El momento de brillar

Todo preparado en Francia para la disputa del que, sin duda, será el Mundial de fútbol femenino más mediático de la historia. Si Canadá ya superó las expectativas, sirviendo de impulso para lo que ha venido estos cuatro años atrás, tanto en el planeta fútbol como particularmente en España, el país galo será la sede durante un mes (7 Junio – 7 Julio), para que sean ellas las únicas dueñas del esférico. Como reza el lema de esta cita mundialista, es «Dare to shine» o “Le moment de Briller”, porque ya nadie les puede apagar la luz.

Los equipos

De las 130 federaciones inscritas en la fase de clasificación, solo 24 equipos de los cinco continentes habitados compondrán la primera fase de este campeonato: nueve de ellos serán europeos, donde ahora mismo reina Holanda, seis americanos donde Estados Unidos y Brasil se reparten el titulo en su territorio, cuatro asiáticos de los que Japón se hizo con la AFC, tres africanos en los que lidera Nigeria y dos de Oceanía.

28 años han pasado desde que Estados Unidos levantase el primer trofeo en el Mundial de China. Ahora las norteamericanas (con tres mundiales en su haber) siguen siendo las favoritas, pero comparten ese papel con otras selecciones que han dado pasos agigantados en mejorar su estructura, imitando en un alto porcentaje, el proyecto de la federación americana. Las otras selecciones que se han alzado con el trofeo alguna vez han sido Alemania en dos ocasiones, Noruega y Japón.

Para España será su segundo Mundial tras el disputado en Canadá en 2015, donde las futbolistas estaban bajo el mando de Ignacio Quereda y no demostraron todo el potencial que había en esa convocatoria, aunque si sirvió de toma de contacto para querer seguir creciendo. Cuatro años después, y con todos los estamentos renovados, la Federación apuesta fuerte por mejorar el papel anterior.

El paso de las jornadas determinará si España puede entrar en el selecto grupo de las potencias mundiales, pero de momento el favoritismo a alzarse con el preciado trofeo recae en otras. Francia, Alemania, Inglaterra, Japón, Estados Unidos… algunas lo son más por nombre y trayectoria que por estado de forma, pero sin duda, habrá que estar pendiente cuando uno de estos equipos juegue.

Vancouver, Canada – Sunday, July 5, 2015: The USWNT defeat Japan 5-2 to win the 2015 FIFA Women’s World Cup Final at BC Place.

Las jugadoras

Y si se trata de brillar, hay muchas candidatas a ello. Aunque en estos días se esté hablando más de las ausencias, como la de Ada Hegerberg en Noruega, la realidad es que el torneo estará plagado de estrellas, de referencias para miles de niños y niñas por su calidad futbolística y su conexión con el público.

Eugénie Le Sommer, Amandine Henry, Wendie Renard, Caroline Hansen, Dzsenifer Marozsán, Alexandra Popp, Jennifer Hermoso, Alexia Putellas, Marta, Formiga, Ludmila, Sam Kerr, Lucy Bronze, Toni Duggan, Saki Kumagai, Alex Morgan, Tobin Heath, Christen Press, Megan Rapinoe, Vivianne Miedema, Lieke Martens… un total de 552 futbolistas que estarán viviendo un sueño y que competirán al máximo nivel, para seguir convenciendo de que hablan de lo mismo.

Una cita en la que la futbolista más joven es Mary Fowler en Australia con 16 años y a la histórica Formiga, con 41 como la más longeva. A nivel de selecciones, las futbolistas más precoces son las de Jamaica con 23 años de media y las más veteranas las estadounidenses con 29. La Liga doméstica con más jugadoras, será la norteamericana con 73 participantes y en segundo lugar la Liga Iberdrola con 52. Ocho selecciones comandadas por mujeres (Estados Unidos, Italia, Francia, Alemania, Holanda, Escocia, Japón y Sudáfrica). El técnico más joven en España y el más mayor en Nueva Zelanda.

Un Mundial de récords

Que un mundial de fútbol femenino triunfe, no es una novedad, ya que es un torneo muy preciado por todos los aficionados y aficionadas a esta categoría. De hecho, dentro de ella, las selecciones son los equipos más seguidos, donde los Mundiales y Juegos Olímpicos toman mucha relevancia. Pero Francia 2019 ya ha demostrado que el progreso en muchas parcelas es real, tanto en calidad, en físico, como en inversiones, marketing, público asistente, etc. Podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que va a ser un mundial de récords.

Nueve ciudades (Montpellier, Niza, Valenciennes, Paris, Lyon, Reims, Le Havre, Grenoble y Rennes) serán capitales durante un mes del fútbol mundial. Donde Footix, la famosa mascota del Mundial masculino de Francia de 1998, verá como una de sus hijas, Ettie, será el centro de atención en su país, simbolizando la alegría que genera el fútbol femenino, sus participantes y que cada vez contagia a más personas.

Pero es que este virus ya le ha llegado a mucha gente, a tanta que ya se ha superado el récord histórico de ventas de entradas para los partidos que se disputen. La FIFA puso a la venta las entradas, en forma de packs, en octubre de 2018. Un total de 1.300.000 entradas de las que a un mes del Mundial ya se vendieron más de 750.000 y cuyo precio oscila entres los 9 y 49 euros en fase de grupos y los 23 y 84 para la final. A las 48 horas de salir a la venta al público, ya se habían agotado las del partido inaugural entre Francia y Corea del Sur, las semifinales y la final, además de tres partidos de fase de grupos (Holanda-Camerún, Nigeria-Francia y Estados Unidos-Suecia). Francia siendo el país anfritrión, es el que más interés despierta, seguido por las estadounidenses y las holandesa, cuyo país es conocido por apoyar todos los eventos deportivos. Duro golpe para los que dicen que esto no interesa.

Pero es que los récords no van solo orientados al público o a la infinidad de acreditaciones que la FIFA ha tenido que otorgar, sino que la entidad del fútbol, paralelamente a todos estos datos, ha hecho una inversión fuerte para fomentar que todo esto tenga continuidad. Si hablásemos en términos económicos del progreso del fútbol femenino a nivel de selecciones, podríamos decir que en cuatro años el crecimiento se ha multiplicado por tres. Y es que la FIFA ha invertido 50 millones de dólares en este Mundial, tres veces más que en el de Canadá. Ese montante, según Gianni Infantino, se repartirá de la siguiente forma:

  • 11 millones ya han ido a las Federaciones de los países participantes para contribuir al crecimiento de su sección femenina.
  • 8 millones para los clubes como gesto por haber cedido a las jugadoras
  • 30 millones en premios para las selecciones que lleguen más lejos

Los premios otorgados no serán solo económicos, sino que habrá una balón de oro, bota de oro, guante de oro, trofeo al juego limpio, MVP de cada partido, Premio Hyundai a la mejor jugadora joven, además de nombrar la selección ideal (con 23 componentes), once ideal y mejor gol del torneo.

En cuanto al arbitraje, será el primer Mundial femenino con VAR (donde habrá dos colegiados españoles) y el campeonato servirá como conejillo de indias para las nuevas normas que regirán el fútbol la siguiente temporada.

Cobertura televisiva

Gol televisión se ha comprometido a emitir todos los partidos de este torneo, siempre que alguno no coincida en franja horaria, por lo que desde España, el aficionado y aficionada podrá disfrutar integro un Mundial que promete encumbrar a este deporte. El primero de ellos, Francia-Corea del Sur, desde el Parque de los Príncipes a partir de las 21.00 horas.

 

Es el momento de que ellas brillen, y nosotros lo veamos.

 

También te podría gustar...