Real Madrid 1 – 2 CD Leganés: ‘Eraso’ una vez un pepinazo en el Bernabéu

Foto vía LaLiga

Foto vía LaLiga

Once rebeldes saltaron al Santiago Bernabéu este miércoles para cuestionar el guion prestablecido en la Copa del Rey. En casa del rico, el pobre se escaqueó de pagar la novatada de su estreno en unos cuartos de final y se llevó el botín más preciado (1-2), un histórico billete a semifinales que silenció a la capital de España mientras que a escasos kilómetros, en Leganés, la euforia se desataba con un equipo que ensalza pasiones por encima de sus posibilidades.

Lástima que Asier Garitano no aparezca siquiera en las quinielas para ‘man of the match’ porque este Lega está hecho a su imagen y semejanza. Pese a morder el polvo en la ida (0-1) en el tramo final, el conjunto blanquiazul supo buscar la victoria sin precipitarse sobre el tapete del vigente campeón de Europa y del Mundo. Aguerrido en defensa y suelto en ataque, Javier Eraso se erigió como el claro reflejo de su entrenador en el campo y comandó la machada de los suyos con un gol y una asistencia que coparán por sí solos un nuevo capítulo en la historia del club.

Aún sin su alineación titular de gala, los pepineros se plantaron con seriedad ante un Madrid lanzado tras la victoria por 7-1 frente al Deportivo el pasado domingo. Los locales llevaron el timón de la pelota durante el encuentro, aunque hacia un objetivo que no se dejó amedrentar.

Bajo los mandamientos de Garitano, los leganenses echaron el cerrojo a su retaguardia sin contemplaciones hasta el punto de que Champagne pasó inadvertido durante 80 minutos del encuentro. A partir de esta seguridad, Amrabat y Beauvue partieron con la premisa de incomodar a la defensa merengue y aprovechar el juego directo.

Sin embargo, fue Eraso quien mejor partido sacó a los despistes rivales a la hora de sacar el balón jugado. El navarro apresuró una falta de entendimiento entre Achraf y Nacho para igualar la eliminatoria con un zapatazo inapelable desde fuera del área ante el que nada pudo hacer Casilla. Sin el dominio de la posesión, el cuadro visitante cerró el primer tiempo sin ocasiones sufridas en contra y con la sensación de estar viviendo una noche grande en la que el descontento de la parroquia blanca de hizo notar despidiendo a sus jugadores con abucheos en el camino a vestuarios.

El Lega estaba siendo el protagonista de un partido de cuento difícilmente predecible. El club estaba dando más guerra de la cuenta contra el formato copero, contra la desigualdad de poderes y contra la razón, pero era un relato inacabado que volvió a mostrar la realidad al minuto de la reanudación. Benzema ponía el 1-1 tras el primer fallo en la marca de los blanquiazules y obligaba nuevamente a poner los pies en la tierra.

Descartada ya la posibilidad de disputar la prórroga, la respuesta visitante resultó inmediata y, tras olfatear el tanto de la remontada en un primer córner que se marchó desviado, fue en segunda instancia cuando la convicción de Gabriel Pires fue más fuerte que la de ningún otro de los presentes. El brasileño, a centro de Eraso, asestó un violento testarazo con Theo Hernández colgado a la chepa para poner el 1-2 que no aparecía en los planes del Real Madrid.

El rival no está para milagros

Los pupilos de Garitano habían conseguido darle la vuelta a los cuartos y se rearmaron con Mantovani y Raúl García, preparados para un final de infarto. Por el bando contrario, Zidane se vio obligado a mover ficha con el agua al cuello dando entrada a Modric, enviando a Sergio Ramos a actuar de delantero centro e invocando una vez más al espíritu de Juanito.

Pero el Madrid de esta temporada no está para milagros. En su lugar, este fue el momento de Champagne. El argentino, relegado a la Copa e inactivo durante el resto del encuentro, apareció en el momento justo para sacar dos manos salvadoras, una a Benzema y otra a Ramos. La brillante actuación del cancerbero supuso el broche final a una clasificación a semifinales sobre una de las hierbas más lujosas del panorama futbolístico mundial. Sevilla, Valencia y Leganés volverán a sonar en el sorteo definitivo del torneo del KO a la falta de un último acompañante a discernir entre Espanyol y Barcelona.

Ficha técnica:

Real Madrid CF: Casilla; Achraf (Carvajal, min. 68), Nacho, Ramos, Theo Hernández; Kovacic, Marcos Llorente (Modric, min. 69), Isco (Mayoral, min. 77); Lucas Vázquez, Benzema y Asensio.

CD Leganés: Champagne; Tito, Bustinza, Siovas (Mantovani, min. 58), Diego Rico; Brasanac, Eraso; El Zhar (Naranjo, min. 80), Gabriel Pires, Amrabat (Raúl García, min. 70); y Beauvue.

Goles: 0-1, Eraso (min. 31). 1-1, Benzema (min. 47). 1-2, Gabriel Pires (min. 55).

Árbitro: Gil Manzano. Amonestó a Ramos (min. 80) por parte del Real Madrid CF y a Tito (min. 27) y Champagne (min. 75) por parte del CD Leganés.

Dani Plaza

Como fui incapaz de dominar la pelota, me puse a escribir sobre ella. Intento de periodista, canterano de la URJC.

También te podría gustar...