Unionistas 2017/2018: Objetivo ascenso

Arranca una nueva temporada para Unionistas de Salamanca en su cuarto año de competición futbolística desde su creación en 2013. Es la primera vez que el conjunto charro repite categoría después de caer en la segunda ronda del playoff frente al Olímpic de Xátiva y el objetivo es claro: el ascenso a Segunda División B.

Para ello, la apuesta tanto de la directiva, presidida por Miguel Ángel Sandoval, como del cuerpo técnico y la afición ha sido la más alta posible. Nadie en Unionistas esconde que se va a por la primera plaza del grupo VIII y para ello el club se ha profesionalizado en diversos ámbitos.

En cuanto a lo deportivo, se ha producido una absoluta revolución dentro de la plantilla con cambios en todas las líneas, incluído alguno más traumático como el caso del guardameta Javi Díaz, votado por los socios como el mejor jugador de la temporada pasada pero que finalmente rescindió su contrato para fichar por el Langreo.

Entre las llegadas, en su mayoría se trata de jugadores con experiencia en Segunda División B. Algunos conocidos por la parroquia unionista como son los casos de Carlos de la Nava, David Gallego o Piojo, todos procedentes de la cantera de la extinta Unión Deportiva Salamanca. También hay experiencia con jugadores como Chuchi Jorqués y Arroyo a los que se sumará la juventud de Juampa o del canterano Motos, que ha disputado varios encuentros esta pretemporada con el equipo.

merida1

La plantilla de Unionistas posa junto al Trofeo del IV Memorial U.D.S. tras vencer al Mérida esta pretemporada. Foto: Unionistas de Salamanca F.C.

El propio entrenador y director deportivo, Jorge González Rojo, detalló después del último partido de pretemporada que el equipo tiene ahora tres tácticas distintas a las que recurrir, incluyendo la defensa de tres, y parece que este Unionistas tratará de apostar por el fútbol de toque, con un centro del campo mucho más experimentado, y de jugar más por las bandas con jugadores como Javi Navas, el mencionado Piojo, Xavi Carmona o Adrián Pérez.

Además de esta profesionalización, que permitirá que los jugadores entrenen en horario de mañana y no tengan que compaginar su papel en el club con empleos de media jornada, también se han hecho modificaciones en la cantera, cuyos equipos contarán con un analista propio a partir de esta temporada, o se ha establecido un código disciplinario de buen comportamiento. Así mismo, se prepara la creación de una Federación de Peñas Unionistas, algo esperado en las próximas semanas.

Con el objetivo claro del ascenso y un presupuesto total que podría alcanzar, según las previsiones del propio club, los 450.000 euros, el siguiente paso será conocer la respuesta de los socios. Por el momento son ya más de 1100 los socios que se han hecho con su carnet, se ha superado ya el número de socios colaboradores de la temporada anterior y aproximadamente dos de cada diez socios son nuevas altas.

En cuanto a lo que espera a Unionistas durante la competición, todo indica que será uno de los favoritos al ascenso junto a la Arandina (descendido la temporada pasada) y el Atlético Astorga, a quien se enfrenta en la Eragudina en la primera jornada.

Además de estos equipos, habrá que estar atentos al Zamora, siempre candidato a estar arriba, a los papeles de Real Ávila y Cristo Atlético o a lo que pueda hacer el Salmantino (club fundado en 2013 y que juega en el Estadio Helmántico), con una plantilla repleta de jugadores mexicanos y cuyo nivel es toda una incógnita.

Sin duda, se espera una temporada vibrante para la afición unionista que tendrá que lidiar aún más con la presión del ascenso pero, sobretodo, con la rivalidad local con el Salmantino que incluirá un encuentro en el Estadio Helmántico, casa de la desaparecida Unión Deportiva Salamanca.

Alberto Órfão

Periodista internacional, si es que alguno quedamos, unionista -de la UDS y ahora, como no, de Unionistas- y de los leones, pero de los del Sporting Clube de Portugal.

También te podría gustar...