FC Barcelona 2 -1 Deportivo Alavés: Morir en la orilla

Foto vía www.efe.com

Foto vía www.efe.com

Morir en la orilla, cuando ya se divisa tierra, es quizá el más triste de los finales. Una metáfora que aplicada al fútbol implica acariciar una victoria qué, a la postre, no se logra. Esto mismo es lo que le ha ocurrido al Alavés, derrotado en el Camp Nou tras realizar un gran partido. Los locales remontaron el tanto inicial de Guidetti en un encuentro marcado por las polémicas decisiones arbitrales que perjudicaron al cuadro babazorro.

No muchos hubiesen apostado sus ahorros, allá por el mes de septiembre, a favor de que el Alavés revirtiese la dramática situación deportiva que vivía y lograse escapar de los puestos de descenso. Menos todavía hubiesen dicho que los albiazules competirían de principio a fin ante el invicto Barça. Pero, si algo tiene la parroquia babazorra es hambre de fútbol.

El partido arrancaba con los pupilos de Abelardo bien ordenados atrás. Un repliegue que obligaba a renunciar a las posesiones y apostar por las ‘contras’ como método de ataque. En uno de estos contragolpes cerca anduvo Ibai de abrir el marcador. Un dos para uno con Guidetti como fiel escudero que desbarató el guardameta local. Los culés, pese a controlar el esférico, no llegaban con peligro al área defendida por Pacheco.

Ya habían avisado de sus intenciones. Pero en el minuto 23 las materializaron en forma de gol. Con la defensa del Barça muy avanzada, la pérdida de los azulgrana en campo rival derivó en un contraataque de libro que culminó Guidetti en un mano a mano con Ter Stegen. Un resbalón involuntario ayudó al sueco a imprimirle efecto al disparo.

Poco más de una primera parte donde la acción más peligrosa de los locales llegó pasado el minuto 40, cuando Messi obligó a Pacheco a realizar una espléndida estirada para mandar el balón a córner. Tras la reanudación, los catalanes comenzaron a desengrasar la maquinaria para poder superar al Alavés. No obstante, los babazorros pudieron matar el encuentro en una gran jugada de Ibai. El bilbaíno se durmió para asistir a Duarte, quién no encontró portería.

Ante un rival como el Barça, con un potencial deportivo y económico de semejante magnitud, aguantar un 0-1 es una auténtica odisea. Y si además el árbitro no hace bien su trabajo, es más complicado si cabe. Iniesta centró un balón que es cazado por Suárez para rematarlo al fondo de la red. La polémica viene cuando el disparo golpea en el brazo de Piqué, quién estaba por medio de la jugada. Por si fuese poco, el segundo gol culé viene de una jugada de fuera de juego. Alcácer estaba en posición antirreglamentaria antes de recibir la falta que instantes más tarde transformaría Messi. La guinda del pastel llegaría en los últimos compases del encuentro cuando Iglesias Villanueva decidía no pitar unas manos claras de Umtiti en el área del Barça.

Con las decisiones arbitrales influyendo en el devenir del partido se llegó al pitido final. Una sensación agridulce para un Alavés que acarició la victoria. Tuvo en sus botas matar el encuentro, pero la falta de puntería y los ‘infortunios’ arbitrales impidieron que el Glorioso rascase algún punto del Camp Nou. Un partido que solo sirve para ejemplificar la mejoría de los babazorros, quienes siguen en plena lucha por la permanencia. La próxima semana reciben al Celta de Vigo en Mendizorroza.

 

Ficha técnica:

FC Barcelona: Ter Stegen; Semedo (S. Roberto, min. 52), Piqué, Umtiti, Digne (Jordi Alba, min. 52); Paulinho, Rakitic, Iniesta; Coutinho (Alcácer, min. 70), Messi y Suárez.

Deportivo Alavés: Pacheco; Alexis, Laguardia, Maripán, Duarte (Demirovic, min. 88); H. Pérez (Pedraza, min. 63), Medrán, Wakaso, Ibai; Guidetti (Munir, min. 74) y Sobrino.

Goles: 0-1 (Guidetti, min 22); 1-1 (Suárez, min. 72); 1-2 (Messi, min. 86).

Árbitro: Iglesias Villanueva, del comité gallego. Amonestó con cartulina amarilla a los visitantes Wakaso y Duarte.

Incidencias: partido disputado en el Camp Nou ante 62.369 espectadores.

 

También te podría gustar...