¡Récord mundial! El Metropolitano, escenario de un hito histórico para el fútbol femenino

El Atlético de Madrid – FC Barcelona se convierte en el partido a nivel de clubes que ha congregado a más público en un estadio en la historia del fútbol femenino.

60.739 personas. Hombres, mujeres, niños y niñas han poblado las gradas del Wanda Metropolitano para abrazar a su equipo femenino tras una dura semana para los colchoneros. El levantarse esta en su ADN y una vez más le han demostrado, esta vez al mundo, de lo que son capaces como afición, para poner su nombre en la historia de este deporte.

El planeta del fútbol femenino estaba pendiente de lo que ocurría hoy en la capital del país. La FIFA se hacía eco de lo que se avecinaba durante esta semana, futbolistas como Ada Hegerberg, actual balón de oro, señalaban la cita con asombro e ilusión. Y la respuesta no ha podido ser mejor.

Apertura de los estadios, la cercanía y precios populares

Las expectativas se han cumplido con creces y cada vez el fútbol femenino está siendo menos invisible. Estas iniciativas, la publicidad en las calles, en los medios, las promociones, el precio bajo de las entradas, están abriendo un fútbol que muchos rechazan por desconocimiento. Todo ello, unido a una progresión positiva en la calidad de las futbolistas y los éxitos, se convierten en la fórmula perfecta para que el aficionado o aficionada al fútbol más mediático, se acerque y responda a las peticiones de los clubes.

Y es que España está siendo uno de los países que más está evolucionando en calidad y cifras. Hace unos días, en nuestra cuenta de Twitter, recordábamos como los estadios se han abierto a recibir a su sección femenina con gran éxito, pero hasta hoy, el récord de asistencia lo ostentaba el Rayadas – Tigres, final de la liga femenil de México con la presencia de 51.211 espectadores. En segundo lugar, estaba el Nuevo San Mames, cuando 48.121 personas llenaron sus gradas hace apenas unos meses.

Décadas y una guerra después

A pesar de que el ranking oficial de asistencia lo marca la FIFA, apoyándose en partidos oficiales, queremos señalar a las que pusieron las primeras piedras en esto de convocar a miles de espectadores para que las viesen jugar. Las Preston North End (hoy equipo de la segunda división en Inglaterra), era un equipo que conformaban las trabajadoras de una fábrica inglesa, el cual se citaba con otras mujeres como ellas para jugar al fútbol en estadios como Anfield, Saint James Park, etc. En una ocasión, en Goodison Park, estas obreras lograron que más de 53.000 personas viesen un partido de fútbol femenino. El boom era tal, que las cifras superaron al masculino, algo que molestó y terminó con la prohibición del fútbol para mujeres.

Que sean muchos más

Hoy nadie les puede prohibir nada a las futbolistas del Atlético de Madrid y FC Barcelona, ya que se han convertido en historia gracias a una afición que responde siempre a las iniciativas de su club y que hoy han hecho sentirse orgullosos y orgullosas a todos y todas los que vivimos esta categoría con tanta pasión. Con la esperanza real de que estos datos sean continuistas, el fútbol femenino trabaja día a día para que los espectadores derriben esos prejuicios y tomen como propio un fútbol que consiste en lo mismo que los demás. Porque en definitiva, hablamos de lo mismo.

También te podría gustar...