Rosal FC: crecer como club popular con humildad y trabajo

Los ovetenses jugarán este año en Primera Regional tras ascender la campaña anterior
Paso a paso, el Rosal FC va tomando forma como club de fútbol popular
La Directiva y los socios han mantenido el bloque de jugadores de la temporada pasada

Comienza una nueva temporada para el Rosal FC. El conjunto azulgrana, nacido en el año 1929, afrontará la campaña 2017/2018 con más ilusión que nunca tras conseguir subir a Primera de Aficionados la temporada pasada después de lograr vencer en el playoff de ascenso a la Deportiva Piloñesa. Cambio de aires en la presidencia y la Junta Directiva del club que, poco a poco, irá tomando forma para convertirse definitivamente en un club de accionariado popular.

Asturias puede decir con la cabeza bien alta que ya tiene dos clubes populares en su haber. Con humildad y sacrificio y, por supuesto, con la ayuda de todos los socios del equipo, el objetivo del Rosal FC será mantenerse en esta categoría tan cambiante en la que se encuentra. Una categoría, definida por sus propios aficionados como «muy igualada y competitiva».

Mantener el bloque y fichajes ilusionantes como armas para cumplir el objetivo

El equipo se puso manos a la obra desde últimos del mes de Junio, cuando no habían pasado ni 20 días tras su merecido ascenso a esta categoría. En la parcela deportiva, el entrenador y la directiva del club asturiano empezaron a confeccionar la plantilla y, tras meses de trabajo, pudieron conseguir las renovaciones de hasta doce futbolistas. Así pues, Diego Fidalgo, Óscar Llamazares, Hugo Córdoba, Pablín, Diego Neira, Sergio Giganto, Rafa Herrero, Chechu, Mendi, René Polledo, César González y Sergio Fernández firmaron un año más con el fin de mantener al equipo en esta categoría.

En cuanto a fichajes, decidieron apostar por gente joven, en su mayoría procedentes de las categorías inferiores de equipos como el Real Oviedo o del CD Mosconia. La marcha de Pablo Llorián facilitó la llegada del nuevo técnico: Pepe Rodríguez, procedente de las categorías inferiores del Real Oviedo y con una larga trayectoria en clubes de la tierra tanto masculinos (CD Mosconia, La Fresneda) como femeninos (Real Oviedo Femenino, antiguo Oviedo Moderno).

«Tras tres años coqueteando con el ascenso, finalmente Pablo Llorián pudo conseguirlo, pero en junio tuvo una oferta irrechazable de las categorías inferiores del Real Oviedo y se marchó»

La política de refuerzos gustó en los aficionados y así lo hicieron ver tanto en el campo como en el ámbito de las RRSS. El primer jugador en llegar fue Dani Nuño (Gijón, 1983) un guardameta con experiencia en equipos como el UC Ceares, el Gijón Industrial o el Ribadesella CF. Álex Álvarez (Grado, 1994), anunciado solamente un día después, se convirtió en el segundo refuerzo del club. Se trata de un DFC procedente del Universidad de Oviedo. Nacho Pérez (Oviedo, 1998) fue el tercer fichaje, un extremo joven y rápido procedente del Juvenil del CD Vallobín. Álex Menéndez (Lugo de Llanera, 1996) se convirtió en otra de las jóvenes incorporaciones, extremo zurdo procedente del CD San Claudio. Jaime García (Oviedo, 1998) fue el último refuerzo del club procedente del juvenil del CD Mosconia. La baja de última hora de César González (que por trabajo se tuvo que marchar a Argentina) fue cubierta por el guardameta Berto, de tan sólo 19 años. Marcos completa la partida de fichajes jóvenes, es otro senior de primer año, procedente del equipo juvenil del Real Oviedo.

«Estamos encantados con los nuevos fichajes. El que más nos ha sorprendido ha sido el guardameta Berto, que, aunque sólo tiene 19 años, está rindiendo a un nivel magnífico. Aun así, echamos en falta a varios futbolistas del año pasado como Lafuente, David Morilla y Jaime Suárez»

El extremo zurdo «Pendi» posa con la bufanda de su nuevo club en su presentación — Rosal FC.

Los socios del equipo se muestran ilusionados de cara a esta nueva temporada, y poco a poco van viendo que el rendimiento del club está siendo bastante ejemplar a pesar de ser un recién ascendido. Y la afición anima en volandas cada partido, incluso se juntan varias decenas de seguidores para realizar sendos desplazamientos cada quince días.

Acercar el equipo a la ciudad, el objetivo fuera de la parcela deportiva

Para la temporada 2017/2018, el Rosal FC se ha propuesto acercar más el club a la ciudad de Oviedo con propuestas sociales y culturales bastante interesantes. María Xosé se convirtió en la nueva presidenta del club, una mujer conocedora del club, la parcela administrativa y el fútbol asturiano en general. Con ayuda de todos los aficionados y, de manera democrática, cada socio da el do de pecho para conseguir que el club salga adelante. Este mes se abrirá la primera asamblea para decidir las causas para esta temporada.

«No le damos mucha importancia a los roles administrativos, pero tener una persona tan cercana y conocedora del club y el fútbol asturiano siempre nos va a facilitar las cosas»

Los dirigentes pretenden, a través de causas humanitarias, movimientos vecinales y causas sociales en toda la ciudad carbayona, estar presentes en la capital asturiana y ser, a parte de un equipo de fútbol, un club comprometido con las causas sociales. El año pasado ayudaron con los refugiados y se manifestaron en contra de la homofobia durante la semana del Orgullo LGTB.

Cartel online del Rosal FC contra la homofobia — Rosal FC

Cartel online del Rosal FC contra la homofobia — Rosal FC.

«Nosotros tenemos claras cuatro partes: directiva, técnicos, jugadores y masa social. Poco a poco intentaremos ser una piña y ser lo más eficientes posible para estar todos en un mismo plano»

Como última medida administrativa, buscarán un cambio estatutario para poder funcionar definitivamente como club de fútbol popular, suprimiendo así la situación presidencialista del club y transformándolo así en un conjunto accionarista, donde cada socio tendrá un voto. En el tema de las RRSS, la entidad ovetense cada día evoluciona más, ofreciendo datos e informaciones cada vez más acertadas y cercanas para el aficionado, los periodistas y, sobre todo, para los propios futbolistas.

El funcionamiento mecánico del club interno aporta un punto de vista distinto al de cualquier otro equipo de esa categoría y muchos seguidores de equipos rivales se sorprenden y felicitan al Rosal FC por su afición tan fiel, que anima durante los 90 minutos.

Confeccionar un equipo femenino como meta para la próxima campaña

La directiva del Rosal FC se ha propuesto como meta en su última asamblea la creación de un equipo femenino para la próxima temporada. Un reto bastante ilusionante que empezará a coger forma a finales del mes de diciembre en el que intentarán, por todos los medios, ofrecer unas condiciones idénticas al del equipo masculino.

«La idea primordial es comenzar a buscar jugadoras en enero y tener listas las instalaciones y consolidar el equipo antes del mes de junio, ofreciendo las mismas condiciones que el masculino»

 

Víctor Polo

Abajas (Burgos), 1992. Redactor en Los Otros 18.

También te podría gustar...