UD Ourense: fútbol popular a orillas del Miño para preservar un legado

Hablar de Ourense y fútbol es hacerlo del histórico CD Ourense y también de su heredero la UD Ourense. A orillas del Miño se instauró en el verano de 2014 el fútbol popular y lo hizo con la fuerza de una masa social fiel, que no abandonó el objetivo de refundar un nuevo club, a pesar de las trampas creadas por otro conjunto de un barrio de la ciudad, que trató de absorber el liderazgo de los rojillos tras su desaparición. No fue posible, el ourensanismo respaldó la iniciativa de la plataforma SOSCDOurense y el 10 de julio de 2014, el club quedaba fundado e inscrito en el registro de entidades deportivas de la Xunta y la Federación Gallega de Fútbol.

El objetivo de la nueva entidad ourensanista era tratar de preservar el legado de CD Ourense y, especialmente, hacer del club un equipo al servicio de los socios, en los que estos tomaran la iniciativa y decidieran todas las cuestiones en Asamblea. Querían desbancarse de esta forma del fútbol negocio, que había costado la vida a su predecesor y de accionistas que no daban la cara cuando tenían que hacerlo. Se aseguraban que el equipo caía en las mejores manos, en las de la gente que ama el fútbol y que quiere que Ourense vuelva a disponer de un equipo en la élite.

Foto vía farodevigo.es

Plataforma SOSCDOurense, aficionados y ex jugadores en la Praza Maior, pidiendo que los dueños apareciesen. Foto vía farodevigo.es

Contra viento y marea debieron enfrentarse los aventureros ourensanos que se embarcaron en la más bonita de las aventuras, recuperar el fútbol para una ciudad de más de 100.000 habitantes, que se había quedado sin referente. En asamblea, se decidió la denominación del club, escudo, colores del equipo y se debatió sobre el modelo deportivo a seguir. No se ocupó plaza en categoría superior, sino que se decidió empezar la aventura en la última categoría del fútbol español, la Tercera Autonómica.

La temporada arrancaba en menos de mes y medio y había que formar un equipo de la nada. Antonio Dacosta, ex técnico y preparador del conjunto rojillo, asumió las riendas en el banquillo. Peluso, otro hombre de la casa, la dirección deportiva. ambos empezaron a trabajar en la búsqueda de jugadores y aparecieron históricos de CD Ourense, que acudieron a la llamada del nuevo conjunto de la capital de As Burgas. Algunos ya habían colgado las botas, pero poco importaba, Ourense los volvía a necesitar. De esta forma Adolfo, Santi, Ramón Dacosta, Víctor Arias, Xurxo… volverían a dejarse ver entre la afición ourensana.

Tras la confección del plantel, llegó la hora de empezar la temporada y se arrancó con eliminatoria de Copa Diputación. Un 31 de agosto, la UD Ourense hacía su debut oficial con victoria 3-1 contra el conjunto del Santa Teresita, que militaba en 2ª Autonómica, consiguiendo la clasificación y haciendo las delicias de las más de 600 personas que se dieron cita en el campo de Os Remedios para presenciar el choque. O Couto, por aquel entonces, no estaba accesible para el conjunto rojillo. Era propiedad de la Xunta, que se hizo derrogar para devolver su casa a sus auténticos dueños.

La UD Ourense logró en su primera campaña el título de Liga, ganando todos sus encuentros y llegó a semifinales de Copa Diputación, en donde el Arnoia, fue el único equipo capaz de vencerlos en una campaña de ensueño. Se consiguió el ascenso, objetivo marcado, se logró una masa social de más de 1.200 abonados, se consiguió que el equipo disputase sus encuentros en O Couto, dada la gran cantidad de público afluente a sus partidos y se sembró el futuro de la entidad.

Tras un verano en el que hubo algunos cambios en la plantilla, con los veteranos volviendo a colgar las botas y dejando paso a jóvenes con pasado en la anterior entidad y procedentes en otros casos de la cantera del Pabellón. El equipo arrancó titubeante y tuvo un pequeño bajón anímico. Dacosta motivó a sus futbolistas, que dieron lo mejor de sí y terminaron revertiendo la situación. El equipo terminó conquistando el campeonato, logrando el ascenso y este año sí, ganando la Copa Diputación. Cabe destacar esta temporada como la del aumento de los abonados, pasando a ser más de 1.500. Se creó un conjunto femenino, que también lograría el doblete en su año de debut, ascendiendo a Primera Gallega. Las piedras para construir la base estaban listas y con la llegada de Fernando Currás al organigrama, terminó por pulirse.

Foto: Yedra Seara

Celebración del ascenso a Primera Autonómica. Foto: Yedra Seara

En la actualidad, el conjunto ourensano prosigue camino en su objetivo de ascender de categoría cada temporada, hasta llegar a Tercera División. La UD Ourense camina hacia Preferente Autonómica, antesala de categoría nacional y tiene un buen margen con sus perseguidores, por lo que en próximas jornadas, podría lograr el ascenso. El título de Liga es el objetivo, aunque el rival el Bande, compuesto por un plantel con muchos futbolistas con pasado en 3ª, parte con ventaja. En Copa, los blanquivioletas también se han cruzado en el camino en cuartos logrando un 0-2 en la ida en O Couto. El conjunto femenino también aspira a pelear el ascenso, después de otra gran temporada. En base, destaca el ascenso de uno de los conjuntos a categoría autonómica.

Ourense vuelve a respirar fútbol de la mano de la UD Ourense. Y sí, díganlo bien y recuerden su nombre, el auténtico, no el que algunos querían tapar a base de siglas. El club con más socios de la provincia está a punto de escalar el penúltimo peldaño para conseguir su primer objetivo a largo plazo. La categoría nacional todavía está lejos y habrá que pasar otra prueba de fuego en Preferente, pero el modelo de fútbol popular es sólido, con beneficios cada temporada, con aumento de socios y abonados, con mayor interés en la ciudad, con una cantera que sigue creciendo, con un club femenino que también quiere auparse. El legado de CD Ourense está en buenas manos. El fútbol de verdad se respira en Ourense, se respira en el fútbol popular.

También te podría gustar...