Filiales en Segunda División: el Sevilla Atlético tuvo una cita con su historia

Lolo fue el goleador del ascenso a Segunda División. Foto vía Sevilla FC.

Que el Sevilla tiene una de las mejores canteras de España es algo que habla por sí solo. Jugadores como José Antonio Reyes, Jesús Navas, Sergio Ramos, Carlos Marchena o Antonio Puerta son algunos de los grandes nombres que han puesto su huella tanto en el panorama nacional como internacional. Un elenco de jugadores que han hecho sus pinitos en la ‘carretera de Utrera’, lugar donde se sitúa la Ciudad Deportiva del Sevilla y que ha visto nacer a futbolistas importantes.

Pero en cuanto al filial se refiere, su aventura en Segunda División data de tres periodos: en los años 60, a principios del Siglo XXI y a finales de esta última década. Pero quizás el que más se recuerda en la capital hispalense fue en la época desde el año 2007 hasta el 2009. Los sevillistas llevaban cuatro años consecutivos buscando el ascenso de la mano de Manolo Jiménez, pero finalmente en los play-offs no acabaron de poner la guinda al pastel quedándose a las puertas del gran premio final.

Hasta que, al fin, en la temporada 2006-2007, los sevillistas pudieron sacar esa espina que tanto tiempo se les resistía. El filial acabó la liga regular del Grupo IV en primera posición ante equipos más preparados para ello como el Córdoba, Cartagena o Jaén. Con una brillante base defensiva, los chicos de Manolo Jiménez lideraron la clasificación con 76 puntos. Unos brillantes números que siguieron en la fase de ascenso. A diferencia de hoy en día, al acabar campeón del grupo, los sevillistas tenían que superar dos obstáculos para lograr el objetivo. El primero de ellos fue el Universidad de las Palmas. El equipo canario, que acabó en cuarto lugar en el Grupo I, empezó ganando la eliminatoria por 1-0 en la ida disputado en el estadio Pepe Gonçalves, pero en el partido de vuelto el Sevilla fue un vendaval y goleó a los canarios por 4-0.

Sólo quedaba un obstáculo, el Burgos de Arconada. Con un equipo hecho para retornar a Segunda División, los burgaleses acabaron en segunda posición sólo por detrás de un Eibar que sí ascendió aquel año. La ida se jugó en el estadio mítico de El Plantío. El partido acabó en empate a cero dejando todo por resolver en la vuelta. Para ese encuentro, el Sevilla quiso hacer del fútbol una fiesta y durante toda la semana el club animó a los aficionados a que ayudaran al filial a ganar el partido con sus gargantas. Y así fue, el partido se jugó en el Sánchez-Pizjuán y hubo ambiente de gran final a pesar del calor sofocante. El ambiente estuvo muy tenso, los dos equipos no querían perder y el respeto entre ambos se notaba. El partido tuvo que irse a la prórroga porque ninguno de los equipos supieron marcar. Y fue en el minuto 96 cuando el defensa Lolo batió al portero Iván con un gol de cabeza tras un saque de esquina. Un gol que valió un ascenso y ver al Sevilla Atlético en Segunda División más de 40 años después.

El Sevilla Atlético ha militado cinco temporadas en Segunda División.

Aquel Sevilla de Manolo Jiménez estaba formado por grandes jugadores que ya despuntaba como Diego Capel, Fazio, Javi Varas y Alejandro Alfaro. Pero el equipo necesitaba ser reforzado para competir bien en Segunda División, y el director deportivo Monchi fichó a grandes promesas nacionales e internacionales como Perotti, Armenteros, Bernardo, Juanjo o David Prieto. Una gran apuesta que salió muy bien en la vuelta del club a la categoría de plata.

La temporada 2007-2008 no podía empezar de mejor manera. Sólo una derrota en las primeras 12 jornadas e instalados en puestos de ascenso. Victorias ante el Alavés, Las Palmas, Numancia y Elche les valió para ser la revelación de la temporada. Una gran racha que, sin embargo se desvaneció con el fichaje de Manolo Jiménez al primer equipo tras la salida de Juande Ramos. Su puesto lo ocupó Fermín Galeote. Con el nuevo entrenador, el equipo no brilló tanto pero firmó con creces un espectacular noveno puesto 56 puntos. De esta forma, el Sevilla Atlético hizo la mejor temporada ‘clasificatoria’ de su historia con una gestión impecable.

Javi Varas ascendió al primer equipo tras la exitosa temporada 2007/08

Al hacer bien los deberes, muchos clubes se interesaron por muchos jugadores. El Sevilla subió al primer equipo a Javi Varas, Fazio, Perotti y Crespo. Jugadores como Lolo, Casado o Juanjo fueron fichados por equipos de Primera División. Así pues, fue cada vez más difícil para la dirección deportiva del club sustituir a grandes canteranos. Muchos juveniles encontraron su oportunidad en un año en el que el filial no era ni la sombra de lo que fue la temporada pasada. Fermín Galeote pudo seguir siendo el entrenador en la segunda temporada del equipo en esta categoría.

Desde el principio de la temporada poco se pudo hacer para un equipo condenado a descender. Sólo dos victorias (ante la Real Sociedad y Castellón) en 42 jornadas. El cambio de entrenador a Diego Rodríguez no tuvo relevancia ninguna y el equipo descendió varias semanas antes de acabar la competición con tan sólo 19 puntos, récord negativo de una liga de tres puntos por victoria. Así pues, finalizó la segunda etapa del Sevilla Atlético en Segunda División para así retornar ocho año después con una trayectoria bastante similar.

También te podría gustar...