Villarreal 1 – 1 Málaga: Vicandi protagoniza el empate

Foto vía laliga.es

La matinal del domingo se presentaba interesante con un encuentro en el que el Villarreal debía vencer para mantener a raya al grupo de perseguidores que pugnan por entrar en Europa: Athletic, Celta, Las Palmas, Eibar, Espanyol…, y el Málaga necesitaba empezar a ganar tras una pésima racha de resultados desde la incorporación del Gato Romero como técnico, que obliga a los malagueños a rezar cada semana, para que los equipos que ocupan las últimas plazas sigan sin puntuar.

En el once castellonense destacaba la presencia de Álvaro González en defensa, en detrimento de Bonera, y en puestos de vanguardia, de los recuperados Soriano y Sansone por Rodri y por el malagueño Samu Castillejo. Este último, uno de los alicientes para el fiel público boquerón desplazado al Estadio de la Cerámica, que que le brindó un cálido aplauso cuando se incorporó al juego en el transcurso del encuentro.

También cambios (y más trascendentes) en el once malaguista, con el estreno de José Rodríguez y la titularidad, varios meses después, de Keko. También se puede calificar de sorprendente la ausencia de la convocatoria de Adalberto Peñaranda, que viajó pero acabó siendo descartado, o la titularidad del Chory Castro, con un rendimiento bastante pobre en los últimos encuentros.

El choque comenzó con dos conjuntos que derrochaban intensidad, y fruto de ello en el minuto ocho llegaba la primera gran ocasión. Fue para el castellonense Fornals, que obligó a Asenjo a realizar una gran parada para evitar el 0-1.

Pero solo cinco minutos más tarde el meta exmalaguista no pudo hacer nada cuando Charles remataba de cabeza un centro de Rosales para poner por delante a los andaluces. El Málaga tuvo otros cinco minutos de euforia tras el tanto y continuó apretando a los amarilllos, pero finalmente los de Escribá se hicieron con el mando del encuentro y la posesión del esférico y comenzaron a acumular ocasiones a favor.

En el minuto dieciocho Sansone no acertaba a impactar con el esférico dentro del área pequeña, y desaprovechaba una gran opción para empatar. El asedio seguía, y sobre todo los balones que llegaban desde las bandas eran los que creaban más problemas a la zaga malaguista.

A punto de llegar a la media hora de partido fue Trigueros el que obligó a Kameni a realizar una gran intervención, y cinco minutos más tarde otro disparo del centrocampista, rechazado por el meta camerunés fue aprovechado por Adrián para marcar, pero el asistente acertó señalando fuera de juego, ya que el también exmalaguista se hallaba en posición antirreglamentaria en el momento del primer remate.

Se llegó al descanso con un Villarreal que dominaba y un Málaga que, intrascendente por su flanco atacante izquierdo, desarbolaba a los locales con un gran Keko.

Comenzaba la segunda mitad con un Málaga que sufría el acoso castellonense, con una tripleta formada por Sansone, Soriano y Trigueros que hacía mucho daño. Los de Romero se refugiaban en las contras, aunque no resolvían ninguna con acierto.

Pero Vicandi Garrido se erigía como protagonista del choque a partir del minuto 54. Charles era agarrado claramente dentro del área, pero el vasco, en vez de señalar el punto de penalti, mostraba amarillas al propio Charles y a Camacho por protestar.

Y solo cinco minutos después el colegiado se volvía a equivocar, pero en el otro área, señalando la pena máxima a favor de los locales cuando Rosales parecía haber rebañado el balón al atacante amarillo.

Bruno transformaba el castigo y ponía el empate en el marcador. Resultado que era justo por el juego desplegado, pero injusto por las ocasiones aprovechadas.

Entre tanto, Keko, lesionado, dejaba su lugar a Jony, que también recogía el testigo de ser el mejor del Málaga, acumulando peligrosos disparos y buenos pases y reclamando también la titularidad.

Corría el minuto 71 cuando el guión sufría otro giro inesperado. Cuando la afición local esperaba culminar la remontada, Roberto Soriano sufría otra de sus “cruzadas de cables” y soltaba una patada sin balón a Camacho, que le costaba la roja directa.

El Málaga, con uno más, se sacudía el dominio local y tenía opciones de volver a adelantarse, sobre todo gracias a Jony, mientras que en las filas locales la salida de Samu Castillejo era un soplo de aire fresco. Y es que el malagueño en quince minutos volvió locos a sus excompañeros y estuvo a punto de ser el héroe del choque, pero Kameni lo evitó con una gran parada en tiempo de descuento.

Bonito partido el visto en el Estadio de la Cerámica, solo empañado por la mala actuación de Vicandi Garrido, con algunos errores de bulto que afectaron al marcador final.

Ficha Técnica:

Villarreal C.F.: Asenjo; Mario, Víctor Ruiz, Álvaro González, José Ángel; Dos Santos, Bruno, Trigueros (Rodri ’82), Soriano; Adrián (Bakambú ’69) y Sansone (Castillejo ’76).

Málaga C.F.: Kameni; Rosales, Luis Hernández, Demichelis, Miguel Torres; Camacho, José Rodríguez (Duda ’74), Pablo Fornals, Chory Castro (Ontiveros ’82), Keko (Jony ’62); y Charles.

Goles: 0-1 Charles, min. 13. 1-1 Bruno (P.), min. 60.

Árbitro: Iñaki Vicandi Garrido, perteneciente al Colegio de árbitros del País Vasco. Mostro tarjeta roja al local Soriano y amarillas a los visitantes Charles, Camacho, Keko, Demichelis y Duda.

Sobre Carlos Manuel Jiménez 297 Artículos
Trabajando en la Universidad de Málaga. Subdirector del desaparecido Diario de Málaga. Socio del Málaga en 3ª y en Champions.