Athletic Club 1- 1 CA Osasuna: Tablas de sabor navarro

Osasuna visitaba por primera vez el nuevo San Mamés para enfrentarse al primer equipo vizcaíno, y lo hacía con la esperanza de poder puntuar y empezar a salir de la zona de descenso. El Athletic, por su parte, con un equipo con menos navarro que otros años (5), confiaba en ofrecer una gran victoria a sus aficionados y aprovechar los pinchazos de Villarreal y Sevilla para auparse a la zona noble de la clasificación.

El partido comenzó vibrante, con un Osasuna lanzado a por los tres puntos, sin complejos y muy vertical, dispuesto a ganar el partido antes del descanso. Contó con jugadas de peligro en las botas y la cabeza de Oriol Riera, pero no supo materializarlas, y los regates y centros de Berenguer resultaron estériles.

Pasados estos primeros 15 minutos de dominio rojillo, los leones despertaron y acosaron la meta rojilla durante algunos minutos, haciendo trabajar a los defensas rojillos, y a Nauzet tras un gran disparo de Beñat que fue la mejor ocasión para el Athletic. Pero tras este breve impulso, llegó el gol rojillo obra de Riera, testarudo en su lucha con la defensa y el gol, que se le negaba en las primeras ocasiones que tuvo, pero que con un gran cabezazo en un corner centrado pro Roberto Torres obtuvo su recompensa.

Poco duró la alegría para el equipo navarro, y es que en el camino hacia la victoria se cruzó un viejo conocido, Raúl García. Y lo hizo en una de sus mejores virtudes, la llegada al área y el remate de cabeza. Un gol del canterano rojillo que llegó tras una gran jugada en el área de Sabin Merino, que recortó e hizo lo que quiso, encontró el espacio para poner un gran centro en el hueco de la defensa pamplonesa para que el jugador de cizur rematara al fondo de la red ante la estirada inútil de Nauzet. Pero Raúl García no celebró el gol, como signo de respeto al club que le crió futbolísticamente.

En la jugada siguiente, y sin tiempo para asimilarlo, Muniain (otro de los navarros del Athletic) regateó dentro del área y de no ser por su disparo desviado, hubiese supuesto la remontada en apenas tres minutos. Fue en esta jugada, en uno de los múltiples amagos y recortes que tiró el extremo del Athletic, cuando Digard se lesionó, y tuvo que entrar Fausto. No iba a acabar la desgracia de Osasuna ahí, sino que a pocos minutos para el descanso, Oriol Riera, tras un salto, apoyó mal el tobillo y también tuvo que pedir el cambio por lesión, dejando su lugar a Kodro.

Tras el descanso, fue el conjunto local quien llevó el peso del encuentro. Lekue, que había entrado por De Marcos en el descanso, acabó de dar profundidad por la banda derecha del Athletic, y con la entrada de Aduriz en el minuto 53 por Sabin Merino, los leones se lanzaban a por la victoria. A Osasuna le tocaba minimizar daños, pero con el desperpajo de Berenguer y la lucha de Sergio León contó con alguna ocasión de peligro.

El balón era del Athletic, pero el conjunto rojillo con orden en la zaga contrarrestó el empuje bilbaíno, que dispuso de ocasiones contadas  para llevarse el partido, pero no llegó a agobiar.

Y el final llegó sin apuros para Osasuna, sin acabar encerrado en su área como cabría esperar. Un conjunto rojillo, que con la entrada de Otegui, terminó el encuentro con 7 canteranos en el campo, todos ellos navarros, que sumados a los 4 navarros con los que acabó el Athletic, harían un 11 capaz de deshacer el empate con el que finalizó el encuentro.

Ficha técnica:

C.A.Osasuna: Nauzet; Berenguer, David García, Flaño, Unai García, Oier; Digard (Fausto Tienza 32´), Roberto Torres, De Las Cuevas; Sergio León (Otegui  82′) y Oriol Riera (Kodro 38′).

Athletic Club: Iraizoz; De Marcos (Lekue 45´), Etxeita, Laporte, Balenziaga; Beñat (Mikel Rico 65´), San José; Williams, Raúl García, Muniain; Eraso (Aduriz 53´).

Goles: 0-1, 22´ Riera; 1-1, 27´ Raúl García.

Árbitro: Martínez Munuera (Colegio Valenciano). Amonestó con amarilla a Muniain y Rico por parte del Athletic, y a Oier por Osasuna.

David Soria

Graduado en Historia y con un Máster en Historia del Arte. Gran aficionado del futbol en general y de los otros 18 en particular. "El balón es mi despacho. Me siento en él y veo cómo trabaja el equipo".

También te podría gustar...