Las lesiones, un constante quebradero de cabeza para el Atleti

Vrsaljko se lleva las manos a su rodilla | Foto: Yahoo Sports

En lo que va de temporada, la enfermería del Atleti ha estado siempre con la puerta abierta, pero no con lesiones musculares y de poco alcance, no. Todo lo contrario. El equipo colchonero ha sufrido una plaga de lesiones de larga duración en jugadores claves durante esta temporada, lo cual ha hecho que, tanto Simeone como la directiva, hayan estado haciendo vilipendios para configurar un XI tipo.

Para empezar, estaba terminando el periodo de traspasos, y entonces se lesionó en la cadera Moyá. Esto provocó que el Atleti tuviera que traer de vuelta a Moreira a las filas del conjunto rojiblanco hasta que se recuperara el guardameta balear. Más tarde, a mediados de septiembre, se produjo una de las lesiones más importantes que ha sufrido el conjunto del Manzanares; Augusto se rompía el cruzado. Pero los problemas para el argentino no acababan solo en la rotura. El jugador tuvo que pasar 2 veces por el quirófano para tratarse bien la lesión, lo le propició que tuviera que estar más tiempo fuera de los terrenos de juego, hasta tal punto que todavía no se le ha visto en el verde desde entonces. Se prevé que vuelva el próximo mes. Conclusión 8 meses de calvario para el mediocentro.

Tiempo más tarde, en diciembre llegaría la gota que colmaría el vaso. Primero Filipe Luis sufriría una lesión muscuar de grado II que le apartaría de los campos durante un tiempo. Después, contra el Villarreal, Tiago que venía haciendo buenos partidos, tendría que retirarse del campo por lesión. El portugués desde entonces no ha vuelto a ser el que era y se le ha visto poco en los partidos, a eso hay que añadirle la lesión que tuvo en la tibia y peroné en noviembre de 2015 que lo apartó del fútbol hasta mayo, y la edad, pues el próximo mes de mayo Tiago cumplirá 36, con lo que parece que su estancia como jugador de fútbol profesional acabará pronto. Pero ahí no terminaba la debacle del Atleti, en ese mismo encuentro Oblak, el santo de la portería sufriría una luxación en el hombro que lo mantuvo fuera hasta el pasado mes de febrero. Lo bueno es que ya estaba Moyá, pero el Atleti tuvo que llamar de nuevo a Moreira porque, el, en teoría, tercer portero de los rojiblancos, Bernabé también había caído lesionado. Moyá cubrió bien los palos hasta la vuelta de Oblak, pero la parroquia rojiblanca echaba de menos las paradas del esloveno, esto quedó patente el miércoles pasado contra el Bayer Leverkusen, cuando el 13 hizo tres intervenciones en 4 segundos.

Pasó el tiempo el Atleti seguía con su mal de ojo. El 2 de marzo pudo ser un día que pasara a los anales del Atlético de Madrid por una tragedia; Fernando Torres tras recibir un golpe involuntario de Alex Bergantiños, en el partido que disputaba el conjunto colchonero ante el Deportivo, caía inconsciente al suelo chocando su cabeza violentamente contra él. El pánico cundió por momentos. Todo quedaría en un susto y un traumatismo craneoencefálico. Ayer, contra el Sevilla la afición rojiblanca pudo volver a ver a ‘El Niño’ jugando.

Savic, hace una semana contra el Granada, se partía la nariz. Conclusión máscara y a jugar. Pero ahí no acaba la cosa, el destino que están variopinto le tenía preparado algo para la defensa del Atleti. Giménez también se partía la nariz contra el Bayer Leverkusen. 2 defensas con máscaras. Situación digna de análisis de Iker Jiménez.

Para acabar, Vrsaljko se retiraba ayer cen el minuto 2 lesionado. Empezaron a surgir rumores con los ligamentos y roturas, lo cual hacía que los aficionados colchoneros se llevaran las manos a la cabeza. El croata estaba siendo uno de los mejores, en lo que llevamos de 2017 y empezaba a desmarcarse de Juanfran por la titularidad en el lateral derecho. Pues bien, finalmente se quedó en una fisura en el ligamento y no tendrá que someterse a cirugía. Eso sí, tendrá que estar apartado de los terrenos de juego durante 4 semanas.

Si a todo esto se le añade las pequeñas lesiones que ha tenido el Atleti con Godín y sus isquitiobiales tiempo atrás, Gameiro y su lesiones abdominales y en la ingle, Gabi y sus dedos rotos producido por una lesión doméstica, Carrasco y su problema en el tendón de aquiles o Juanfran y su lesión muscular, podría resumir esta temporada del Atleti que ha sido una jornada constante de puertas abiertas en la enfermería del equipo rojiblanco.