El arranque amargo del CD Palencia en Segunda B

El pasado 25 de junio la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza albergaba lo que iba a ser la culminación de un sueño que cinco años atrás parecía imposible. Un solitario gol de Diego Torres en el minuto 54 del encuentro daba la victoria en el agregado de la eliminatoria al Club Deportivo Palencia frente al filial del equipo maño. El Palencia de los socios ascendía a Segunda División B.

Atrás parecían quedar las dudas de final de temporada, la pérdida del segundo puesto del play-off del Grupo VIII de la Tercera División y, sobretodo, el déficit de la temporada anterior que había alcanzado los 15.000 euros y que se sumaba a los resultados negativos de temporadas anteriores. El CD Palencia había comenzado una temporada desde la austeridad con un balance negativo de 18.232,11 euros que se olvidó por unos momentos.

La bomba estalló a mediados de febrero de este año. Después de hacerse cargo del equipo en diciembre de 2014, la nueva directiva convocó una Asamblea Extraordinaria de socios. El motivo: afrontar una deuda que, en ese momento, era ya de cuatro meses con los jugadores de la plantilla.

La Junta Directiva, liderada por Javier Rodríguez y, a su derecha, Carlos Crespo, vicepresidente, había dejado caer en días anteriores la posibilidad de pedir un crédito bancario de hasta 50.000 euros pero esta opción no aparecía en el orden del día. Cuál fue la sorpresa de los socios cuando, el 27 de febrero, la propuesta sí fue presentada en la Asamblea y aprobada con 46 votos a favor, 18 en contra y 36 abstenciones. La relación entre directiva y socios comenzaba a agrietarse.

Menos de un mes más tarde, los socios del Club Deportivo Palencia se enteraban por la prensa de la denegación del crédito tras la inclusión del club en la lista de morosos. Unos días antes, el exdirector deportivo del club había presentado una denuncia por delito societario y falsedad documental contra el presidente, Javier Rodríguez, que sería ratificada en julio y cuya vista preliminar tendrá lugar, previsiblemente, a lo largo del mes de septiembre.

Con la callada por respuesta, la temporada continuó su rumbo y el deportivo terminó en tercera posición sin recoger buenos resultados en las últimas jornadas; sin embargo, el sueño se hizo realidad y tras disputar un gran play-off el equipo palentino alcanzaba, por vez primera en su historia, la Segunda División B.

Pero la preparación de la temporada no ha sido lo que muchos hubieran querido. La destitución de Santi Sedano, director deportivo, primero, la fulminante destitución del vicepresidente tras ofrecer unas duras declaraciones en rueda de prensa o el baile de entrenadores por el banquillo del Palencia de los socios han sido solo algunas de las locuras veraniegas del club.

Y entre tanto, la pretemporada se acercaba a su fin y llegaba el primer partido de la nueva categoría: ni más ni menos que una complicada visita a El Sardinero ante un todopoderoso Racing de Santander que viene de quedarse a las puertas de ascender a Segunda División.

Al frente del equipo, finalmente, Óscar de Paula, llegado con menos de siete días de antelación al choque y sin tiempo para preparar lo que significó la primera derrota del club de la temporada.

Mientras tanto, en la grada, aficionados palentinos mostraban pancartas que rezaban “Fuera mercaderes de Palencia” y que fueron respondidas por otra pancarta levantada por los racinguistas: “El Palencia es de sus socios”. Detalles que muestran el tono de crispación y división en torno a la actual dirección del club que parece cada vez más aislada.

Foto: Juventudes Verdiblancas.

Foto: Juventudes Verdiblancas.

Con la plantilla sin completar, la Nueva Balastera recibía una semana después a su equipo y volvía a recibir un encuentro profesional en su césped en un ambiente similar, si no peor. Con apenas 18 jugadores en la plantilla, todos fueron convocados a excepción de Héctor Granado, lesionado.

Y no pudo empezar peor el encuentro. Un penalti a favor del Izarra ponía a los visitantes por delante en el minuto tres. A los treinta minutos, el equipo castellano perdía ya por 0-3 y los pitos podían escucharse en la Nueva Balastera.

A pesar de coincidir con las fiestas de la ciudad, el ambiente no podía ser peor entre los aficionados palentinos. Muchos jugadores son señalados, se pide la vuelta del anterior director deportivo, Santi Sedano, que sigue acudiendo a los partidos del equipo, y cada vez parece haber mayor animadversión tanto hacia el presidente, Javier Rodríguez, como hacia Paco Serrano, el abogado madrileño que se ha erigido en salvador de un equipo que parece que solo quiere que lo dejen en paz.

