El efecto Valverde

Fede Valverde llegó al RC Deportivo procedente del Real Madrid Castilla este verano. A priori, no se trataba de un jugador que ilusionara a la afición. Desconocido para muchos y sin experiencia en primera, parecía una apuesta arriesgada para un equipo que lucha por la permanencia.

Pese a ello, los informes que llegaban tanto desde Madrid, como de aficionados uruguayos eran muy buenos. Pajarito Valverde lo tenía todo. Un centrocampista con visión de juego, buen posicionamiento, físico, con criterio para jugar el balón y comprometido en defensa. Estas cualidades hicieron que Fede resaltara en el Mundial Sub-20, donde acabó ganando el balón de plata del torneo.

Ya en A Coruña, empezó a dejar muestras de su calidad. En pretemporada, se le vio con ganas de agradar e incluso marcó un gran gol desde el medio campo que dejó a la afición herculina con ganas de ver su rendimiento ante rivales de mayor envergadura.

La buena pretemporada con el Depor, permitió a Fede ser convocado con la selección absoluta de Uruguay. En su primer partido, se salió. Disputó los 90 minutos y marcó el primer gol en un partido clave para las aspiraciones mundialistas de su país. Día a día, Valverde seguía creciendo.

received_10212911318951633

El Deportivo de Pepe Mel no empezó bien la liga. El técnico no conseguía dar con la tecla. Tras una serie de derrotas, donde Fede casi no tuvo protagonismo, el entrenador madrileño decidió darle el rol de titular en un partido importante. Como con Uruguay. Y se salió. Contra el Alavés mostró todo su poderío. Si contra el Betis cometió un error que propició el segundo gol del conjunto sevillano, esta vez sería distinto. Empezó caído a una banda, posición nueva para él, pero eso no impidió que mostrara todas sus cualidades. Visión, lucha y criterio para sacar el balón. Incluso se atrevió con un par de disparos a puerta que se fueron por encima del larguero.

Desde ese momento, la joven promesa uruguaya se ganó un puesto en el once. Aunque normalmente empieza los partidos como interior, la aportación al equipo se nota de manera considerable. No tiene el regate o la velocidad de jugadores como Bakkali o Fede Cartabia pero Valverde da algo distinto: aprovecha su estilo de juego para dar más criterio en la salida de balón y, especialmente, ayuda constantemente en defensa. Ambos puntos son importantes: con Valverde el Depor juega mejor y, además, su rol en defensa permite cortar la sangría del equipo en las primeras jornadas, donde fue el más goleado de la competición.

Fede ha venido para quedarse. Si sigue así, parece que tendrá un puesto asegurado en el once titular. El conjunto blanquiazul no puede permitirse el lujo de no jugar con un internacional absoluto por Uruguay. Pajarito Valverde ya vuela con el Deportivo.