Deportivo Alavés 18/19: entre la permanencia y soñar con cotas más altas

El equipo alavesista en uno de los partidos de pretemporada. Foto vía deportivoalaves.com

Después de superar una temporada complicada, el Deportivo Alavés afronta un nuevo curso con el mismo objetivo del año pasado: conseguir la permanencia. Un meritorio 14º puesto logrado -en mayor parte- por el técnico Abelardo, que cogió las riendas en diciembre de 2017 y que aún sigue en el club vitoriano.

En este mercado de fichajes las bajas han sido numerosas, por lo que se han visto obligados a buscar jugadores que completen con garantías la plantilla.

Siguiendo la misma fórmula

Los buenos resultados alcanzados durante la segunda vuelta de la liga pasada, hicieron que Abelardo pudiera continuar en el club como entrenador. Con él en el banquillo, los jugadores tuvieron una mayor confianza y, acompañados por una buena táctica se pudo sacar el equipo adelante. La filosofía del Pitu es clara y sencilla:  ser verticales, llegar por banda y sacar provecho de la segunda jugada para volver a atacar. Por ello, los sistemas más empleados son el 4-4-2 o el 4-5-1. Dos mediocentros que tratan de robar constantemente como Manu García y Pina, y dos extremos otorgando amplitud como pueden ser Burgui, Ibai Gómez o Jony.

La idea principal de esta escuadra es tratar de incomodar al rival. Una consigna basada en la combinación de táctica e intensidad en el terreno de juego.

Mercado de fichajes: refuerzos en todas las líneas para suplir las numerosas bajas

Ha sido un verano movido en las oficinas de Mendizorroza. Ha habido una gran cantidad de salidas en el conjunto albiazul, ya que varios de los futbolistas eran cedidos de otros clubes. Munir, Pedraza, Medrán o Hernán Pérez, que jugaron un buen papel la temporada pasada, regresan a sus respectivos equipos. Otros que no corrieron tan buena suerte en Vitoria como Krkic o Héctor Hernández también se marchan. Además, la entidad vasca se desprende de veteranos como Alexis o Christian Santos y cede a varios jóvenes, como el prometedor Demirovic.

En cuanto a los fichajes, se ha conseguido incorporar futbolistas de calidad ya sea en forma de préstamo o con un contrato más amplio.

Patrick Twumasi posando con la camiseta albiazul. Foto vía deportivoalaves.com

Patrick Twumasi posando con la camiseta albiazul. Foto vía deportivoalaves.com

Patrick Twumasi: sin duda, es una de las altas que más ilusionan a la afición. Procedente del fútbol kazajo, el extremo ghanés intentará hacer rentables los 3 millones de euros desembolsados por su compra. Profundidad y llegada que ya ha demostrado en Europa con el Astana.

Borja Bastón: delantero contrastado en el fútbol de alto nivel. Viene cedido por parte del Swansea City con ánimo de mostrar de nuevo el nivel que lució en la SD Eibar.

Jony: extremo habilidoso y hombre de confianza de Abelardo, ya que estuvo bajo su mandato en el Real Sporting de Gijón. Llega en forma de préstamo desde el Málaga CF.

John Guidetti: el atacante sueco disputó buenos minutos el año pasado con el Deportivo Alavés, y es por eso que el club hizo efectiva su opción de compra de 4 millones de euros tras haber estado cedido. Calidad y goles es lo que le definen al ex del RC Celta.

Tomás Pina: caso similar al de John Guidetti, haciéndose un fijo en la medular para Abelardo. Trabajo defensivo y robo de balón como características a destacar.

Adrián Marín: el lateral izquierdo llega desde Villarreal en busca de oportunidades en el equipo de Vitoria. Pocos partidos jugó con el equipo amarillo, pero siempre cumplió con creces.

Ximo Navarro:  tras haber sido titular en la mayoría de encuentros del curso anterior con la UD Las Palmas, llega al Deportivo Alavés para aportar polivalencia en la defensa. Sin duda, un futbolista contrastado.

Sumando efectivos de confianza del club como Manu García, Laguardia o Pacheco y jóvenes como Burgui, Aguirregabiria o Duarte, el conjunto de Mendizorroza se postula con muchas papeletas para eludir el descenso a la Liga 1 2 3.

El sueño copero
La afición en los cuartos de final de la anterior edición de la Copa el Rey. Foto vía deportivoalaves.com

La afición en los cuartos de final de la anterior edición de la Copa el Rey. Foto vía deportivoalaves.com

Quién podría decir hace dos años que un recién ascendido podría llegar a la final de la Copa del Rey y hacerlo con tanto orgullo. Sin duda, fue una de las sensaciones del torneo doméstico. Lejos de quedarse con lo conseguido en 2017, alcanzó los cuartos de final ante el Valencia CF durante la pasada campaña. A pesar de merecer pasar de eliminatoria, cayeron con honor en los penaltis ante el equipo ché.

Han demostrado que pueden plantar cara a cualquiera, jugar de tú a tú contra rivales de mayor entidad e incluso ganarlos. La ilusión permanece intacta y el sueño de volver a vivir noches de gloria sigue presente en la afición vasca.

También te podría gustar...