Valencia CF 3 – 1 BSC Young Boys: El Valencia se encuentra a sí mismo

Foto vía: uefa.com

El Valencia consigue la primera victoria de la temporada en Mestalla y el primer triunfo en la Liga de Campeones y se mantiene en la pelea por entrar en octavos. Los de Marcelino se la jugaban ante el Young Boys suizo después de haberse dejado dos puntos en Berna, pero sobretodo necesitaban una actuación que les devolviese la confianza perdida y recuperar la determinación de cara a la portería contraria.

El partido no destacó por su dinamismo ni por tener un ritmo vertiginoso, sino que fue un encuentro trabado, con muchas faltas y muchos parones que impedía que alguno de los dos conjuntos dominase con claridad. Pese a ello, el Valencia empezó con una presión alta a la salida de balón del rival que no fue más que un espejismo. Minutos más tarde el cuadro che tenía su primera oportunidad en una jugada de pizarra a balón parado. Inmediatamente después Hoarau trataba de responder con un disparo muy blando a las manos de Neto. Pero, fue a los 15 minutos de juego cuando un balón de Wass le llegaba a Rodrigo que con una finta con el cuerpo, de espaldas a la portería, dejaba roto a Von Bergen y asistía a Soler que superaba la salida del portero picando el balón con calidad y estrellándolo contra el palo. Santi Mina fue el más listo de la clase y se adelantó a toda la defensa para marcar a puerta vacía el primer gol de la tarde.

El choque se le ponía de cara al Valencia aunque en la cabeza de todos los valencianistas estaba el precedente del partido en Suiza. Así las cosas, el Young Boys trataba de proponer algo más con la posesión del balón y comenzó a detectar el punto débil en la zaga valencianista. Y es que, si bien es cierto que tanto Garay como Gabriel Paulista mostraban una seguridad y un rigor defensivo incuestionables, Wass cometía constantemente el mismo error. El danés, que está ofreciendo un buen rendimiento en el lateral derecho, se olvidaba de su marca en cada centro lateral para tratar de ayudar a Garay en sus pugnas con el gigantón Hoarau. De esta forma, Ngamaleu se quedaba solo de cara a puerta en cualquier balón aéreo. Además, el conjunto de Gerardo Seoane iba a provechar una pérdida en el centro del campo para empatar con una rápida y acertada combinación entre Hoarau, Fassnacht y Assalé que definió con un gran disparo raso ajustado al palo.

No iba a tardar el Valencia en volver a ponerse por delante gracias al buen hacer de los dos hombres más acertados del equipo:  Carlos Soler y Santi Mina. El canterano del Valencia era el único capaz de poner algo de imaginación y desequilibrio sobre el tapete verde y el ariete gallego es sin duda el hombre más acertado de cara a puerta en un equipo con una alarmante falta de gol. De esta manera, un centro preciso de Soler le iba a llegar a Mina que tras ganarle la espalda a Von Bergen definía a la perfección al primer toque.

La segunda mitad iba a estar más controlada por el Valencia, con más posesión y más ocasiones. No obstante, el campeón suizo seguía explotando sus armas en el juego aéreo y Hoarau dispuso de un cabezazo que se marchó rozando el palo. A los 10 minutos de la reanudación una combinación entre Rodrigo y Soler iba a significar el tercer gol del Valencia. Rodrigo recibía de espaldas escorado a la banda derecha y tras atraer a tres rivales, iba a habilitar al centrocampista valenciano que tras recorrer más de 30 metros iba a definir con acierto a la derecha de Von Ballmoos.

A partir de aquí, el Valencia se sintió cómodo y empezó a parecerse al de la campaña anterior. Ante cada pérdida de los suizos, aprovechaba la velocidad de Guedes o Rodrigo y la inteligencia y el desparpajo de un Soler que realizó un partido soberbio en todas las facetas del juego. Por su parte, Guedes lo intentó con ahínco pero sin acierto. El extremo luso todavía no ha recuperado su mejor nivel tras la distensión en el abductor izquierdo que sufrió hace más de un mes. En los minutos finales el juego duro y agresivo que estaba desplegando el Young Boys, se tradujo en una roja directa a Sanogo tras una entrada muy fuerte sobre Coquelin.

Con estos tres puntos, el cuadro de Marcelino mantiene sus opciones de clasificarse para los octavos de final de la Champions ya que depende si mismo. Aun así, la victoria del Manchester United en Turín dificulta un poco más el pase del Valencia. El siguiente partido ante la Juventus es una final en la que no ganar puede ser definitivo, pero con dos victorias en las últimas dos jornadas la clasificación estaría asegurada.

Ficha técnica:

Valencia CF: Neto; Wass, Garay, G. Paulista, Gayà; Soler, Coquelin, Kondogbia (Vezo 87′), Guedes (Ferran Torres 75′);  Santi Mina (Gameiro, 68′), Rodrigo.

BSC Young Boys: Von Ballmoos; Mbabu, Lauper, Von Bergen, Benito, Sow, Sanogo, Moumi Ngamaleu (Sulejmani 46′), Fassnacht (Nsame 61′); Hoarau (Aebischer 75′), Assalé.

Árbitro: István kovács (Rumano). Amonestó  con tarjeta amarilla a los locales Santi Mina (22′), Gayà (30′) y Soler (81′); y a los visitantes Ngamaleu (18’), Mbabu (35′), Benito (38’), Lauper (57′), Von Bergen (67′) y  con tarjeta roja a Sanogo (77′).

Incidencias: Partido correspondiente a la 4º jornada del Grupo H de la fase de grupos de la Champions League, disputado en el Estadio de Mestalla ante 36.480 espectadores.

Cristian García Dobón

Estudiante de periodismo. Apasionado del fútbol en todas sus formas y lugares.

También te podría gustar...