Un salto a nivel competitivo

Foto vía: Espanyol

Un año más la Primera División Femenina presenta síntomas de crecimiento. El mercado de fichajes ha permitido que equipos más modestos se refuercen con grandes incorporaciones. Además, con la llegada del nuevo formato de Copa, que empezará en noviembre y se jugará entre los dieciséis equipos de Primera, los equipos han visto la necesidad de ampliar su fondo de armario, dando lugar a grandes plantillas.

Combinados que en otras temporadas se hubiesen desmarcado de ocupar una plaza en la zona noble de la tabla solo por su banquillo, en esta campaña cuentan con posibilidades de lograrlo.

El Fundación Albacete lleva varios años creciendo en silencio, y en este curso ha querido dar un golpe sobre la mesa con incorporaciones de alto nivel. Como ya pudimos ver en Sevilla, las manchegas derrotaron a las de Nervión con dobletes de Sara Navarro y Alba Redondo, en un partido donde fichajes como Leles, Cintia, Padi y Pauleta fueron titulares.

Foto vía: La Liga

Foto vía: La Liga

El Albacete no es el único caso. Un clásico como el Espanyol quiere volver al sitio histórico del que nunca tendría que haber salido, y para ello ha conseguido compaginar una plantilla con experiencia y jóvenes talentos como Pujadas, Julve y Llompart. Como ya vimos el pasado fin de semana, las pericas se impusieron a todo un Betis que, pese haber arrancado con mal pie, también promete entrar en la lucha por los puestos altos de la tabla.

Las béticas han mantenido un bloque al que, con incorporaciones como Willy, Meren o Marianela, que ya debutaron en Barcelona, promete darle un salto de calidad.

Sobre el papel hay equipos de un alto nivel, aunque los partidos hay que jugarlos, y en ninguno están asegurados los tres puntos.

El pasado fin de semana el Levante recibía a al Rayo en Buñol. Ambos equipos son antítesis en cuanto a fichajes, ya que mientras las granotas han sido las que mejor se han reforzado, las rayistas no han podido hacer tantas incorporaciones. Esto no impidió que las vallecanas plantasen cara al Levante, que ganó por un ajustado 1-0.

Algo parecido le ocurrió al Valencia en Las Gaunas. El cuadro che, con uno de los mejores equipos de la categoría, no pudo pasar del 0-0 ante un Logroño recién ascendido.

En mayo se verá hasta que punto las diferencias entre grandes y pequeños se han reducido, pero lo que es seguro es que el nivel competitivo sigue creciendo, y con él el fútbol femenino.

Miki Camino

Estudiante de periodismo enamorado del fútbol en todas sus formas @MikiCamino98

También te podría gustar...