El Zaragoza aprueba y pudo pelear por algo más

La próxima temporada será la decimotercera campaña consecutiva del Zaragoza en Primera División. El equipo maño, ya histórico en nuestro fútbol femenino, supo sobreponerse a un complicado calendario que le impidió adquirir una cierta regularidad a lo largo del campeonato. Los 21 de 32 puntos conseguidos por el cuadro de Alberto Berna se lograron en el Pedro Sancho, donde las blanquillas supieron imponer su ley y hacerse fuertes.

El calendario del Zaragoza hizo que el arranque de temporada no fuese nada fácil para las mañas. En las primeras semanas se enfrentaron a 7 de los 8 equipos clasificados para la Copa de la Reina, lo cual no impidió que lograran ganar a la Real Sociedad y empatar ante el Granadilla y el Atlético de Madrid.

A partir de la novena jornada llegaron los encuentros decisivos por la permanencia. El combinado aragonés consiguió vencer al Espanyol en el Pedro Sancho, aunque al siguiente fin de semana perdería a domicilio frente al Albacete. Pese a esta situación de irregularidad, el Zaragoza se mantuvo alejado de los puestos de descenso, y tras lograr mantenerse invicto durante tres jornadas entre noviembre y diciembre, alcanzó la octava plaza que situaba al equipo de Berna en puestos de Copa.

Tras volver de Navidades las blanquillas empataron con el Oiartzun en el que sería el partido previo a una cita histórica. La semana siguiente el Zaragoza se enfrentaría al Valencia en La Romareda, aunque desgraciadamente para las locales, las blanquinegres se impondrían por un abultado 0-4.

Tras este traspié tuvieron que transcurrir 8 jornadas para que el combinado de Berna volviese a encontrarse con la victoria, ganando en la Ciudad Deportiva Dani Jarque. Este triunfo reactivó la moral de las mañas que consiguieron imponerse al Albacete 3-2 al fin de semana siguiente, encadenando dos victorias consecutivas. Estos últimos tres puntos certificaron la permanencia del Zaragoza en Primera División a falta de 5 jornadas, y mantenía viva la ilusión por acceder a una zona copera distanciada por 8 cifras.

Finalmente, las esperanzas por entrar entre los ocho primeros clasificados se vieron truncadas al perder los siguientes cuatro partidos. No haber conseguido pasar del empate ante equipos como el Sporting de Huelva o el Santa Teresa, impidió que las blanquillas pudiesen pelear por un puesto en la Copa de la Reina.

Foto vía: Laliga.es

Foto vía: Laliga.es

Miki Camino

Estudiante de periodismo enamorado del fútbol en todas sus formas @MikiCamino98

También te podría gustar...