Athletic 3 – 0 Málaga: Poco boquerón para tanto león

El encuentro que se disputaba en la noche del lunes era, a priori, muy importante para ambos equipos. Para los locales, ya que mantener la renta de seis puntos sobre el Sevilla era importantísimo, y para los visitantes, porque aumentar la ventaja de siete sobre el descenso podría significar certificar la salvación definitivamente.

Pero una vez que el colegiado dio inicio al partido, pareció que solo el Athletic se jugaba algo sobre el cuidado césped del nuevo San Mamés. Los leones salieron enseñando los colmillos y tardaron muy poco en dar la primera dentellada. Aduriz se elevó con su poderío habitual ante un Angeleri que no le molestó ni con la mirada. ¿Sabían los chicos de Schuster que el Athletic llevaba 16 goles de cabeza?

Y tras el gol llegó la reacción, pero no del Málaga, sino de los bilbaínos, que siguieron desarbolando a los andaluces que no sabían cómo frenar a estos leones que parecían estar protagonizando una estampida, pero no de torpes elefantes, sino de gráciles gacelas. Los que parecían paquidermos eran los boquerones (perdón por la animalada), pero los dueños de La Rosaleda se mostraban sin recursos, con un juego deslavazado e inconexo que nunca llevaba peligro a la meta de Iraizoz, inédito en los primeros cuarenta y cinco minutos.

El Málaga llegaba al descanso con un gran resultado, a tenor de los meritos que había desplegado, solo un gol por detrás, gracias (otra vez) a Caballero y a la mala puntería local. Además Weligton y Pablo Pérez se marchaban con una amarilla al vestuario. Lo del argentino lleva camino de récord, ve más tarjetas que un cajero automático. El Athletic, muy bien, con la dirección de Ander Herrera, la chispa de Muniain y el gol de Aduriz.

Y si el Málaga tenía algún plan para el segundo tiempo, Aduriz no necesitó ni un minuto para poner el 2-0 y cerrar el encuentro. Sí, cerrarlo en el minuto 46, porque era tanta la superioridad blanquirroja que ni un milagro del Cautivo, a esas horas procesionando por las calles de Málaga, parecía suficiente para cambiar el sino de un choque tan desigual.

Era cuestión de tiempo que llegara el tercero. A punto estuvo Aduriz de hacerlo, pero le tocó marcar a Ander Herrera. Entre tanto, una ocasión aislada de Darder que mandó fuera de cabeza, y fiesta Champions en el Bocho, ondear de banderas, y fútbol total de los locales ante un Málaga que no quiso molestar a los 30.000 que festejaban la victoria y el recital de su equipo.

En el Athletic el hombre del partido fue Aduriz, con sus dos tantos, aunque lo cierto es que todo el equipo rayó a un gran nivel. Por parte malacitana, los dos de siempre: Amrabat y Caballero fueron los mejores, y quizás también habría que destacar algunas acciones de Juanmi, en un lunes que fue, de verdad, de pasión para los malagueños, y de gloria para los bilbaínos.

Ficha técnica:

Athletic Club: Iraizoz; Iraola, Laporte, San José, Balenziaga; Iturraspe, Erik Morán (Etxeita, 84’), Susaeta (Albizua, 85’), Ander Herrera (Beñat, 76’), Muniain; Aduriz.

Málaga C.F.: Willy Caballero, Eliseu, Antunes, Angeleri, Weligton; Camacho, Darder, Juanmi, Amrabat (Portillo), Pablo Pérez (Iakovenko, 46’); Santa Cruz (Rescaldani, 77’).

Goles: 1-0, 3’: Aduriz. 2-0, 45’: Aduriz. 3-0, 61’: Herrera.

Árbitro: González González (Castilla y León). Mostró tarjeta amarilla a los visitantes Weligton, Amrabat, Iakovenko, Juanmi y Pablo Pérez.

 

Carlos Manuel Jiménez

Trabajando en la Universidad de Málaga. Subdirector del desaparecido Diario de Málaga. Socio del Málaga en 3ª y en Champions.

También te podría gustar...