No pude juntar el agua con aceite

Así reza parte de la letra de ‘El Perro Verde‘, una de las canciones más conocidas de la banda musical Marea. Erigido en el protagonista de esta triste historia, presentamos en sociedad a Gonzalo Pérez Jácome, a día de hoy máximo mandatario del Concello de Ourense, cabeza visible del partido político Democracia Ourensana y, por lo visto en los últimos días, el nuevo alquimista del fútbol español. El alcalde de la ciudad de As Burgas, desde su privilegiada condición de mano de la partida, ha lanzado un órdago a pares sin ni siquiera casar dos ases. Sin cartas no se va a ningún lado; con faroles, tampoco. Independientemente de que ‘presentes en sociedad’ una quimérica idea que después no te atreves a defender parlamentando en asamblea.

Poniendo en situación, el proyecto de Jácome es el de fusionar la Unión Deportiva Ourense y el Ourense CF, a día de hoy los dos clubes de fútbol más representativos de la capital ourensana. Conociendo los precedentes, los sentimientos y la idiosincrasia de los clubes del Fútbol Popular, algo así como mezclar agua y aceite. Este experimento de aunar estos clubes de Tercera División no ha caído con los mejores pies entre la masa social de uno de los dos ingredientes.

Cabe destacar que uno de los principales puntos no explícitos del siguiente decálogo dice que el Ayuntamiento de Ourense pasaría a ser el accionista mayoritario de una futura SAD, ya que el consistorio municipal contaría con un 51% del poder de la entidad. Tampoco pasa por alto la grosera equivocación (imagen izquierda) infográfica entre los escudos del actual UD Ourense y el del ya extinto CD Ourense. Póngase este ejemplo para que el lector empiece a situar las desnudadas habilidades de gestión deportiva de este político.

Jácome comenzó mal. Con 10 puntos llenos de interrogantes y de banalidades sin letra pequeña, que por supuesto no pasan desapercibidas para la afición de la Unión, la principal voz opositora a la fusión. Tal es así que los pensamientos discordantes frente al alquimista no se hicieron esperar. Además de en las redes, la Unión Deportiva Ourense realizó una Asamblea Informativa. Micrófono abierto para debatir y exponer posturas, como por ejemplo la de Camilo Díaz, a quien más abajo leeréis. A bote pronto, llama la atención que el mismo presidente de una de las partes implicadas, el del Ourense CF, sea también socio de la UD Ourense. Volviendo a la reunión del pasado 25 de junio, el primer edil se hirió de nuevo a sí mismo tras vertir las siguientes desafortunadas declaraciones tras un principio de rechazo de la Asamblea de Socios de la UD Ourense a la fusión.

FASFE, la Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español, colectivo que también representa a los clubes democráticos, acostumbra a salir al rescate a poner orden, ley y sentido común a los continuos ataques de fútbol negocio que sufren nuestros clubes, entre ellos los que se rigen por un principio democrático o Fútbol Popular. Desconocimientos institucionales al margen, el décimo mandamiento de Jácome dicta que la fecha límite para aprobar su propuesta en Asamblea concluye el próximo 10 de julio. Pero no. La fecha ha concluido antes de caducidad… si es que alguna vez estuvo vigente. No habrá fusión.

No rotundo a la fusión

La alma mater de la Unión Deportiva Ourense, sus socios, desde un primer momento mostraron disconformidad y reticencia a la fusión. Se apoyan en la escasez de datos, inconcluencias en el Decálogo de Jácome, experiencias pasadas y sentimientos. Recogemos diversos testimonios de los dueños de la Unión Deportiva Ourense.

Una de las personas que tomó la palabra en la Asamblea Informativa fue el socio Javier Taboada. Días después de defender un aplaudido no a la fusión cuenta también las virtudes del fútbol popular y el amargo trago que supuso la desaparición del CD Ourense, algo por lo que los socios unionistas no están dispuestos a experimentar de nuevo..

El accionariado popular es el futuro. Las SAD son un fracaso. Somos lo socios los que mantenemos el equipo con carnets, rifas, consumiciones. No contemplo que la principal fuente de financiación no tenga poder de decisión

Javier Taboada, socio de la UD Ourense

«Jacóme no fue capaz de venir a explicar el proyecto. Miente porque dijo que la directiva de la UD Ourense estaba 100% de acuerdo y no es así. El CD Ourense cometió un error en su día y fue pasar a manos públicas. Los políticos arruinaron el club. Especularon con él, acabaron regalando acciones… y acabamos desapareciendo con una deuda de 300.000 euros. Nadie echó una mano. No considero oportuno que nuestro club pase a la administración».

