Real Oviedo – Real Zaragoza: El futuro está en juego

Irureta atrapa un balón aéreo. Fuente/Aupa Zaragoza

Los más románticos del lugar recordarán haber vivido este duelo en la máxima categoría del fútbol español a mediados de los años 90. El tiempo, como todo, ha pasado y ahora nos deja un duelo trepidante entre dos equipos que si pierden se verían muy perjudicados en la pelea por conseguir dar el visto bueno a la temporada. Solamente le restan cuatro partidos a la competición y Oviedo y Zaragoza siguen sin conseguir asegurar sus objetivos. El Oviedo se ha visto relegado en las dos últimas jornadas a estar fuera de los puestos de play off de ascenso, mientras que el Zaragoza sigue caminando con pasividad por la senda de la salvación y continua a 4 puntos de los puestos de descenso a Segunda División B.

El Carlos Tartiere será quien dictamine este sábado a las 21:00 la sentencia sobre el futuro de los carbayones en Segunda División. En el último partido del Oviedo como local, los de Fernando Hierro se vieron sorprendidos por un Alcorcón -0 a 1 a favor de los alfareros- que se jugaba la vida en una de las últimas intentonas madrileñas por salvar la categoría. En la jornada pasada, el Oviedo tampoco fue capaz de conseguir los tres puntos en su visita a Tarragona a pesar de que los asturianos tenían todo a su favor. En el minuto 24 ya vencían por 0 a 2 gracias a los tantos de De Pena y Toché. Sin embargo, el Nástic reaccionó en la segunda mitad gracias a dos disparos ajustados de Tejera que pusieron el 2 a 2 en el electrónico y mantuvieron a los visitantes fuera de los puestos de promoción. Una victoria resulta más necesaria que nunca tras la resurrección del Valladolid, que ya ha logrado adelantar a los ovetenses y se ha situado con los mismos puntos (56) que el Huesca, equipo que ahora mismo ocupa la última plaza de playoff.

En el apartado de altas y bajas, Fernando Hierro no podrá contar con los ya lesionados Jorge Ortiz, Domínguez y Varela. La relevancia de este partido ha provocado una semana un poco extraña en las instalaciones del Requexón. La precaución de lesiones ha sido la tónica positiva de los entrenamientos durante toda la semana evitando lesiones inesperadas que impidieran la presencia de algún futbolista en el choque del sábado. David Fernández, Susaeta o Hector Verdés han estado ausentes en alguna sesión preparatoria intentando recuperarse al 100% de sus molestias. Uno de los alicientes del encuentro es el duelo de delanteros en los dos equipos. Toché y Ángel se han convertido en los respectivos líderes de Oviedo y Zaragoza y sus goles han permitido que los dos conjuntos no hayan sufrido en exceso.  La única duda de Hierro es quién acompañara a Toché en la punta de lanza. Linares o Nando se juegan un puesto en el once, el delantero aragonés tiene ganada la partida al valenciano por jugar contra el equipo de su tierra.

El Real Zaragoza quiere certificar de una vez por todas su permanencia en la categoría de plata del fútbol español. El conjunto dirigido por César Láinez viaja a Oviedo después de tres partidos sin conocer la victoria y como es costumbre en la capital del Ebro las alarmas ya se han disparado. Los aragoneses vieron como dos puntos se les escapaban de la mano en el último instante por enésima vez esta temporada gracias a un gol de Aitor desde más de 30 metros. El Zaragoza se había adelantado en el marcador gracias a un nuevo tanto de Ángel al filo del descanso pero se dejó empatar por un Cádiz que no dejó de pelear en los 93 minutos que duró el partido.

El partido en Oviedo es considerado como un todo o nada para los aragoneses debido a la dificultad del calendario en las últimas tres jornadas. Primero deben asaltar el Tartiere en horas bajas, luego reciben en La Romareda al Rayo del “otro” Míchel que parece haber conseguido despertar esa chispa en los madrileños y luego tienen que viajar a Montilivi  en la penúltima jornada aunque quizás la fortuna sonría del lado zaragocista y el Girona haya ascendido ya a Primera División. El finiquito a esta temporada lo pondrá el Tenerife en La Romareda, jugándose seguramente una plaza de ascenso.

César Láinez ha citado a 19 jugadores para el encuentro. Entre ellos destaca la ausencia del internacional griego Samaras que se ha quedado en Zaragoza tras arrastrar problemas físicos desde el miércoles después de disputar un partido contra el filial. Láinez también deja en casa a Rai Nascimento, canterano de 18 años con el que había contado desde  hace unas jornadas debido a que el filial zaragocista se está jugando el play off de ascenso a Segunda B. Otras bajas a destacar son las de Dongou y Bagnack a la que hay que sumar la de larga duración de Wilk. Dongou ha sido sometido a una operación de rodilla esta semana que le mantendrá alejado de los terrenos de juego durante seis meses mientras que su compatriota Bagnack se encuentra concentrado con la selección sub-20 de su país. La buena noticia para el técnico aragonés es la vuelta de Fran Rodríguez a una convocatoria tras varias semanas en el dique seco. Cani vuelve a estar disponible tras cumplir su partido de sanción por protestar al colegiado en el choque ante el Reus. Edu Bedia completará el doble pivote junto a Zapater. El cántabro vuelve a su antiguo estadio, donde guardan un buen recuerdo.

Los tres puntos resultan vitales para las aspiraciones de los dos equipos. El Oviedo debe ganar sino quiere ver como Huesca o Valladolid ponen tierra de por medio con los puestos de promoción. Por su parte, el Zaragoza quiere alcanzar ya los 50 puntos que casi asegurarían la permanencia. Echando la vista al pasado, los ovetenses tienen las estadísticas a su favor. El Zaragoza solamente ha conseguido conquistar el Tartiere en una ocasión en Segunda División, fue en la temporada 2002-2003 en la que los maños vencieron por 0 a 2 en la graduación de un tal Ruben Gracia “Cani” como futbolista.

Posibles alineaciones:

Real Oviedo: Juan Carlos; Fernández, Verdés, David, Cristian Fernández; Torró, Erice, De Pena, Susaeta, Linares; Toché

Real Zaragoza: Ratón; Carcelén, José Enrique, Marcelo Silva, Cabrera; Ros, Zapater, Bedia; Lanzarote, Pombo, Ángel

Árbitro: Figueroa Vázquez del Comité Andaluz

Estadio: Carlos Tartiere, sábado 20 de mayo a las 21:00.