Presentación del acuerdo, ya firmado, con Francisco Serrano. Foto: Vavel.com

Presentación del acuerdo, ya firmado, con Francisco Serrano. Foto: Vavel.com

Además comienzan a aparecer críticas hacia el míster Óscar de Paula por no querer cerrar la plantilla con jugadores juveniles del club. Los propios canteranos no dudaron en mostrar su descontento a través de las redes sociales.

Finalmente, llegó el esperado día de cierre del mercado de fichajes con distintas sorpresas para los aficionados morados. Bayón y Rabadán, jugadores queridos por la afición y a quienes no se había pagado aún sus deudas, eran descartados dos días antes después de que se les hubiera renovado. Y, quien sabe si por sorpresa, en el último momento aparecen tres nuevos fichajes para el conjunto que completan la plantilla.

Después de ello, no ha mejorado la situación en lo deportivo y el CD Palencia no ha logrado sumar todavía ningún punto de 15 posibles acumulando las mencionadas derrotas contra Racing de Santander e Izarra además de las tres últimas contra Celta de Vigo B, Pontevedra y Racing de Ferrol.

Javier Rodríguez sigue al frente de una entidad que, sin duda, ha sido secuestrada por un hombre que ha vendido, casi a precio de saldo, los derechos de explotación de un club del que sus socios son supuestamente los dueños.

Paco Serrano, el abogado comprador, sin ninguna relación con la ciudad y con asuntos turbios relacionados con el fútbol, en concreto con el Ibiza en temporadas anteriores, se ha establecido casi como un “presidente en la sombra” haciéndose con el control, de facto, de los ingresos y gastos del equipo.

Esto ha quedado demostrado, entre otras cuestiones, en sus declaraciones a los medios respecto a las deudas contraídas con los jugadores y a los que asegura se ha pagando ya el 50%. Con su entrada lo que sí ha disminuido han sido las renovaciones de socios ya que el club en estos momentos cuenta con apenas 300 abonados con lo que ello conlleva para sus ingresos.

Ante esta situación, se formó el colectivo ‘Socios CD Palencia‘ formado por socios y senadores –un grupo de 30 socios fundadores forman el Senado, un órgano de control de los socios sobre el propio club- del CD Palencia que comenzó a preparar antes del partido ante el Izarra una recogida de firmas para obligar al presidente a convocar una asamblea extraordinaria.

Finalmente, la recogida de firmas se produjo en las horas previas al encuentro en la Nueva Balastera frente al Racing de Ferrol consiguiendo 91 firmas de socios con más de un año de antigüedad y que superan ampliamente el 15% del total de socios, necesario para tomar esta medida.

El orden del día de esta petición de celebración de una asamblea extraordinaria incluirá la presentación ante los socios de los nuevos miembros de la Junta Directiva, la lectura y aprobación del acta de la última asamblea general ordinaria, y la entrega a los socios de varios documentos informativos.

Entre esta información, que ha brillado por su ausencia en los últimos meses, se encuentran los resultados económicos de la temporada anterior, los documentos que justifican la cancelación del crédito solicitado por el club en octubre de 2015, información sobre el grado de cumplimiento del presupuesto de la temporada actual, la relación de todos los créditos, préstamos o avales actuales del club, el contrato firmado con Francisco Serrano por el club a nombre del presidente y el gasto en personal no perteneciente a la plantilla.

Ahora, una vez entregada esta información el mismo domingo 18 de septiembre y firmada la petición por el presidente del club, éste tendrá un máximo de 15 días naturales para convocar esta asamblea en la que los socios esperan aclarar muchas cuestiones que permanecen en duda.

A la espera quedarán los aficionados de conocer las cuentas reales de la pasada campaña y su estado actual, el resultado de las medidas legales contra el que sigue siendo su presidente pero, sobretodo, de que, en lo deportivo, el Palencia pueda al menos competir en Segunda División B y no se vea abocado a no tener siquiera posibilidades de mantenerse en la categoría.

Presentación iniciativa Socios CD Palencia del 12 de septiembre.

Presentación iniciativa Socios CD Palencia del 12 de septiembre.

Alberto Órfão

Periodista internacional, si es que alguno quedamos, unionista -de la UDS y ahora, como no, de Unionistas- y de los leones, pero de los del Sporting Clube de Portugal.

También te podría gustar...