«El accionariado popular es el futuro del fútbol, las SAD son un fracaso. Somos lo socios los que mantenemos el equipo con carnets, entradas, rifas, consumiciones en bar… No contemplo que la principal fuente de financiación no tenga poder de decisión. Según esta propuesta, el 51% pasaría a manos del Concello. Estamos convencidos de nuestros sentimiento y nuestro nacimiento. Prefiero estar 10 años en Tercera sin deber favores y teniendo un club saneado a ser una SAD y que en cuatro años el gobierno local de turno se desentienda del club.

Para Vedette Ourensanista, una de las más míticas y ruidosas peñas del club vermello, la noticia de la posible fusión cayó por sorpresa por «el antagonismo que representan los dos principales clubes de la ciudad». Siguiendo el argumentario, explican su postura y sus aspiraciones en torno a la Unión Deportiva Ourense:

Nuestro club no puede estar pendiente de las futuras intenciones de la corporación municipal de turno. Aspiramos a llegar a la élite, pero sin deber un céntimo a nadie

Vedette Ourensanista

«Los socios decidimos que no, que no queríamos la fusión y no la queríamos por varios motivos. No queríamos unirnos a un club que con su modelo (más de 40 años) había llegado a la misma categoría que nosotros en sólo 6. No queríamos unirnos a un club que para estar en la misma categoría que nosotros había acumulado una deuda de 650.000 euros. No queríamos unirnos a un club que no apostaba en su primer equipo por futbolistas locales (qué referente iba a tener nuestra cantera si no podían jugar en su primer equipo). No queríamos la fusión porque el nuevo club iba a ser propiedad del Ayuntamiento de Ourense con lo que supone pasar a formar parte de una institución que cada poco tiempo cambia de dueño cómo demuestra el hecho de que en los últimos 13 años, Ourense tuvo 7 alcaldes diferentes. Nuestro club no podía estar pendiente de las futuras intenciones de la corporación municipal de turno».

«Los miembros de nuestra peña aspiramos a llegar a lo más alto del fútbol español (cómo muchas otras ciudades similares a la nuestra) pero paso a paso y sin deber un céntimo a nadie. La UD Ourense va a por todas pero lo que si tenemos claro es que si en algún momento alguien quiere hacerse con nuestro club tiene que presentar un proyecto bien definido, con las ideas muy claras y expuestas hasta las últimas consecuencias porque lo que entre todos hemos construido en sólo 6 años no puede desaparecer de la noche a la mañana».

Futuro a medio y largo plazo: cero deuda

Entre otros argumentos que destacan los socios de la Unión Deportivo Ourense es que la idiosincrasia del fútbol popular no se negocia. Así lo cuenta un histórico aficionado ourensanista que prefiere mantener su anonimato y que apoya su tesis en la deuda que hizo desaparecer al mítico CD Ourense.

La oferta de fusión no tiene sentido y más cuando CD Ourense desapareció en su día por una deuda de 350.000 € y nadie echó un cable

Socio anónimo de la UD Ourense

«Rechazamos la fusión porque nuestro club debe seguir con el formato de Accionariado Popular. Se demostró que este modelo es el más apropiado y que hasta ahora hemos ido creciendo con una base sólida conformada por los socios, una base que de nada hemos pasado a tener equipos en categoría autonómica. La oferta de fusión no tiene sentido y más cuando CD Ourense desapareció en su día por una deuda de 350.000 € y nadie echó un cable. El Ourense CF es un proyecto acabado, con una deuda de 650.000 en Tercera es inviable y no vamos a asumir nosotros esa lacra siendo un club saneado y que tiene una filosofía de no gastar más de lo que adeuda. La propuesta de Jácome no tiene sentido y aún por encima no compareció a explicar ese proyecto, por lo que es otro motivo de rechazo. No creemos en las SAD, ni en inversores privados, ni en un club propiedad del Ayuntamiento. Apostamos por seguir disfrutando como hasta ahora y que los socios decidan el futuro».

El proyecto Ourense CF

Si algo tiene de mágico el fútbol es que encontramos al presidente de una de las partes implicadas, el Ourense CF, como socio fundador de la otra parte, la UD Ourense. Charlamos con Camilo Díaz, un hombre de fútbol y cabeza visible en los despachos del citado Ourense CF que, a diferencia de Gonzalo Pérez Jácome, sí acudió a la Asamblea Informativa y ejerció su libertad de expresión defendiendo sus intereses.

