El Espanyol consigue salvarse tras una difícil temporada

El Espanyol ha atravesado una de las temporadas más complicadas desde que llegase a Primera División. Los malos resultados que acompañaron al equipo durante la primera vuelta hicieron que la tensión en el vestuario periquito aumentase, provocando la dimisión de Luismi Marín en abril. Pese a estas dificultades, la confianza que el nuevo técnico, Rubén Rodríguez, depositó en la plantilla se reflejó en el rendimiento del equipo, que consiguió un balance de tres victorias, dos empates y una única derrota en las seis últimas fechas, logrando la salvación una jornada antes de que concluyera el campeonato

El arranque de temporada no fue nada fácil ya que las blanquiazules no ganaron su primer partido hasta la 10ª jornada, abandonando así la última plaza en la que se habían sumido. Tres partidos más tarde conseguirían batir al Tacuense, aumentado su distancia con el descenso hasta los 5 puntos. Cuando parecía que las barcelonesas se alejarían de forma considerable de los últimos puestos, una derrota ante el Oiartzun por 0-2 redujo su distancia con el 15º clasificado hasta los dos puntos.

Una jornada más tarde, las pericas volverían a la zona de descenso pese a conseguir un trabajado empate en Paterna. Tras este partido llegaron los momentos más complicados del curso, acumulando 5 derrotas consecutivas que coincidieron con la marcha de Luismi Marín. A partir de este momento Rubén Rodríguez se puso al mando del equipo.

Con el nuevo técnico el Espanyol venció a domicilio al Albacete, saliendo del descenso 9 jornadas después. La racha de las blanquiazules se prolongó un partido más, ganado al Santa Teresa y alejándose hasta dos puntos de la zona baja, aunque en la siguiente fecha no conseguiría pasar del empate ante el Tacuense, rival directo por la salvación.

Cuando parecía que el combinado perico sufriría hasta la última jornada por pelear la permanencia, una victoria ante el Betis por 2-0 confirmaba la presencia de las catalanas la próxima campaña en Primera. Ya con los deberes hechos, un empate a 2 en Lezama cerraba el curso de las periquitas.

La próxima temporada será 18ª en Primera División para el Espanyol, que, pese al cambio de entrenador y la salida y llegada de un gran número de jugadoras al principio de curso, seguirá honrando su historia entre los mejores equipos del país.

Foto vía: Laliga.es

Foto vía: Laliga.es

Miki Camino

Estudiante de periodismo enamorado del fútbol en todas sus formas @MikiCamino98

También te podría gustar...