La conversión de Carmen Menayo

Todo aquel que haya visto jugar a Carmen Menayo se habrá sorprendido por la madurez que muestra en su juego pese a su temprana edad. Con tan solo 19 años, la de Puebla de la Calzada fue clave en la consecución de la primera liga del Atlético de Madrid y de una Eurocopa sub-19 con la selección. La defensora extremeña se encuentra en un gran estado de forma, y afronta esta temporada con el nuevo desafío de adaptarse al centro de la zaga.

La posición natural de Menayo siempre ha sido el lateral izquierdo, donde ha conseguido explotar desde su debut en 2014 con el Santa Teresa su pierna izquierda. Esta temporada será la segunda vistiendo la elástica rojiblanca, pero, tras un año en el lateral, ahora Villacampa quiere convertirla al centro de la defensa como central.

El técnico colchonero ha visto cualidades en la internacional sub-19, y por el momento no se equivoca. Desde la llegada de Jucinara, Menayo ha jugado como central izquierdo rindiendo a un alto nivel.  Su buen juego aéreo y capacidad para sacar el balón controlado hacen de la de Puebla de la Calzada una central de garantías.

Tras la prueba de fuego que supuso defender a jugadoras del Wolfsburgo como Popp o Harder, quedó clara su capacidad para acompañar a Andrea Pereira en el centro de la retaguardia. Esta situación tampoco pasará por alto para Toña Is y Pedro López, encargados de las categorías inferiores de la selección y de formar una futura lista sub-20 con muchos cambios.

Queda claro que el potencial de Menayo llegará hasta donde la extremeña se proponga, y que bajo las órdenes de Villacampa solo puede seguir acumulando minutos a la vez que experiencia.

Foto vía: Atlético de Madrid. Menayo posa junto a Misa (izquierda) y Ana Marcos (derecha) con el trofeo sub-19

Foto vía: Atlético de Madrid. Menayo posa junto a Misa (izquierda) y Ana Marcos (derecha) con el trofeo sub-19

Miki Camino

Estudiante de periodismo enamorado del fútbol en todas sus formas @MikiCamino98

También te podría gustar...