UD Ourense: Más ourensanistas se suman a la causa en busca del cuarto ascenso consecutivo

La UD Ourense echa a rodar una campaña más y lo hace en la búsqueda de su cuarto ascenso consecutivo. El club capitalino de As Burgas arranca su andadura con una plantilla renovada y con muchas caras nuevas, aunque ya viejos conocidos de una afición, que sigue siendo el motor principal de un sueño, devolver a Ourense al lugar que le corresponde en el fútbol nacional.

Temporada nueva y vida nueva a orillas del Miño, pero la ilusión sigue siendo la de siempre. Tras tres ascensos consecutivos y después de maravillar al fútbol provincial, el proyecto de la UD Ourense encara la que será su primera campaña a nivel autonómico. El club competirá por primera vez fuera de la provincia y lo hará con las mismas ganas y metas que hasta ahora, luchar por un nuevo ascenso, que sitúe a los rojillos en Tercera División.

Para esta nueva empresa, el club ha decidido apostar por uno de los históricos del desaparecido Club Deportivo Ourense. Se trata de Fernando Currás, mediocentro del equipo por aquel entonces y que asume las riendas del banquillo de O Couto. Hombre de club, decidió abandonar el banquillo del Melilla en 2ª B y asumir el cargo de director de la base del unionista. Ahora da un paso adelante y se hace cargo de la técnica, en detrimento de Antonio Dacosta, el autor de los 3 ascensos consecutivos y que pasará a actuar como entrenador de porteros.

Fernando Currás, Nacho Currás, Toni Álvarez y Antonio Dacosta, parte del staff técnico del equipo.

Fernando Currás, Nacho Currás, Toni Álvarez y Antonio Dacosta, parte del staff técnico del equipo.

Históricos recogen el testigo

Hace algunos meses, durante una charla con Rubén Durán, el futbolista reconocía que se juntarían en el club aquellos que amaban el ourensanismo. Dicho y hecho, después de varios meses de aquella entrevista y una vez logrado el ascenso, son varios los hijos pródigos que regresan a casa después de un par de temporadas en varios conjuntos y a la espera del ascenso del club de sus amores.

Pato Guillén, el que fuera el último cancerbero del desaparecido CD Ourense, no lo dudó un momento y acudió a la llamada del ourensanismo. El uruguayo, afincado en la ciudad, sintió el calor de la afición rojilla y no dudó en volver a la que fue su casa, a pesar de contar con ofertas para seguir en 2ª B, después de su paso por el Barakaldo, Compostela y Boiro.

Otro de los históricos que decidió volver fue Josu. El último capitán del club rojillo regresa a la que fue su casa durante toda la vida. Formado en las categorías inferiores del club, vuelve a orillas del Miño para sumarse a un proyecto que hereda lo mejor del extinto y que tiene un futuro prometedor. Un lujo de futbolista que procede de 2ª B en donde jugó con Compostela y Coruxo.

La gran novedad de la temporada será la presencia total del rojo, histórico color de CD Ourense y que se recupera. Foto vía Yedra Seara.

La gran novedad de la temporada será la presencia total del rojo, histórico color de CD Ourense y que se recupera. Foto vía Yedra Seara.

El club, a su vez, se reforzó este verano con varios futbolistas con pasado en la cantera  o primer equipo «vermellos» y que proceden de Tercera División. Desde el Barbadás llegan Luis González, mediocentro formado en las categorías inferiores de CD Ourense, Alfredo, extremo que militó en el filial del conjunto capitalino, Oli, lateral izquierdo que debutó con los ourensanos con tal solo 19 años en el estadio de Vallecas, y Germán, central que defendió la elástica rojilla en 3ª. A ellos se suma Pablo Corzo, futbolista que debutó con el primer equipo de la mano de Luisito y que también llega de una categoría superior, procedente del CD Barco.

Más ourensanismo para seguir haciendo crecer un proyecto que ya contaba con históricos como Xurxo, histórico de CD Ourense, que llegó a disputar la famosa eliminatoria copera frente al Barcelona o Rubén Durán, capitán y buque insignia la pasada campaña.

