Athletic Club 2 – 1 Real Betis: Pulso vibrante con triunfo local

San Mamés vuelve a oler a Europa. Athletic y Betis perseguían su tercera victoria consecutiva en situaciones opuestas. Los leones con la esperanza de volver a viajar por el continente, los verdiblancos con la permanencia en el bolsillo y solo con el objetivo de hacer un buen final de temporada. Momentos reflejados en las alineaciones titulares. Ernesto Valverde no experimentó. Apostó por un once que Bilbao podría recitar casi de corrido y sin equivocarse, desde Kepa hasta Aduriz. Víctor Sánchez del Amo sacó sus probetas para dibujar una defensa nueva en los laterales -Cejudo y Álex Martínez por Rafa Navarro y Durmisi-, sin Tosca y con Joaquín y Rubén Pardo suplentes.

En la primera parte dominó el Atlhetic. Un tiro al palo de De Marcos y un mano a mano desperdiciado por Aduriz fueron sus oportunidades más claras. La del delantero navarro la salvó Adán, en su primera gran intervención de la noche. Jonas contó con la mejor para el Betis en un primer tiempo de posesión y llegadas vascas y aguante visitante. Los de Valverde atacaron mucho y acumularon pronto una numerosa colección de saques de esquina a su favor.

En el segundo acto el Athletic tomó una gran ventaja en el pulso. Susaeta amenazó tras recortar dos veces a Mandi y disparar con su pierna diestra a la derecha de Adán. No va a olvidar fácilmente su primera noche en San Mamés el central franco-argelino, que sufrió mucho ante el asedio local. De un saque largo de Kepa apareció el primer tanto. Aduriz encaró al citado Mandi tratando de desbordarle. El defensa bético se fue al suelo intentando robar el cuero y el goleador forzó la pena máxima. Especialista en exprimir naranjas con poco jugo, la jugada que había empezado en los pies del meta del Athletic finalizó con un disparo raso y ajustado ejecutado por el propio Aduriz. Con él de por medio no hay debate posible.

El Betis entró en estado de ‘shock’, bloqueado al verse por detrás en el marcador y el Athletic multiplicó sus llegadas. Un envío desde la banda derecha no pudo rematarlo Raúl García. Sin embargo, su movimiento bastó para mantener el balón controlado y sacar de su sitio a Adán. El guerrillero centrocampista solo tuvo que colocar la pelota en el espacio aéreo del área pequeña para que Muniain, solo, cabecease para hacer el 2-0. El choque parecía visto para sentencia. No es el Betis un equipo al que se le de bien remontar ni el Athletic un conjunto que desaproveche ventajas tan cómodas.

Cuando peor estaban, los de Víctor recuperaron opciones de puntuar. Disparó Álex Martínez raso y Kepa despejó el esférico sin esperar el olfato del que casi siempre irrumpe en los momentos más duros del Betis. Rubén Castro es un cazador que aprovecha los silencios y la tranquilidad para romper el guion y sembrar el pánico. El rechace de Kepa durmió en la red por su oportunismo. El Betis, de nuevo en el encuentro.

El 2-1 dio paso a un partido roto, vertical y eléctrico. El Athletic no lo sentenció ni tampoco lo durmió. El Betis sobrevivió, pero no logró empatar. En esa anarquía de balones divididos, disputas aéreas y ataques con muchos espacios tan propia del fútbol puro de San Mamés parece un milagro que el gol no cayese en ninguna jugada. Lo rozó Raúl García, con un disparo que se fue rozando el palo. También Aduriz y Beñat, en una jugada en la que el inconmensurable Adán tuvo que mostrar sus cualidades dos veces seguidas: en el uno contra uno con el delantero y en el rechace posterior del habilidoso organizador.

La locura no trajo ningún tanto y el Betis estaba a solo uno de igualar y no irse de vacío de Bilbao. Pudo lograrlo Rubén Castro, que golpeó muy alto tras un buen pase de Ceballos. Aunque el que más cerca estuvo del 2-2 fue su tocayo. Rubén Pardo, un ex de la Real Sociedad, probó desde la frontal con un tiro que rebotó en Yeray y se marchó cerca del poste. Fue la gran oportunidad del Betis para haber sumado el primer punto de su historia en el nuevo San Mamés.

Ficha técnica:

Athletic Club: Kepa; De Marcos, Yeray, Laporte, Balenziaga; San José, Beñat (Mikel Rico, m.88); Susaeta (Williams, m.78), Raúl García (Iturraspe, m.74), Muniain; y Aduriz.

Real Betis: Adán; Cejudo, Mandi, Pezzella, José Carlos (Álex Alegría, m.68), Álex Martínez; Brasanac (Joaquín, m.58), Petros (Rubén Pardo, m.68), Ceballos; Jonas Martin y Rubén Castro.

Goles: 1-0, m.53: Aduriz, de penalti. 2-0, m.60: Muniain. 2-1, m.63: Rubén Castro.

Árbitro: González González (Colegio Castellano-Leonés). Amonestó al local Susaeta y a los visitantes Brasanac, Mandi y Adán.

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...