La UEFA desaprovecha un escaparate y ensucia más su imagen

La UEFA tenía un escaparate con la Eurocopa perfecto para lavar su imagen, para mostrar al mundo su poder organizativo y para recuperar sus señas de identidad. Lejos de lograr ser ese escaparate con el que lucirse, la organización que preside Infantino está avergonzando al mundo del fútbol. Peleas violentas, invasiones de campo, primer XI de la jornada surrealista… Al máximo responsable del fútbol en Europa, le crecen los enanos.

La edición de Francia se ha convertido en la Eurocopa de la vergüenza. Las imágenes de la semana pasada en las calles de Marsella han quedado grabadas en las retinas de muchos. Un grupo de rusos, preparados para la guerra, atacando a aficionados ingleses. Los hechos ya los conocéis. Este que escribe, hubiese tomado decisiones drásticas después de lo acontecido, pero para la UEFA no era evidencia suficiente. Hay cosas que sobran en el fútbol y esos son los violentos. Eso sí, hay que diferenciar claramente violentos e hinchas, que es muy fácil criminalizar a toda una hinchada.

Que en pleno siglo XXI, en la que iba a ser la Eurocopa de la seguridad, sucedan estas cosas, dejan en evidencia que ha faltado organización y no solo eso, las decisiones de UEFA son una risa. Multa a la Federación Rusa y expulsión del torneo, pero a expensas de lo que sucediera y por lo visto en el interior del estadio. Lo de fuera poco les importa. No les importó que un grupo de ingleses destrozaran durante dos días el puerto de Marsella, ni que un grupo de rusos atacase a matar a aficionados, ni tampoco la pelea entre un grupo de alemanes y ucranianos. Solo les importaba lo del estadio, que además es donde fallaron, al no tener la seguridad adecuada para impedirlo.

No contentos con esto, ayer conocíamos el XI ideal de la I jornada de la Eurocopa. Y llegaba una vez más otra metedura de pata. Futbolistas como Modric o Iniesta, estrellas en sus partidos y hasta el momento de lo mejor que se ha visto, se quedaban fuera. Tampoco entraba Pellé, partidazo con una Italia en la que se discutía a los delanteros. En cambio, teníamos que aguantar el insulto a la inteligencia que supone ver a Cristiano Ronaldo en esa alineación. Empate contra Islandia y borrándose. Los hilos que mueve el fútbol y la nula objetividad de los últimos tiempos han cegado ya a todos los estamentos.

Con esta hoja de presentación, la UEFA se ha coronado. Ironía aparte, la corona que se llevará el organismo del fútbol europeo no es otra que la de la vergüenza. Vergüenza por la falta de seguridad, por la nula condena a actos violentos, por elegir un XI sin objetividad y por obviar la realidad. Quedan todavía muchos días de torneo, pero la UEFA, salpicada por el caso de Platini, lejos de lavar su imagen, la está ensuciando todavía más. Ha llegado el momento de regenerar las instituciones futbolísticas. La corrupción debe abandonar el fútbol, al igual que las instituciones públicas. Tendremos que ponernos manos a la obra los de siempre, los que amamos el fútbol, los hinchas.

También te podría gustar...