Athletic Club 5 – 1 UD Las Palmas: Los canarios se llevan un zarpazo de San Mamés

En el partido que abría la 32ª jornada de Liga, los leones se han impuesto de manera contundente a una U. D. Las Palmas que ha pasado sin pena ni gloria por San Mamés. Los rojiblancos suman tres puntos que pueden resultar vitales en la lucha por Europa, mientras los de Quique Setién son conscientes de que a pesar de la derrota, continuarán en una posición tranquila en la tabla.

El conjunto bilbaíno saltó al campo con la intención de hacer valer la intensidad que imprimen en cada partido que juegan en casa, lo que les valió para inaugurar el marcador en el minuto 7. Ander Iturraspe ejecutó un saque de esquina que Mikel San José se encargó de cabecear a la red por el centro de la portería. Lejos de relajarse, dos minutos después los locales doblaban su ventaja gracias a un libre directo que Iker Muniain lanzó por fuera de la barrera y cruzó la línea de meta junto al palo izquierdo de Lizoain.

A pesar del buen comienzo del Athletic, Pedro Bigas sirvió a la grada un amargo plato de incertidumbre cuando en el minuto 12 remató de forma magistral el córner servido por Tana. Un testarazo picado desde el primer poste que llegó a golpear en el segundo palo y ante el que nada pudo hacer Kepa. Un gol de esos que deberían mostrarse a los niños para que aprendan cómo se remata de cabeza.

Pero por desgracia para los amarillos, tan sólo se trataba de un espejismo. En el día de su 28º cumpleaños, Óscar De Marcos recuperó una pelota en campo propio que, tras un gran pase al espacio de Raúl García para Iñaki Williams, la pantera sirvió por bajo al área rival en busca de Aduriz. Después de sortear al portero rival picando el esférico, el donostiarra empujó desde el suelo hacia las mallas un balón al que a punto estuvo de llegar Lemos. No se había cumplido aún el minuto 18.

Pese al empeño de Roque Mesa en acaparar la posesión, un disparo cruzado de Tana y el remate de Vicente Gómez en el saque de esquina posterior, fueron las únicas ocasiones en las que la UD logró inquietar mínimamente a los rojiblancos. El control y la posesión eran para los de Valverde, aunque el resultado no varió en el primer periodo. Durante el descanso, el mítico cancerbero del Bayern de Múnich y la selección alemana Sepp Maier recibió el III One Club Man Award de manos de José Angel Iribar.

En el segundo tiempo los de Quique Setién intentaron sacudirse el dominio de los bilbaínos, tratando de que la acción se desarrollara más tiempo en campo rival.  Hasta que 13 minutos después de la reanudación Iker Muniain cazó un rechace en la media luna. Su volea con pierna derecha terminó por alojarse en la red, esta vez junto al palo derecho del portero.

Las esperanzas de los canarios terminaron por desvanecerse cuando, en la misma jugada del saque de centro, la asfixiante presión ejercida por Raúl García provocó que San José recibiera el balón para adentrarse en el área y entregárselo a Aduriz, que marcó a puerta vacía. No se había llegado a la hora de partido y la contienda ya estaba más que sentenciada.

El marcador no se movió más, si bien hubo alguna ocasión en ambas porterías. Las más claras por parte del Athletic fueron para Muniain, en un remate de cabeza, y Williams, que fue un auténtico incordio para la zaga canaria. En lo que respecta a Las Palmas, una vaselina de Momo que se marchó por encima del larguero,  y un buen disparo de Marko Livaja con mejor respuesta de Kepa constituyeron las situaciones de mayor peligro.

Todo apuntaba a que la noche iba a ser una tremenda fiesta rojiblanca, pero no sólo los locales participaron en la celebración. Durante los instantes finales del encuentro, desde la zona reservada a los seguidores visitantes se escucharon cánticos de «Athletic, Athletic», que de manera inmediata fueron correspondidos por el resto del estadio con el característico » Pío, Pío» de la hinchada canaria. Una muestra de convivencia y respeto entre aficiones que a todos nos gustaría ver más a menudo, pues estas son las pequeñas cosas que hacen grande a este deporte.

Ficha técnica:

Athletic Club: Kepa; De Marcos, Yeray, Laporte, Balenziaga (Lekue, min. 52); San José (Beñat, min. 75), Iturraspe, Raúl García, Muniain; Williams (Susaeta, min.79), Aduriz.

U.D. Las Palmas: Lizoain; Michel Macedo, Lemos (David García, min. 46), Bigas, Dani Castellano; Roque Mesa, Vicente Gómez, Tana, Jonathan Viera (Halilovic, min.71), Mateo (Momo, min. 63); Livaja.

Árbitro: Estrada Fernández. Amonestó a Mikel San José por el cuadro local y a Jonathan Viera y Marko Livaja en el caso de los visitantes.

Jon Izquierdo Coca

Estudiante de Medicina en la UPV/EHU. Aficionado al buen fútbol e incondicional del Athletic Club.

También te podría gustar...