Camilo Díaz atiende a Los otros 18 sabiendo de la dificultad de la fusión, citando de antemano que los modelos de los clubes son opuestos sin olvidar las fortalezas del Fútbol Popular y por el otro costado, la proyección deportiva y los 24 equipos de fútbol y fútbol sala con los que cuenta esta entidad con 43 años de historia que hoy conocemos como Ourense CF pero que también se apeló como Puente CF o más recientemente Ponte Ourense CF.

PREGUNTA: «El último mandamiento de Jácome dice que el 10 de julio expira el plazo para la fusión. ¿Hay vuelta atrás o ya no hay opción?

RESPUESTA: La opinión de los socios de la UD Ourense fue clara. Aunque no ha habido votación en Asamblea, la tendencia era no a la fusión. Desconozco si se votará hasta el 10 de julio. Quedó de manifiesto que la gente no estaba de acuerdo con el Decálogo.

P: ¿Qué dijo en la Asamblea de la UD Ourense?

R: Soy socio fundador, me apasiona el fútbol. Ser club popular o ser SAD son polos opuestos y es totalmente diferente. Aunque sea diferente, respeto tanto un formato como otro. Para mi club entiendo que para seguir creciendo el formato SAD es el camino pero respeto totalmente el Fútbol Popular. Sería yo incoherente hacerme socio de un club que no me gustara su filosofía. El trabajo de la UD Ourense, tanto la actual junta directiva como la anterior, ha sido excepcional. No quita eso que yo entienda el fútbol en otro formato. Ni mejor, ni peor. Diferente.

P: Dicho lo cual, ¿era una idea quimérica del alcalde de Ourense?

R: Realmente, es difícil por cómo nace la Unión Deportiva Ourense, con aficionados y peñas del CD Ourense. También quiero decir que el Ourense CF jamás se quiso apropiar del CD Ourense y así lo manifesté en la Asamblea Informativa. Si quisiéramos eso, hubiéramos cambiado los colores. Comercialmente, como club y empresa, en su día decidimos que jugar en O Couto nos abría más puertas. Jamás habrá una crítica institucional desde el Ourense CF a la UD Ourense ni generar mal ambiente.

P: ¿Qué hay de la deuda del Ourense CF? Se habla de unos 650.000 euros.

R: «Somos 24 equipos. El Ourense CF no es exclusivamente un club de Tercera División. Hay sección de fútbol sala femenina en Primera División, el Ourense Envialia. Es un área totalmente desprotegido. Vemos a otras entidades que han deshecho sus secciones femeninas por las pérdidas que ocasionan. A lo largo de los 43 años de historia, la sección femenina de sala ha sido una apuesta del club siempre. Jamás lo abandonaremos y lo ayudaremos a través del fútbol. Doy un dato como ejemplo. Solo el desplazamiento del equipo femenino a Málaga de este pasado fin de semana supone el 70% del gasto que tienen los equipos de Tercera División de media en toda la temporada. Somos un club con accionistas y cada aportación va reflejada; eso no significa que tenga 650.000 euros de deuda.

P: El Ourense CF juega playoff en Balaídos. Aún tiene opción de subir a Segunda B en esta promoción a cuatro. El primer rival, el Arosa. Si se da el éxito en el césped, ¿sería viable económicamente?

R: Es una lotería que nos toca jugar en unos días. Somos conscientes de que es complicado, pero el objetivo del club es crecer año a año. Nuestro proyecto está asegurado tanto en Tercera como en Segunda B. Los accionistas pondrán más o menos dinero, pero eso no quita que el club sigua creciendo. Hay inversores que quieren entrar en el proyecto Ourense CF.

La reacción del Fútbol Popular

En la mañana del 30 de junio, los 15 clubes del Fútbol Popular han emitido y firmado un comunicado conjunto en sintonía con los pensamientos de los socios de su homólogo ourensano. Piden respeto para una institución ejemplar y democrática como la UD Ourense, invitan al alcalde a acercarse al fútbol modesto y a no verter declaraciones insultantes hacia un movimiento referente.

Samuel Rodríguez

Plumilla pucelano, concretamente de la noble villa de Olmedo. Director de losotros18.com

También te podría gustar...