Michu, un paso atrás para coger impulso

También se da un paso atrás para coger impulso. Al contrario de lo que muchos puedan llegar a pensar, el camino hacia el éxito no se presenta instantáneo y mucho menos constante. Sino, pregunten a Miguel Pérez Cuesta, ‘Michu’, protagonista de una trayectoria llena de despuntes y penas, digna de la mejor de las tragedias shakesperianas.

Emigrante triunfador e historia viva del rayismo, Michu reaparece haciendo gala de la capacidad humana, autocrítica y sensata poco destacable entre la élite futbolística, de ese carácter rómantico que desaparece poco a poco del balompié. Tras dos cursos inéditos en Nápoles y Swansea potenciados por una lesión de tobillo que le hizo conocer la cara más amarga de la profesión, el internacional español busca, a sus veintinueve años, reinventarse y volver a destacar lejos del primer nivel.

Alejado de flashes y cámaras, distante del mejor de sus niveles, Michu prefiere reducirse a sus orígenes con el claro objetivo de relanzar su carrera deportiva. El delantero, aun pretendido por equipos de primera categoría, elige Asturias, elige la 3º División, en la que militó hace ya doce primaveras como jugador del Real Oviedo, y elige el Unión Popular de Langreo como marco ideal para tan heroica historia de superación.

Rodeado de cariño y reconocimiento, incidiendo en la psicología como materia primordial a la hora de recuperar la confianza y el rendimiento, el ex-futbolísta del Swansea galés se ha convertido hace escasos minutos en nuevo jugador del club asturiano de forma oficial, tras varios meses de prueba como jugador libre.

Michu podrá competir con el UP Langreo a partir del 4 de enero. Foto vía elcomercio.es

Michu, en la foto durante un entrenamiento con el UP Langreo, podrá competir a partir del 4 de enero. Foto vía elcomercio.es

Dirigido por su hermano Hernán, técnico del UP Langreo, el fútbol modesto del norte de España será testigo de la resurrección de una de las figuras más destacadas del fútbol ofensivo español en los últimos años. Si bien los grandes clubes a nivel mundial nunca mostraron interés por el delantero asturiano, este siempre se presentó como uno de los mejores arietes de segundo orden, situándose entre hombres como Nolito, Sergio García o incluso Fernando Llorente, avalado por sus diecisiete tantos como rayista en la temporada 2012-2013 o los veintidós como jugador del Swansea en la siguiente campaña, donde logró coronarse como campeón de la Copa de la Liga inglesa siendo pieza fundamental del esquema ‘jack’.

Rechazando contratos y fama, el punta prioriza su bienestar y progreso, la cual parece estar ligada al humilde club norteño. Aun siendo difícil concretar la duración de tal aventura, se debe mirar más allá de la anécdota. La afición unionista, que lucha por volver a la división de bronce, disfrutará del fútbol de Michu mientras este espera volver a disfrutar del mismo juego junto a ellos. Es recíproco, se basa en la felicidad, en sentirse cómodo, en disfrutar. Porque el fútbol es eso, aunque lo estemos olvidando.

También te podría gustar...