Jóvenes valores de la provincia

Pero no solo de veteranos y viejos conocidos se ha nutrido el club. La idea es seguir haciendo crecer el proyecto con vistas de futuro. De esta forma se ha dado el paso de pescar a futbolistas que apuntan alto y que han destacado en Primera Autonómica. De esta forma, el conjunto unionistas apostó por las contrataciones de Jony (Ribeiro), Codeso (Sporting Celanova) y Carlos (Antela FC). Este último, en edad juvenil, pero que viene a reforzar el primer equipo. Además, los juveniles Pousa y Miguel se asentarán en la primera plantilla.

La cantera es buque insignia de futuro y para ello se han dado pasos importantes, como la de la consolidación de una ciudad deportiva, tras el convenio alcanzado con el Colegio Miraflores, en donde los equipos de base y el primer conjunto tendrán a su disposición campos de entrenamiento, gimnasio y piscina. Todo un lujo para un club que no deja de crecer.

Aumentar la masa social

Tras varias campañas superando los 1.000 socios u abonados, llegó el momento de dar un paso más y de superar los 1.500 en esta aventura autonómica. Las cifras hasta el momento son buenas y se están batiendo los registros. La afición es uno de los mejores alicientes del club y ha quedado demostrado a lo largo de todos estos años.

El periplo provincial sirvió para que el latir del ourensanismo se notase por toda la provincia. Cientos de aficionados se desplazaron por todos los campos de la geografía ourensana, llenando sus gradas y contribuyendo a la economía de los clubes, tanto con el pago de entradas como con las consumiciones realizadas en el bar. No son pocos los que están eternamente agradecidos al Ourense por estás contribuciones, que en muchos casos sirvieron para hacer frente a gran parte del presupuesto de una temporada e incluso para ahorrar un importante montante en estos tiempos difíciles para el fútbol humilde.

Valladares fue la primera parada oficial del equipo en Preferente. Las gradas se tiñeron de color rojillo para animar a los suyos lejos de casa.

Valladares fue la primera parada oficial del equipo en Preferente. Las gradas se tiñeron de color rojillo para animar a los suyos lejos de casa.

El primer desplazamiento de la campaña a tierras viguesas ha sido un éxito rotundo. En Valladares recibieron con los brazos abiertos a una afición que viaja con los suyos y que no cesa en su empeño de animar a los suyos para regresar a una categoría que nunca debieron abandonar. El fútbol popular, eso sí, se presenta como la mejor opción de gestión del club, solo de esta forma se ha logrado el superávit en las cuentas, algo que en la SAD antigua era impensable.

El femenino se rejuvenece

Otro de los puntales del equipo ha sido la apuesta por el fútbol femenino en la ciudad. El club, que milita en la Primera Autonómica y la pasada campaña estuvo apunto de lograr el ascenso a categoría nacional, se ha reforzado con nuevas futbolistas llegadas de toda la provincia.

El equipo femenino de la UD Ourense posa durante su presentación, en la que se conocieron varias caras nuevas del club. Foto vía Yedra Seara.

El equipo femenino de la UD Ourense posa durante su presentación, en la que se conocieron varias caras nuevas del club. Foto vía Yedra Seara.

Juventud y chicas en edades muy jóvenes para nutrir al equipo y formarse, ya que a partir de los 14 años, no disponen de ocasiones para competir en la provincia, ante la ausencia de ligas femeninas y la imposibilidad a partir de infantiles, de competir en equipos masculinos. El surgimiento de la EFF Rosalía es un apoyo de futuro para el fútbol femenino y puede servir de cantera para la sección femenina.

Muchos alicientes para un club que sigue creciendo y que ha sido referencia en la provincia desde el primer año de vida, no por la categoría en la que jugaba, sino por una masa social que ha permanecido fiel y que ha llenado todos los campos que ha visitado. La Tercera División está ya al alcance de la mano, objetivo principal en la fundación y antesala a la 2ª B. El camino no será fácil, pero los pasos están bien señalizados y solo falta luchar para lograrlo. El fútbol popular y Ourense quieren seguir escalando.

También te podría gustar...