Unionistas de Salamanca CF: en recuerdo y homenaje a la UDS

Foto vía @UnionistasCF

Unionistas de Salamanca Club de Fútbol nació un 26 de agosto del verano de 2013. Pasaba poco más de un mes de la disolución de la Unión Deportiva Salamanca (UDS) por resolución judicial, precisamente en el año de su noventa aniversario.

La ciudad se había quedado sin su referente futbolístico y, mientras desde distintas instituciones se trataba de sustituir esta ausencia mediante una refundación, un grupo de socios que formaban parte de la Plataforma de Aficionados Unionistas (PAU), que había tratado de salvar el club, decidió optar por otro camino.

Ese grupo de socios se reunió a propuesta de Javier Tejedor, el hombre que posteriormente se convertiría en el primer y único presidente de Unionistas hasta el momento, y tuvo muy claras una serie de cuestiones que se convirtieron en su base fundacional: que el fin del equipo solo podía ser el de homenajear a la extinta UDS, que nunca podría suplantar al equipo que durante 90 años había sido referencia en la provincia, y la máxima de “un socio, un voto”.

Foto: Unionistas de Salamanca CF

Foto: Unionistas de Salamanca CF

Con esta máxima, que podríamos calificar de “asamblearia”, por bandera, sorprendió la primera decisión del nuevo club: no competiría hasta una temporada más tarde con la intención de establecer unas bases sólidas y de hacer una buena y amplia campaña de socios y de captación de patrocinadores.

Mientras tanto, la situación deportiva que había dejado la desaparición del Salamanca -que competía en Segunda División B en la temporada 2012/13- era la de la aparición del llamado Salamanca Athletic Club, equipo fundado por Juan José Hidalgo, máximo accionista de la UDS en el momento de su desaparición, y que había comprado la plaza del equipo salmantino.

Unionistas tomó esta valiente decisión sin tener en cuenta la situación deportiva y teniendo claro que su objetivo no era tanto el de alcanzar logros deportivos como el de honrar, desde el dolor, al equipo que ya no estaba. Semanas después se conocía la decisión de la Federación Española de Fútbol de considerar ilegal la compra de esta plaza y el Salamanca Athletic no salía a competir.

Durante el transcurso de la temporada 2013/14 el nuevo club se puso a trabajar desde el primer momento conformando lo que hasta el día de hoy se conoce como el Grupo de Trabajo que se dividió en distintas comisiones específicas. Un grupo de unionistas, esto es, aficionados a la Unión, de forma voluntaria, solventaron las dificultades que aparecen en todo club deportivo, de forma más que notable.

Comenzando su campaña de socios en el mes de septiembre, el equipo celebró su primera asamblea en noviembre en un encuentro en el que los socios fundadores pudieron escoger el escudo y la primera equipación del club.

En diciembre, Unionistas superaba ya los 700 socios fundadores que llegarían a ser 2.344 a finales de noviembre de 2014, con el equipo ya compitiendo en la primera temporada de su historia. Viendo este apoyo social, el club decidió iniciar un proyecto de cantera con 15 equipos que se multiplicarían por dos en su segunda temporada y que alcanzan los 32 equipos de categorías inferiores para la temporada actual con más de 300 niños.

Foto: Unionistas de Salamanca CF

Foto: Unionistas de Salamanca CF

Con esta gran masa social a sus espaldas, el club fue poco a poco tomando forma. Primero con las elecciones del escudo y las equipaciones, después los socios escogieron un himno que, como el club, llama la atención por su estilo heavy metal. Más tarde llegaron la dirección deportiva y los que serían los primeros jugadores de la plantilla.

Un año y unos días después de su fundación, Unionistas de Salamanca disputaba su primer partido oficial frente a la UD Santa Marta, equipo de Regional de Aficionados, frente al que cosechó también su primera derrota, por 1-0, aunque en un ambiente de fútbol que sorprendió incluso a los más reticentes.

Fue este un inicio dubitativo que pronto quedó despejado en una primera temporada en el grupo de la Provincial de Aficionados salmantina en la que, desde el principio, Unionistas se convirtió en dueño y señor. Con un colectivo muy joven y compacto, a lo que se unió la efectividad de su delantero, Nacho Sánchez, pichichi de la categoría con 24 dianas en apenas 20 partidos, Unionistas ascendió a la Primera Regional con cuatro jornadas de antelación un 12 de abril de 2015.

Sin embargo, desde el club se había dejado claro desde la llegada del director deportivo y entrenador, Jorge González Rojo, conocido por todos como ‘Astu’ por su procedencia asturiana, y que ya había ascendido al Ciudad Rodrigo a categoría regional la temporada anterior, que el objetivo era a dos temporadas y que había que tratar de ascender a Tercera División en dos años.

Con esta idea comenzó la segunda temporada en la historia de Unionistas, que logró mantener el grueso de su masa social a pesar de militar en una categoría tan baja, y en su segunda temporada logró que el Ayuntamiento de Salamanca le permitiera disputar sus encuentros en las Pistas del Helmántico, un pequeño campo con capacidad para aproximadamente 4.000 personas y situado junto al histórico Estadio Helmántico.

El apoyo incondicional de la afición así como los refuerzos en lo deportivo permitieron que el club del eterno homenaje a la Unión Deportiva Salamanca se colocase rápidamente en los puestos altos de la clasificación y que, de forma aún más arrolladora, lograra su segundo ascenso consecutivo. Esta vez con cinco jornadas de antelación.

La marcha de Nacho Sánchez a mitad de temporada fue olvidada rápidamente con el descubrimiento de Vitolo, recién incorporado, y que a pesar de su posición más retrasada marcó 24 de los 114 goles del equipo. Destacable fue, sin duda, la actuación de la defensa en la que Ángel Martínez se hizo un hueco con grandes partidos, 5 goles incluidos, y que evitó, con sus compañeros, la derrota en toda la temporada: apenas se cedieron 7 empates.

Eso sí, finalizada la competición fue momento de emotivas despedidas de jugadores como Dani Martín, Diego García, David García ‘Wiki’ o Antonio Paz, capitán de Unionistas durante sus dos primeras temporadas y que dejaba el equipo para marcharse al extranjero.

Foto: Unionistas de Salamanca CF

Foto: Unionistas de Salamanca CF

Unionistas llegaba así a la categoría nacional con apenas tres años de existencia y dos temporadas compitiendo. Esta temporada 2016/17, Unionistas participa en el Grupo VIII de la Tercera División junto al resto de equipos de Castilla y León y tanto sus rivales como los medios de comunicación no han dudado en situarlo, a pesar de ser nuevo en la categoría, como uno de los rivales a luchar por el play-off de ascenso a Segunda División B.

No extraña pues que asuste la racha de este equipo que apenas ha perdido un encuentro oficial en su historia frente al CDF Helmántico el 26 de abril de 2015.

Alberto Órfão

Periodista internacional, si es que alguno quedamos, unionista -de la UDS y ahora, como no, de Unionistas- y de los leones, pero de los del Sporting Clube de Portugal.

También te podría gustar...