víalivefutbol.com

Este espigado centrocampista se caracteriza por dar siempre un excelente trato a la pelota. Su 1,91m le permite desenvolverse con bastante contundencia por alto y la clase que atesora en su pierna izquierda es innegable para quien haya disfrutado de verle sobre el verde. No obstante, se le echa en falta una mayor capacidad de sacrificio en el campo que le permita imprimir una marcha más al juego.

Su caso recuerda considerablemente al del exleón Erik Moran, teniendo en cuenta que al igual que en el caso del de Portugalete, el protagonismo de Vesga ha disminuido notablemente desde que empezase la pretemporada. Participó en las dos primeras jornadas ligueras, en ambas ocasiones saliendo desde el banquillo, pero no volvió a vestirse de corto durante los 2 meses siguientes. Sin embargo, su titularidad contra el RCD Espanyol invita a albergar cierta esperanza para lo que resta de liga. Si se esfuerza, trabaja y compite como debe, tendrá opciones de ser incluido en las alineaciones y revelar todo su talento.

Jon Izquierdo Coca

Estudiante de Medicina en la UPV/EHU. Aficionado al buen fútbol e incondicional del Athletic Club.

También te podría gustar...