RC Celta 0 – 1 Shakhtar Donetsk: Faltó definición y toca remontada

Foto vía laliga

El Celta cae en Balaídos 0-1 frente al Shakhtar y deberá ir a Ucrania a remontar la eliminatoria. Los olívicos dominaron varias fases del encuentro, pero no atinaron a rematar con claridad. Los ucranianos asustaron a la contra y sacaron petróleo de una de ellas, en la que Blanco anotó el tanto de la victoria.

Hablábamos de bálsamo en la previa del encuentro y no lo encontró el Celta. El conjunto olívico vuelve a caer derrotado en 8 días que son para olvidar. Primero la eliminación copera frente al Alavés, el domingo una derrota frente al Atlético en un partido que ganaban en el minuto 80 y esta tarde, llegó otro nuevo mazazo. Los vigueses deben retomar a la senda del triunfo y tienen pocos días para mentalizarse de ello. El fin de semana espera Osasuna y el próximo jueves viajan a Ucrania, en donde tocará morir para intentar el pase.

Los olívicos no estuvieron atinados ante un rival que venía de descansar durante un mes, pero que no acusó el no competir, mostrando eso sí, un físico envidiable. Físico que le faltó al Celta en determinados momentos del encuentro, en los que se notó que el último mes y medio, con 3 partidos cada 7 días, causa estragos. Físico aparte, los gallegos no gozaron de claras ocasiones de gol, ni acertaron a disparar entre los tres palos. Mucha posesión y toque, pero poca productividad ofensiva.

Berizzo apostó por su XI de gala, con Bongonda, Guidetti y Aspas en ataque. El Celta salió muy metido y empezó generando peligro por mediación primero de Wass, con un centro envenenado y poco después, con una larga transición, que no acertó a finalizar Bongonda en boca de gol. Los ucranianos se dedicaban a defenderse y a esperar su momento a la contra, en donde demostraron ser un vendaval. Velocidad de crucero de sus extremos, apoyados por laterales que subían con maestría en apoyo y ahí radicaba su peligro.

Poco a poco, los de Paulo Fonseca fueron disputando la posesión, buscando balones rápidos en banda, a la espalda de los centrales y con transiciones rápidas. Dentinho pudo mandar el primer aviso, pero Cabral salió a su envite cortando una contra de esas de manual, que terminan en gol.

A los locales les costaba finalizar jugadas y ahí cometieron el primer error de la noche. Una falta botada por Wass, la rechazó la zaga y los ucranianos montaron la contra, con muchos efectivos saliendo en velocidad. Cuando circulaban por la medular, con tan solo Jonny cerrando, que se tropezó y propició que Marlos recibiese el pase de Fred, se recorriese el campo olívico, regatease a Sergio y disparase, se cruzaba Bongonda, que repelía, pero Blanco ponía la caña y aprovechaba el rechace a puerta vacía para anotar.

Mazazo para los locales, del que ya no se repondrían, a pesar de gozar de posesión y ocasiones. La pólvora parecía mojada en una tarde en la que se precisaban goles para dar la vuelta a la tortilla. Los de Fonseca se dedicaron entonces a aguardar y a salir en velocidad, en donde asustaban, acumulando superioridades de 7-3 o 6-4 con suma facilidad, pero tampoco estuvieron atinados para hacer una sangría.

Trenzaba el Celta y lo buscaba con posesiones largas, buscando que los hombres de ataque estuvieran libres o intentándolo con balones entrelíneas. Mucho ruido y pocas nueces porque los olívicos no generaban peligro. Si lo hacía el Shakhtar, que tuvo oportunidades de aumentar sus distancias, pero Sergio Álvarez primero y la mala puntería de Dentinho después, lo evitaron. La primera mitad finalizó con un balón muerto en el área, que Aspas no llegó a cazar y en el que Pyatov calentó el encuentro sacando un pie a pasear sin motivo aparente de peligro y buscando provocar al de Moaña. Primer error del colegiado lituano, que obviaba la tarjeta.

El partido se ensucia y el Celta reclama dos penaltis

La segunda mitad cambió de guión, las buenas formas de la primera mitad quedaron de lado y aparecieron los nervios de la eliminatoria. Los ucranianos empezaron a jugar más duro, ante el beneplácito de un colegiado al que le costó amonestar en varias ocasiones claras. Como un agarrón sobre Aspas, o varias faltas a Guidetti. Antes de ello, pudieron sentenciar los de Fonseca en una ocasión de Taison, pero no acertó a definir la contra.

Los de Berizzo se vinieron también arriba y comenzaron a asediar el área rival, pero sin finalizar con claridad. Cabral envió al limbo una buena jugada olívica. Tampoco acertó Guidetti cuando tenía que darse la vuelta y rematar, optando por un tacón sin destinatario para recibirlo. Buscaba el Celta al sueco, que tampoco pudo marcar en un pase de Wass, que cabeceaba hacia atrás un central, pero Pyatov molestaba y evitaba el tanto.

Y con el paso de los minutos y el juego haciéndose más duro, llegaron las dos jugadas polémicas del partido. La primera en una jugada que el Tucu se dispone a rematar, pero un jugador del conjunto visitante lo pisa primero y desequilibra después. No fue contacto suficiente para el colegiado, al que tampoco le bastó una caída de Guidetti en el área, derribado por un rival que se desentendía del balón.

La polémica y el juego intenso de los visitantes, terminaron por desquiciar a un Celta que propuso, pero no definió en lo que quedaba de encuentro. Rossi entró tarde, Pione no estuvo atinado, Guidetti no tenía su día y Aspas, aunque multiplicado en las labores del campo, no acertó a probar a Pyatov.

Los vigueses deberán ir ahora a tierras ucranianas para disputar un encuentro de vuelta muy complicado y en el que deberán salir a tumba abierta, con ese fútbol ofensivo al que nos tienen acostumbrados, pero que hoy no supieron mostrar. El pase a octavos pasa por remontada. En busca de otra noche europea llena de magia, solo miren al pasado.

Ficha Técnica

RC Celta: Sergio; Hugo Mallo, Cabral, Roncaglia, Jonny; Wass, Radoja (Jozabed, 74′), Pablo Hernández, Aspas, Guidetti (Rossi, 84′), Bongonda (Pione Sisto 58′)

Shakhtar Donetsk:  Pyatov; Srna, Ordets, Rakitsky, Ismaili; Malishev, Fred, Marlos (Azevedo, 94′), Taison (Bernard, 84′); Dentinho (kovalenko, 45′); y Blanco Leschuk

Goles: 0-1, Blanco, min.26.

Árbitro: Gediminas Mazeika. Amonestó a Radoja, Wass y Aspas (Celta); y a Taison, Srna, Rakitskiy, Malyshev y Ordets (Shakhtar).

Sobre Javier Taboada Valdés 225 Artículos
Periodista ourensano, especializado en deporte. Cofundador de Social Media Sports. He pasado por varios medios de comunicación como La Voz de Galicia, RNE, Onda Joven Radio y La Sexta Deportes. Actualmente colaboro en diferentes webs como VAVEL.com Siareiros.org o Revista Rebumbio. Los Otros 18 se suma a mis proyectos. Inconformista y luchador, trato de abrirme un hueco en este mundillo tan complicado.