CD Ebro 1 – 2 Valencia CF: Santi Mina salva al Valencia de la heroicidad del Ebro

Dos goles de Santi Mina en la segunda mitad han servido para que el Valencia consiguiese una victoria en la ida de diecisesaivos de final de la Copa del Rey frente al CD Ebro. El club zaragozano se adelantó en el marcador a la salida de una falta lateral y aguantó las embestidas valencianistas hasta el minuto 70 a pesar de jugar con un hombre menos por la expulsión de Tiago a la media hora de juego.

La Romareda acogía este duelo copero en una tarde noche lluviosa en la capital aragonesa. El club del barrio zaragozano de la Almozara disputa normalmente sus compromisos de liga, grupo III de Segunda B, en el Municipal de El Carmen con un aforo que no llega a las 1000 personas, sin embargo llegó a un acuerdo con el Real Zaragoza para disputar el encuentro en el estadio. Ninguno de los dos conjuntos llegaba al choque con buenas sensaciones. El Ebro es el colista de su grupo en Segunda B y ha tenido grandes dificultades para conseguir resultados positivos en su feudo, aunque llegaba con una racha de tres partidos consecutivos sin perder (Lleida-Copa del Rey, Peralada-liga, Conquense, liga). Por parte valencianista, la situación no es muy favorable a orillas del Turia. El Valencia se ha convertido en el equipo del empate ya que suma 9 partidos empatados en todas las competiciones.

Marcelino apostaba con un once con rotaciones pero sin grandes sorpresas, destacaba la presencia de Santi Mina en la punta del ataque después de volver de su lesión y del jovencísimo Kangin Lee. El Ebro también jugaba con su sistema habitual un 5-4-1 intentando defender por acumulación de hombres y hacer un partido que les sirviera para pasar a la historia. El equipo zaragozano se dejó dominar como era lo más normal ante un conjunto ché que movía la bola de lado a lado intentando buscar un hueco en la férrea defensa arlequinada. Pocas veces se acercó el Ebro a la portería defendida por Jaume en la primera mitad, sin embargo los aragoneses se sentían cómodos con el balón teniendo claro cual era su objetivo: competir. Solamente una contra de Víctor García en la que Murillo llegó al cruce en el último instante salvando el disparo a portería. El resto de ocasiones fueron para los naranjas teniendo a un acertado Salva como impedimento antes del gol. Gameiro tuvo la más clara en el 23 después de realizar un disparo fuerte con espacios que fue rechazado a córner por el meta arlequinado.

Murillo corta in extremis una contra del Ebro. Fuente: Heraldo

Murillo corta in extremis una contra del Ebro. Fuente: Heraldo

La posesión fue valencianista durante todo el primer tiempo pero el Ebro se sentía cómodo en el desarrollo del encuentro debido a la falta de ritmo valencianista y ya se llegaba al minuto 30 del primer acto. A partir de aquí, una decisión del colegiado, Estrada Fernández, cambiaría el desarrollo del partido. Tiago veía la segunda tarjeta amarilla tras tocar el balón con la mano y el arbitró le amonestó en una acción en la que el árbitro actúo quizás de una forma poco psicológica tal como se estaban desarrollando los acontecimientos. Manolo González tuvo que modificar el sistema a un 5-3-1 que en muchas ocasiones se convertía en un 5-4 sin referencia ofensiva. En los últimos minutos de la primera parte el Valencia comenzó a apretar y a pisar el acelerador, pero se topó con un Salva que realizó varias estiradas de nivel que sirvieron para mantener el empate en el electrónico al llegar al intervalo.

Tras el paso por vestuarios, Marcelino decidió meter más leña al fuego con la entrada de Batshuayi en lugar de un desacertado Gameiro para poder romper la muralla arlequinada. Los che tenían que poner algo más sobre el césped si querían llevarse la victoria a Mestalla ante un Ebro que solo le quedaba la opción de defender con uñas y dientes para buscar su oportunidad en alguna jugada aislada. El canterano Kang dio el primer aviso valencianista con un golpeo desde fuera del área que rozó el palo. Los aragoneses no hacían más que achicar agua en su área ante las avalanchas valencianistas pero de vez en cuando jugaban de tú a tú ante un rival de Champions. Los de Manolo González enlazaban algunas jugadas trenzadas que no acababan en peligro pero si que funcionaba como forma de dar un respiro.

David Mainz entraba por Raúl González en el Ebro para intentar dar un poco de aire fresco y buscar un aguja en un pajar en forma contra milagrosa. El cambio tuvo sus efectos y poco después del minuto 60 los de la Almozara rozaron el milagro. Cortés botaba una falta lateral que Jon Ander picaba con la cabeza ante Jaume y ponía el 1 a 0, la locura se imponía en La Romareda gracias a un Ebro que se adelantaba en el marcador tras haber jugado desde el minuto 30 con diez jugadores, había esperanza y 25 minutos por delante para obrar el milagro. Marcelino movía al equipo quitando a Vezo del campo por Coquelin para ser todavía más incisivo sobre la meta de Salva. Poco duraría la alegría en el conjunto aragonés. Santi Mina regateaba hacia dentro a su par y disparaba cruzado en un golazo del punta que celebraba con rabia el tanto del empate. Lo normal volvía a campear en el marcador a falta de un cuarto de hora en el que el conjunto de Segunda B no tenía nada que perder. Liñán tuvo en sus botas el 2 a 1 tras un mal despejes de puños de Jaume pero el mediocentro no fue capaz de dirigir con fuerza su disparo. La jugada siguiente acabó con todas las esperanzas arlequinadas. Santi Mina cabeceaba un centro de Wass y daba la vuelta al partido salvando tanto a Marcelino como al Valencia de un resultado sorprendente.

Con el 1 a 2 se acabaron la fuerza en las piernas de los jugadores aragoneses que no se vieron capaces de reaccionar fisícamente para intentar el empate. Diakhaby pudo poner el 1 a 3 con un cabezazo que se fue fuera por poco. Así se llegó al final del partido, La Romareda aplaudía el esfuerzo de los jugadores del Ebro que viajarán a Mestalla con la ilusión por bandera.

Ficha técnica:

CD Ebro: Salva; Jon Ander, Michele, Ubay, Ferrone; Sandro (Liñán, 75), Gerrit; Sergio Cortés (Dani Martínez, 68), Víctor García, Tiago; y Raúl González (Mainz, 60).

Valencia CF: Jaume Doménech; Vezo (Coquelin, 64), Diakhaby, Murillo, Lato; Wass, Carlos Soler; Ferrán, Kang In (Blanco, 83); Santi Mina y Gameiro (Batshuayi, 46).

Árbitro: Estrada Fernández (Comité Catalán). Expulsó a Tiago por doble amarilla (18 y 28). Amonestó a Manolo González, entrenador del Ebro (20), Murillo (33), Ferrán (52) y Lato (77).

Goles: 1-0, min. 61: Jon Ander. 1-1, min. 70: Santi Mina. 1-2, min. 79: Santi Mina.

Estadio: La Romareda ante 15.000 espectadores.

Jesús Chueca

Estudiante de Periodismo de la Universidad de Zaragoza. Actualmente sufriendo con nuestro Real Zaragoza desde Oporto.

También te podría gustar...